Inicio Protección contra incendios
Array

Protección contra incendios

PROTECCIÓN CONTRA INCENDIO                                                            

La protección contra incendios consiste en la selección de medidas, en vistas de anticipar, alarmar o extinguir cualquier combustión involuntaria. Dichas medidas son aplicadas para:

*Salvar vidas humanas

*Minimizar las pérdidas económicas producidas por el fuego.

*Conseguir que las actividades del edificio puedan reanudarse en el plazo de tiempo más corto posible.

AL momento de determinar que medida debo adoptar para proteger un edificio, es conveniente conocer el material combustible distribuido en el ambiente, ya que este factor dará una característica particular al desarrollo del fuego.

Como primera instancia es conveniente también, que en forma simultánea conozcamos la definición del fuego y  cuáles son sus propiedades. A continuación veremos su definición y porque es importante que lo sepamos.

¿QUE ES EL FUEGO?

El fuego es uno de los fenómenos de la naturaleza más fascinante. Básicamente el fuego es una reacción química violenta que genera calor y llama”. Los niveles de temperatura que se generen dependen de la naturaleza del combustible que se queme. El  mismo está compuesto de tres elementos o componentes: combustible, comburente y temperatura, formando todos en su conjunto el conocido triangulo del fuego. Esta figura es una representación gráfica que nos indica cuales son los elementos que componen al fuego, y que partiendo de esa base la ausencia de cualquiera de ellos provocaría su extinción. Un ejemplo muy claro para clarificar este concepto es el siguiente: Tomemos el mechero de una cocina a gas: alrededor de él hay aire (O2), si arrimamos un fósforo encendido (temperatura) no tendremos fuego hasta tanto no le hacemos llegar el gas (combustible); para apagar este fuego simplemente cerramos el paso de gas. De esta manera atacamos al fuego o actuamos, sobre el lado combustible del triángulo. Otro ejemplo es cuando encendemos una vela contamos con el pabilo (combustible), el aire (O2) y el fósforo (temperatura) para apagarla podemos utilizar un vaso de vidrio invertido en el que colocamos la llama en su interior y veremos así que la misma va disminuyendo de volumen hasta extinguirse. Con este ejemplo demostramos que el porcentaje de O2 en el interior del vaso va disminuyendo hasta llegar a un nivel en el que el fuego no puede vivir y por tal razón muere.

TRIANGULO DEL FUEGO

*Combustible: se trata del elemento principal de la combustión, puede encontrarse en cualquiera de los tres estados (lí
quido, solido y gaseoso).

*Comburente: compuesto químico capas de oxidar la materia. El oxigeno es el comburente por excelencia ya que se encuentra presente en toda la atmósfera. Existen algunos gases capaces de cumplir la función de comburente además de oxigeno, como por ejemplo óxidos de nitrógeno entre otros.

*Temperatura: es una magnitud física que refleja la cantidad de calor, ya sea de un cuerpo, de un objeto o del ambiente.

TETRAEDRO DEL FUEGO

Al triangulo del fuego se le agrega otro factor la REACCIÓN QUIMICA. Este proceso se conodescargace como el tetraedro del fuego. Una ración en cadena es un fenómeno que se produce cuando se excitan los radicales libres, generados por en un proceso combustivo, estos a su vez desprenden esa energía en moléculas cercanas provocando otra vez el mismo fenómeno, formando un ciclo de reaccion. De esta forma se favorece a la propagación del fuego.

Como se menciona en párrafos anteriores es importante adquirir dichos conocimientos para seleccionar el método de extinción más eficaz, determinando  que elemento del tetraedro del fuego es conveniente a atacar en caso de que ocurriera un siniestro. Pudiendo adoptar los siguientes métodos.

Por ELIMINACIÓN Combustible (Ej.: aislar o sectorizar el combustible)

Por SOFOCACIÓN Comburente (Ej.: extintores de espuma, arena, manta ignífuga)

Por ENFRIAMIENTO Energía (Ej.: agua)

Por INHIBICIÓN Reacción en cadena (Ej.: puertas corta fuego)

Para facilitar la adecuada aplicación de los agentes extintores en las diversas circunstancias en que se producen los incendios, la ingeniería del fuego los ha calificado:

*Clase A: Fuego de materiales combustibles sólidos ordinarios (madera, tejidos, papel, goma, etc.) que necesitan para su extinción los efectos de enfriamiento.

*Clase B: Fuego de líquidos combustibles o inflamables (pinturas, grasas, solventes, nafta, etc.) cuya extinción se logra eliminando el aire (O2), inhibiendo la emisión de vapores combustibles o interrumpiendo la reacción de combustión.

*Clase C: Fuego de equipos o elementos eléctricos bajo tensión, en los que, para seguridad de las personas que pretenden la extinción, exige el empleo de un agente que no sea conductor de la electricidad. (Cuando el equipo eléctrico no está bajo tensión, desconectado, en estantes, en depósitos, etc., puede resultar adecuado utilizar agentes extintores de clase A o B)

*Clase D: Fuegos de ciertos metales combustibles, tales como magnesio, titanio, zirconio, sodio, potasio, etc., que requieren un medio extintor que absorba el calor y que no reaccione con los metales incendiados.

*Clase K: A raíz de haberse observado una gran dificultad en la extinción de inimagesincendios en freidoras industriales, se hizo esta clasificación particular para este tipo de fuegos. Se lo denomino entonces Fuego K (por la inicial del vocablo inglés Kitchen que significa cocina).

 MEDIDAS PASIVAS Y ACTIVAS

Siguiendo con el lineamiento progresivo que se viene desarrollando, es hora de mencionar que medidas de protección contra incendio podemos adoptar teniendo claro los conocimientos previamente enunciados. Como primera instancia se procederá a diferenciar a dos grandes grupos, bien diferenciados en cuanto a las políticas preventivas a adoptar, que son las medidas PASIVAS o ACTIVAS.

 MEDIDAS PASIVAS

Son el conjunto de diseños y elementos constructivos de un edificio que presentarán una barrera contra el avance del incendio, confinándolo a un sector, y limitando por ello las consecuencias del mismo.

Los medios pasivos de protección contra incendios se encuadran dentro de dos elementos inherentes a todo edificio o instalación industrial:

  • Los elementos estructurales.
  • Los medios de sectorización de incendios

Como objetivos de la protección pasiva pueden citarse:

  • Asegurar la estabilidad del edificio.
  • Compartimentar y sectorizar adecuadamente para impedir la propagación del fuego.
  • Reducir los efectos del fuego.
  • Facilitar los trabajos de extinción

MEDIDAS ACTIVAS

Incluyen aquellas actuaciones que implican una acción directa en la utilización de instalaciones y medios para la protección y lucha contra los incendios.

  Se dividen en varios tipos:

  • Detección: Articulada en torno a detectores automáticos (de humos, llamas o calor, según los materiales presentes en la nave) o manuales (timbres que los operarios deben pulsar si detectan un conato de incendio).
  • Alarma y señalización: Debe dar aviso a los ocupantes mediante timbres o megafonía e indicar, mediante letreros en color verde fosforescentes y luminarias, las vías de evacuación.
  • Extinción: Mediante agentes extintores (agua, polvo, espuma, CO2) presentes en extintores o conducidos por tuberías hasta unos dispositivos especiales (bocas de incendio, hidrantes, rociadores) de funcionamiento manual o automático.

Una de las posibilidades a tener en cuenta dentro de lasimages mediadas de protección activa contra incendios, es la correcta colocación y ubicación de carteles de señalización referentes al riesgo. Es importante respetar los colores que indica y establece la normativa, como en este caso el color rojo para las emergencias por incendio.

 

AGENTES EXTINTORES

 Llamaremos agentes de extinción a aquellos materiales o substancias que son arrojadas sobre el fuego para su control. Podemos mencionar los siguientes agentes extintores:a) Agua

b) Arena

c) Anhídrido carbónico

d) Espuma

e) Polvos químicos secos

f) Halogenados

CARGA DE FUEGO

 La información que se brinda a lo largo de la investigación es fundamental a la hora de realizar un estudio de carga de fuego. El concepto de carga de fuego está definido en forma explícita en la Ley 19587 Decreto 351/79, Ley de Higiene y Seguridad Laboral, diciendo: peso en madera por unidad de superficie (kg/m2) capaz de desarrollar una cantidad de calor equivalente a la de los materiales contenidos en el sector de incendio, esta sería la definición técnica. Se deben realizar una serie de cálculos para poder obtener el poder calorífico existente en un ambiente determinado y de esta forma determinar las medidas a adoptar. Ese resultado nos indicara la cantidad de dispositivos o modificaciones que debo realizar para que ese recinto no represente un riesgo para las personas en caso de incendio. Lógicamente las indicaciones están estipuladas en la Ley 19587, que nos indica el mínimo de protección a colocar, en base al estudio realizado, para cumplir mínimamente con la reglamentación. Anteriores conceptos nos guiaran en la toma de decisiones en cuanto a que modificación o instalación, es la más eficiente y efectiva para mitigar dicho riesgo.

 CONCLUSION

Desde mi punto de vista la mejor manera de llevar a cabo la protección contra incendio, es adoptar medidas preventivas en todo momento, comenzando en primera instancia con la capacitación de las personas que se desempeñan en su ambiente de trabajo, ya que esta comprobado que al momento de ocurrir un siniestro es diferente al accionar de las personas involucradas en el hecho, ya que durante ese periodo la mayoría tiende a bloquearse y no tomar buenas decisiones. Es importante contar con la colaboración de nuestro entorno laboral. Suponiendo una organización en los empleados y en empleadores, la capacidad de respuesta es mayor y por consiguiente disminuye la probabilidad de riesgo en siniestros.

 

 

Artículo anteriorLa importancia de una Capacitación
Artículo siguienteRELACIONES HUMANAS

Reservá tus vacaciones

Fotografía