Inicio El contrato de Franquicia
Array

El contrato de Franquicia

Intrducción:

El contrato de Franquicia tiene su origen a fines del siglo XIX en Estados Unidos como método de distribución y venta de mercaderías a través de terceros. Por ejemplo, fue utilizado por la General Motors desde 1898 para la venta de automóviles o por Singer Sewing Company para la distribución y venta de máquinas de coser, y en 1899 Coca Cola comenzó a otorgar franquicias para el embotellamiento.

Ya en los comienzos del siglo XX el formato de negocio comenzó a ser utilizado por las empresas petroleras para sus estaciones de servicio. Luego de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno federal de Estados Unidos, a través de la Small Business Administration, estimuló financieramente el crecimiento de este tipo de negocios, alcanzando su máxima expresión de éxito con la expansión de la cadena Mc Donals.

 

Franquicias en Argentina

Si bien existieron algunos casos muy puntuales con anterioridad, las presencias de las franquicias en Argentina y su posterior auge como uno de los más efectivos sistemas de expansión comercial, se dieron con el retorno a la democracia en 1983. En cantidad de franquicias con presencia en el territorio, Argentina es el tercer país en la región detrás de Brasil y México. Sin embargo, es el primer exportador de franquicias de América Latina, con un total de 113 marcas repartidas en 56 países, seguido por Brasil con 91 y México con 83.

 

Definición:

Desde un punto de vista comercial, o económico, es considerado un sistema de distribución comercial, o sistema de retail. Es unánime la aceptación de las ventajas económicas que plantea este formato de negocio.

Desde el punto de vista jurídico, hasta su definición en el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, recibía el tratamiento de un contrato innominado. Una relación contractual encuadrada en el artículo 1197 del Código Civil, de características organizativas y empresariales.

Para la Asociación Internacional de Franquicia Comercial “una operación de Franquicia es una relación contractual entre un franquiciante y un franquiciado en la cual el franquiciante ofrece o es obligado a mantener un interés permanente en el negocio del franquiciado en aspectos tales como el know how y la asistencia técnica; el franquiciado opera bajo un nombre comercial conocido, un método y/o un procedimiento que pertenece o que es controlado por el franquiciante y en el cual el franquiciado ha hecho o harpa una inversión sustancial en su propio negocio con sus propios recursos”.

A partir de la sanción del Código Civil y Comercial de la Nación, el contrato de Franquicia se encuentra regulado en el Capítulo 19 del Libro Tercero – Derechos Personales –, artículos 1512 a 1524.

El artículo 1512 define que “hay Franquicia comercial cuando una parte, denominada franquiciante, otorga a otra, llamada franquiciado, el derecho a utilizar un sistema probado, destinado a comercializar determinados bienes o servicios bajo el nombre comercial, emblema o la marca del franquiciante, quien provee un conjunto de conocimientos técnicos y la prestación continua de asistencia técnica o comercial, contra una prestación directa o indirecta del franquiciado.

El franquiciante debe ser titular exclusivo del conjunto de los derechos intelectuales, marcas, patentes, nombres comerciales, derechos de autor y demás comprendidos en el sistema bajo franquicia; o, en su caso, tener derecho a su utilización y transmisión al franquiciado en los términos del contrato.

El Franquiciante no puede tener participación accionaria de control directo o indirecto en el negocio del franquiciado.”

 

Los elementos esenciales de este contrato:

a.- Licencia de uso de una marca o nombre comercial y otros derechos de propiedad intelectual.

 

b.- Relación de distribución.

 

c.- Método o sistema comercial (know how).

 

d.- Control y asistencia técnica del franquiciante.

 

e.- Integración de una red comercial.

 

f.- Pago de canon y/o regalías.

 

g.- Independencia jurídica y empresarial.

 

Características:

  1. Oneroso

Ya que una de las partes (franquiciatario) obtiene una ventaja a cambio de una contraprestación en dinero a favor de la otra (franquiciante).

 

  1. Conmutativo

Porque desde el momento de la celebración cada una de las partes conoce las obligaciones y ventajas que le corresponden.

 

  1. Consensual

Porque queda perfeccionado y genera los efectos jurídicos correspondientes desde el momento en que las partes manifiestan su consentimiento.

 

  1. Bilateral

Porque cada una de las partes se encuentra obligada respecto a la otra, existiendo prestaciones recíprocas para cada una

 

  1. Tracto Sucesivo

Las obligaciones que se generan para cada parte no se agotan en el momento de la celebración del contrato sino que perduran más allá de éste.

 

Conclusión:

 

La franquicia es un negocio moderno y confiable, en el cual el franquiciado puede invertir su capital y el riesgo va a ser menor respecto de un negocio independiente.

Esto permite y ha favorecido al crecimiento de nuevos empresarios iniciadores, que ingresan en el mercado con un mejor posicionamiento.

Lo que quiere decir que también se favorecen los franquiciantes, ya que además de captar cada vez más clientes su marca se hace más conocida.

Alumno: Gonzalo Dario Tecilla

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía