Inicio ¿Cómo se puede aplicar la ética dentro del Comercio Internacional?
Array

¿Cómo se puede aplicar la ética dentro del Comercio Internacional?

Se entiendo por Ética a la disciplina filosófica que estudia el bien y el mal, y al mismo tiempo sus relaciones con la moral y el comportamiento humano. La moral, aunque mucha gente se confunda estos dos conceptos y piensen que son sinónimos, es el conjunto de normas, costumbres y hábitos que se establecen en una sociedad. En este trabajo práctico, voy a exponer la esencialidad de una película basada en el tráfico internacional de armas internacional  “El señor de la guerra”.

Poniendo en relación lo que hacía Nicolas Cage, protagonista de la película, era básicamente el trabajo de un despachante aduanero. Él enviaba y recibía cargamentos de armas de diferentes países, preparaba los documentos correspondientes y los retiraba de la Aduana, pero a diferencia de lo esperado por un despachante profesional, lo hacía de forma ilegal. Desde un principio se ve como este personaje se relaciona con las diferentes normas compartidas dentro de la sociedad. No tiene ningún aprecio ni le tema a las normas jurídicas. No contempla las normas religiosas ya que no le teme al castigo divino. Pero si se siente afectado por las normas morales y las sociales ya que muchas veces siente culpa por lo que hace, causándole cierto remordimiento y además temiendo al rechazo social.

Para pensar en su conducta y accionar, teniendo de un lado los Actos Humanos, que son los que preceden a la voluntad deliberada del hombre y se realizan por su propia voluntad, y por otro lado los Actos del Hombre, que son los que se realizan sin consciencia, es decir, se hacen por necesidad o instinto, deberíamos pensar que la misma se encuentra dentro de los primeros, ya que él sabía muy bien que lo que hacía estaba mal, pero de todas maneras, haciendo uso de su razón y voluntad y con plena libertad, lo hacía igualmente.

Para analizar desde la moral su conducta, podríamos decir que lo que motivaba a este sujeto a realizar dichos actos era la ambición y que a través del contrabando de armas fue en aumento. La consciencia del fin estaba ya que este personaje sabía que lo que hacía estaba mal, que era ilícito, pero sin embargo prefería hacerlo por el rédito económico. Los medios que utilizaba para llevarlo a cabo era esconder la droga siempre en los contenedores. Siempre quedaba en libertad de todos los procesos judiciales ya que el poder generado por las ventas de armas a diferentes países lo convirtieron en un magnate y podía comprar todo tipo de favores. Todo ocurría en el contexto de las diferentes Aduanas de distintos países, bajo las circunstancias del comercio ilegal de armas.

Dada esta breve descripción de la película, y haberla puesto en relación con algunos de los varios temas que vimos en el cuatrimestre voy a explicar cómo se relaciona la ética de la película “El señor de la guerra” y como lo aplicaría yo el día de mañana como futuro profesional.

La ética, como dijimos previamente, es la disciplina filosófica que estudia el bien y el mal, y al mismo tiempo sus relaciones con la moral y el comportamiento humano. No todas las personas son iguales, por lo tanto no todos tienen el mismo concepto de ética. En el caso de esta película, donde una persona deja asesinar a su propio hermano con tal de no arruinar un negocio millonario, muestra que la propia autorrealización está por encima de todas las otras necesidades dentro de su escala de valores y es lo que prioriza. Esto se relaciona con el egoísmo ético, que define que el individuo apunta a obrar solamente para tu propio interés, y que esta es la única forma de obrar. Posiblemente uno pueda actuar para ayudar a otros, pero solamente si esta ayuda que se brinda en algún momento también trae un beneficio para uno a futuro. Esta persona debería ser juzgada ya que cometió crímenes. Era consciente de lo que hacía y nadie lo obligó a hacerlas. Podríamos decir entonces, que es libre de coacción tanto externa como interna, ergo, puede ser juzgado.

Hoy en día, el tráfico tanto de armas como de otras sustancias o productos ilegales no se puede hacer sin el aval de los medios gubernamentales. No es solamente la persona que decide adquirir el producto el que hace mal, la persona que lo comercializa, el gobierno que deja que esto pase, el gobernador que sabe que pasa pero se reditúa de esto. En fin, todos tienen una parte de la culpa de los problemas de contrabando. No existe hoy en día producto que no haya llegado al mundo entero, lo que un día esta en China al otro puede estar en Argentina, la globalización se extendió y está al alcance de todos.

Siendo un futuro profesional Despachante de Aduana, no solo tenes un rol crucial como parte de un proceso de exportación o importación. Estas avalando que la mercadería que envías o recibís está en buen estado, tu palabra esta en un papel que después va a ser visto por todos los que quieran saber lo que está dentro del contenedor, tu responsabilidad profesional está en juego. La conducta no solo se transmite por tratar bien a una persona o seguir las leyes judiciales que impone tu país, también pasa por cómo te presentas vos antes los demás. Si tu trabajo falta a la ética profesional enviando cosas ilegales, la moral que podes llegar a tener es tan baja como la del que la recibe y vende del otro lado. La responsabilidad de un despachante comienza desde que entra la mercadería en el buque, hasta que llega al puerto de destino, donde es revisada por la Aduana y recibida por la persona en el destino.

Bibliografía:

Escobar Valenzuela – Introducción de la Ética.

Sánchez Vázquez – Capitulo 3, La esencia de la Moral.

Sánchez Vázquez – Capitulo 5, Responsabilidad Moral, Determinismo y Libertad.

Código de Ética del Despachante de Aduana.

 

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía