Inicio Avisos Clasificados: del papel a los portales web.
Array

Avisos Clasificados: del papel a los portales web.

Avisos Clasificados: del papel a los portales web.
El ayer y el hoy, de la eterna y tediosa búsqueda laboral.

Hace no muchos años atrás, la forma mas común y “simple” de conseguir empleo era a través de la búsqueda en los avisos clasificados de los diarios.
¿Quien no tiene el recuerdo de las largas filas de personas con sus diarios bajo el brazo? O de aquellas incontables horas remarcando con lapicera los enunciados laborales,
las interminables caminatas para entregar un curriculum, manteniendo siempre el teléfono de linea desocupado y cerca para esa satisfactoria llamada que nos garantizaría aunque sea una breve pero esperanzadora entrevista; y dentro de esta lista de situaciones poco cómodas no podemos dejar de mencionar los gastos que implicaba la impresión de los curriculums o los boletos del trasporte publico invertidos solo para dejar un simple pero valioso papel. Suena estresante el solo leerlo ¿verdad? Pensar que durante años esta era la cotidianidad para todos aquellos interesados en ingresar al mundo laboral.
Por su parte, para las empresas, publicar en los diarios ofrecimientos de puestos laborales, era la forma más rápida de encontrar empleados, pero también la mas costosa. Renovar día a día aquellos enunciados se volvía un gasto molesto y poco redituable. A esto también deberíamos sumarle esos miles de papeles que ocupaban espacio y tiempo, y que deberían leerse hasta filtrar y encontrar a las personas que reunieran todos los requisitos para postularse a los puestos ofrecidos.
Hoy en día, la búsqueda laboral se ha modernizado y por tanto, simplificado. Se puede encontrar trabajo, a través de paginas Web especializadas en la búsqueda de empleo o bien, a través de las redes sociales tan utilizadas hoy día. Una de las páginas Web más conocidas que se encuentra en el mercado de la búsqueda laboral, es “Zona Jobs”, esta página brinda la posibilidad de conseguir el empleo que estas buscando pero, ¿Como funciona este sistema? Es una de las formas mas sencillas, ya que te da la oportunidad de registrarte mediante un usuario, donde no solo ingresas tus datos personales y un e- mail, (al cual se enviaran las ofertas laborales disponibles, de acuerdo a la búsqueda predeterminada para el empleo) si no que también tiene la posibilidad de adjuntar el Curriculum; como detalle interesante, cuenta con la opción de filtrar la busqueda, es decir, cualquier persona que este buscando empleo puede elegir que clase de empleo buscar, la cantidad de horas, y hasta el radio de zona donde quiere trabajar.
Siendo la practicad, la base fundamental hoy en día, de la búsqueda de trabajo, podemos mantener presentes las infinitas posibilidades que nos brinda el mero hecho de un simple “click”, tanto para el que busca empleo como para el empleador; una publicación en estas páginas es mucho más efectiva que la publicación en diarios, por su método de filtros, su sistema para ver el curriculum previo a una entrevista y hasta un registro de los empleados entrevistados y no. Esto les ahorra tiempo, ya que la búsqueda laboral se hace mas especifica, y tampoco tienen el inconveniente de perder los datos de posibles postulantes, ya que la web brinda la posibilidad de mantener un registro de las personas que resulten adecuadas para el puesto ofrecido, guardando su solicitud y sus datos en archivos virtuales.
Ahora bien, aunque hemos resaltado las maravillas que posee el Internet en cuanto a la búsqueda laboral, aun existen personas que no se adaptan a la utilización de este nuevo sistema, y son estas, las que tienen más dificultades para llevar a delante búsqueda laboral. Mas de una vez escuchamos que la gente con mas “experiencia” en determinados rubros, por ejemplo un plomero, tiene menores posibilidades de encontrar un trabajo cuando no se encuentra dentro del sistema, a pesar de sus capacidades en dicho puesto, y por tanto quedan excluidos de estos trabajos.
¿De que manera podemos incluir a estas personas? Es una de las preguntas que actualmente ronda en la sociedad. ¿Nos beneficia Internet?; Claramente, es un beneficio en la comunicación y la facilidad de las ofertas de puesto de trabajo. No solo en lo económico sino, también en el tiempo que ahorramos en la búsqueda laboral. La metodología para comunicarnos por e-mail es fundamental, así como antes era esencial conocer de memoria nuestro código postal, hoy es indispensable poseer una casilla de correo electrónico, por estas razones es compresible que no todas las personas salgan beneficiadas con este sistemas, y que muchas están reacias a involucrarse con Internet, hasta se les hace algo complicado la utilización de la misma; muchos por miedo al cambio, otros por el concepto erróneo y otros por su poca “practicad”. Si bien la mayoría de las personas que tienen este inconveniente son personas de edad avanzada, muchas cansadas y con poca paciencia para entender; es cierto que los jóvenes nos movemos con mucha rapidez y al explicar como funciona damos por sentado muchas cosas, y traemos confusión a los “aprendices”, es posible que sea porque somos parte del termino “nativos digitales”, pero esto es tema para otra nota.
Desde aquí alentamos el cambio y la fuerte convicción de que aquellos que aun no lo han hecho deben adaptarse a la idea de aprender nuevas tecnologías, para no quedar fuera del mercado laboral y no ser los “excluidos”, y también entender como jóvenes, que todos podemos pasar por una situación similar cuando seamos mayores, y es nuestro deber tener paciencia a la hora de explicar el funcionamiento de Internet, y si bien todo tiene su tiempo claro esta que “el que persevera triunfara”.

Artículo anteriorRuidos y vibraciones
Artículo siguienteHotel Grande Bretagne

Reservá tus vacaciones

Fotografía