Inicio contaminacion abmosferica
Array

contaminacion abmosferica

Características de los contaminantes atmosféricos:

  • Monóxido de carbono (CO): Es peligroso para las personas y los animales porque se fija en la hemoglobina de la sangre, impidiendo el transporte de oxígeno en el organismo. Es inodoro y en un medio cerrado, su concentración lo hace muy tóxico, incluso mortal. Los motores de combustión interna de los automóviles emiten monóxido de carbono a la atmósfera por lo que en las áreas muy urbanizadas tiende a haber una concentración excesiva de este gas hasta llegar a concentraciones de 50-100 ppm, tasas que son peligrosas para la salud de las personas.
  • Dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera está aumentando de forma constante debido al uso de carburantes fósiles como fuente de energía, causando un incremento de la temperatura de la Tierra o efecto invernadero.
  • Monóxido de nitrógeno u óxido de nitrógeno (NO): es un gas incoloro y poco soluble en agua que se produce por la quema de combustibles fósiles en el transporte y la industria. Se oxida muy rápidamente convirtiéndose en dióxido de nitrógeno (NO2) y posteriormente en ácido nítrico (HNO3) , produciendo así lluvia ácida.
  • Dióxido de azufre (SO2), La principal fuente de emisión es la combustión del carbón que contiene azufre. Al oxidarse forma ácido sulfúrico (H2 SO4) un componente de la lluvia ácida que es nocivo para las plantas, los materiales de construcción (piedra caliza o mármol) Los contaminantes que pueden formar la lluvia ácida pueden recorrer grandes distancias, y los vientos los trasladan miles de kilómetros antes de precipitarse con el rocío, la llovizna, o lluvia, el granizo, la nieve o la niebla normales del lugar, que se vuelven ácidos al combinarse con dichos gases residuales.
  • Ozono (O3) es un constituyente natural de la atmósfera, pero cuando su concentración es superior a la normal se considera como un gas contaminante. Su concentración a nivel del mar, puede oscilar alrededor de 0,01 mg kg-1. Cuando la contaminación debida a los gases de escape de los automóviles es elevada y la radiación solar es intensa, el nivel de ozono aumenta y puede llegar hasta 0,1 kg-1. Las plantas pueden ser afectadas en su desarrollo por concentraciones pequeñas de ozono. El hombre también resulta afectado por el ozono a concentraciones entre 0,05 y 0,1 mg kg-1, causándole irritación de las fosas nasales y garganta, así como sequedad de las mucosas de las vías respiratorias superiores.
  • Clorofluorocarbonos (CFC) tienen efectos potencialmente negativos porque contribuyen de manera muy importante a la destrucción de la capa de ozono en la estratosfera, así como a incrementar el efecto invernadero. Son utilizados en la industria frigorífica, aires acondicionados, refrigeradores domésticos, plásticos expandidos (poliuretano y polietileno) y en productos de aerosol como cosméticos, alimentos, pinturas e insecticidas, además de utilizarlos en solventes para la limpieza de componentes electrónicos. Los CFC son hidrocarburos en los cuales los átomos de hidrógeno han sido sustituidos, totalmente o en parte, por átomos de cloro y de flúor. Asciende hasta la estratosfera, donde la protección del ozono es menor y una radiación ultravioleta lo descompone, liberando un átomo de cloro que a su vez reacciona con el ozono y produce oxígeno y un óxido de cloro (ClO). Este último reacciona con varios átomos de oxígeno, que vuelven a dejar un átomo de color suelto, y el ciclo se repite. Asimismo, la destrucción de la molécula de CFC ha liberado también un compuesto con electrones libres, que, a su vez, buscan

Reservá tus vacaciones

Fotografía