Inicio TERMAS DE FIAMBALA DEPARTAMENTO TINOGASTA UN !! LUGAR ATRACTIVO ¡¡
Array

TERMAS DE FIAMBALA DEPARTAMENTO TINOGASTA UN !! LUGAR ATRACTIVO ¡¡

Fiambalá es una localidad rural y urbana perteneciente al departamento Tinogasta, distante a 320 kilómetros al oeste-noroeste de San Fernando del Valle de Catamarca. Se trata de una de las localidades más importantes de la Región Oeste de la provincia y una de las más conocidas a nivel nacional e internacional. Fiambalá se hizo famosa a partir del año 2009 ya que fue sede del Rally Dakar, al igual que en años subsiguientes, lo que le valió la denominación de Capital Mundial del Dakar.

Lugar de actividades rurales tradicionales como la producción de vid y olivo y la cría de ganado ovino y caprino.
Fiambalá en la actualidad es sinónimo de turismo, la nueva “industria sin chimenea”. Esta actividad forma parte de su función actual con un sinfín de atractivos naturales y culturales que han de convertir por qué no a esta localidad en la capital provincial del turismo.
Fiambalá es una localidad de 4639 habitantes que se concentran en un ámbito rural y urbano a orillas del Río Abaucán en la base del valle homónimo, se trata de un punto estratégico desde donde tenemos acceso a un sinnúmero de atractivos naturales y culturales, algunos más cercanos, otros más lejanos, que convierten a Fiambalá en una de las opciones más recomendables para hospedarse en pos de conocerlos. Podemos mencionar entre esos atractivos naturales las aguas termales, las dunas, la Quebrada de Las Angosturas, El valle de Chaschuil, Los Seismiles, el Paso de San Francisco, etc. También encontramos atractivos culturales dentro de la localidad como los viñedos y bodegas de vino o los museos temáticos y en las afueras del pueblo, como la Ruta del Adobe.

La localidad de Fiambalá se encuentra situada a 1500 metros sobre el nivel del mar sobre la base del Valle del Abaucán enmarcado por la Sierra de Fiambalá al este y la Sierra de Narváez al oeste. Hacia el este del valle es posible observar la presencia de grandes abanicos aluviales formados por material sedimentario depositado proveniente del desgaste de la Sierra de Fiambalá. A su vez, hacia el noreste de Fiambalá encontramos el gran campo de dunas entre las localidades de Saujil, Medanitos y Tatón donde se encuentra la duna más alta del mundo, la Duna Federico Kirbus, de 1230 metros de altura neta.
El clima de Fiambalá se caracteriza por su gran aridez, que implica una importante heliofanía como así también una gran amplitud térmica. Esto significa que se dan demasiados días despejados y si bien las temperaturas diurnas pueden ascender demasiado debido a la fuerte insolación, las noches son frescas debido al descenso de la temperatura propiciado por la baja humedad. Esas condiciones son muy adecuadas para el cultivo de la vid, tan característico del oeste catamarqueño.
Son frecuentes los vientos desecantes que descienden desde la zona montañosa desde el cuadrante oeste. Estos vientos secos, conocidos como Viento Zonda suelen ser moderados y en ocasiones fuertes, y son los responsables del transporte del fino material que al acumularse forman dunas, algunas de pequeño tamaño y otras gigantes como mencionó

Las aguas emergen a 1750 msnm. Y se concentran en 14 piletas de piedra cordillerana con temperaturas que varían entre los 51 y 28 grados centígrados. En el lugar, y a pocos metros del agua, existen pequeñas habitaciones, mini hostería para alojamiento y asadores.

Las Termas de Fiambalá reciben actualmente turistas de diferentes partes del mundo, que disfrutan sumergiéndose en sus aguas para renovar energías y recibir el poder curativo que aporta su riqueza mineral.

Son altamente sedantes y relajantes del sistema nervioso, limpian los tejidos, desintoxican el organismo y permiten una mejora en la salud de los viajeros. Las aguas emergen a 1.750 m.s.n.m., concentrándose luego en 14 piletas de piedra cordillerana con temperaturas que varían entre los 28° C y 51° C.

Reservá tus vacaciones

Fotografía