Inicio RECOMENDACIONES PARA TRABAJADORES EXPUESTOS AL FRIO
Array

RECOMENDACIONES PARA TRABAJADORES EXPUESTOS AL FRIO

Cuando los trabajadores realizan tareas en el frío, hay muchos riesgos. Algunos peligros de las temperaturas frías son obvios, pero otros son difíciles de observar. A veces se puede pensar incluso que no hace mucho frío, pero aun así una enfermedad o lesión relacionada con el frío puede causarle daño. Cuando tenga que trabajar en el frío, siempre esté preparado y atento a los peligros.

Prepárese!!!

Los trabajadores que tengan que estar expuestos al frío deben ponerse ropa abrigada que sea adecuada para la temperatura. Póngase varias capas de ropa holgada, porque cada capa lo aísla más del frío.

Protéjase las manos con guantes y la cabeza con una gorra o la capucha del abrigo. En condiciones de tiempo húmedas, use zapatos impermeables con buena tracción. Asegúrese de que su equipo para el frío no impida el movimiento ni bloquee la visión. La seguridad de usted y de sus pares debe ser una prioridad. Sepa que las temperaturas frías pueden causar enfermedades y lesiones.

Prepárese para trabajar en el frío, aun cuando las temperaturas frías no sean extremas. Es obvio que el frío intenso y los vientos fuertes pueden hacerle daño, pero, ¿sabía que puede sufrir una enfermedad o lesiones causadas por el frío a temperaturas  de alrededor de 15.5 °C?

Esté atento a los peligros!

Hipotermia

Uno de los mayores peligros de trabajar en el frío puede ser el más difícil de identificar. La hipotermia  sucede cuando la temperatura del cuerpo desciende a menos de 35 °C. La hipotermia leve puede causar confusión y quizás usted no se dé cuenta de que algo anda mal hasta que sea demasiado tarde. Tener mucho frío también le puede afectar el juicio y hacerlo cometer errores en el trabajo que a veces pueden ser mortales.

Los primeros síntomas de hipotermia incluyen escalofríos, cansancio, pérdida de la coordinación y estado de confusión. A medida que el cuerpo pierde más calor, los escalofríos pararán, su piel se tornará azulada, las pupilas se dilatarán, el ritmo del pulso y la respiración disminuirán, y perderá el conocimiento.

Congelación

Muchas partes del cuerpo son propensas a la congelación, incluidos los dedos de las manos y los pies, la nariz y las orejas. La congelación se produce cuando una parte del cuerpo se congela y se daña el tejido. Si no se puede salvar el tejido, esa parte del cuerpo probablemente tenga que ser extirpada para evitar peores problemas de salud. Las señales de advertencia incluyen entumecimiento u hormigueo, ardor, o dolor en o cerca de la parte del cuerpo afectada. Evite la congelación estando al tanto de las temperaturas y usando ropa protectora como guantes y gorros para el frío, y zapatos con aislamiento. Cuanto más frío haga, más rápido se produce la congelación, por lo que usted no debería permanecer en el frío más tiempo de lo necesario.

A veces la temperatura fría puede causar daños en la piel y sabañones. Este problema puede causar cortaduras en la piel, hinchazón, ampollas, enrojecimiento y picazón. También puede ocurrir a temperaturas de 15.5 °C.

Prepárese para el frío

Si tiene que trabajar expuesto al frío, use siempre ropa adecuada para la temperatura. Recuerde que exposiciones prolongadas a temperaturas frías pueden hacer que tome decisiones erradas o que reaccione más lentamente de lo normal. Informe a su supervisor si no lleva ropa lo suficientemente abrigada. Preste atención a las señales de advertencia y a los síntomas de hipotermia, congelación u otras enfermedades o lesiones relacionadas con el frío. Recuerde siempre que su salud es lo más importante y tiene el derecho de preservarla ante todos los riesgos que se presenten durante su jornada laboral.

 

Artículo anteriorLA EUTANASIA
Artículo siguienteFajas lumbares para manipulación de cargas

Reservá tus vacaciones

Fotografía