Inicio AUTOELEVADORES: Seguridad y Manejo Seguro
Array

AUTOELEVADORES: Seguridad y Manejo Seguro

Es muy común el uso de vehículos autoelevadores, para realizar diversas tareas (traslado/carga /descarga de mercadería u otros), en Plantas Industriales. Para las personas ajenas a la cuestión lo primero que debe saber es su  definición:

autoelevador
autoelevador en accion

“Es un vehículo con contrapesado en su parte trasera, que mediante dos horquillas (uñas)  sirve para subir, bajar y trasladar  palés. En la Argentina se denomina Montacargas o Clark (marca comercial)”.

 

La ley 19587 de Seguridad e Higiene en su Artículo 134 dispone

Todo autoelevador debe poseer:

  • Descenso de carga controlado, en caso de falla del sistema hidráulico.
  • Jaula de protección para el conductor.
  • Bocina.
  • Destellador o lámpara roja, alarma para marcha atrás.
  • Luces delanteras y traseras en todo equipo que deba operar fuera de las horas de luz solar o en lugares sin iluminación.
  • Un dispositivo para desconectar la fuente de energía eléctrica.
  • Los autoelevadores eléctricos deben poseer una protección que elimine la posibilidad de cortocircuito entre batería o terminales, con partes metálicas.
  • Indicación de carga máxima.
  • Indicación de altura máxima de elevación de la torre.
  • Extinguidor de polvo químico de 2 ½ kg..
  • En autoelevadores de uña inclinables, mecanismo de seguridad para neutralizar una falla en los cilindros de inclinación o juego de cilindros doble.
  • Freno “hombre muerto” en los autoelevadores eléctricos y freno manual en los autoelevadores con motor a combustión interna.
  • Espejo retrovisor.

-Calificación del operador

Solo podrá conducir autoelevadores, aquel personal autorizado.

– Control inicial

  • Cada conductor es responsable por la buena operación del equipo que conduce y de la apropiada condición de los “elementos de protección mínimos” de ese equipo.
  • En el turno mañana y previo al comienzo de la tarea, el conductor deberá controlar las condiciones del autoelevador, de acuerdo a la lista de chequeo que posee cada equipo. El usuario deberá una vez realizada la inspección previa al uso, anotar el número de registro en la tarjeta de control del mismo.
  • En caso de que el equipo deba ser utilizado por otros usuarios a lo largo de la misma jornada, estos deberán realizar una verificación previa del estado de frenos, dirección, luces y bocina, antes de conformar la tarjeta con su número de registro.

– Medidas generales

  • El conductor deberá tener el vehículo bajo control en todo momento
  • No se deberá operar con autoelevadores en áreas restringidas por posible presencia de líquidos o gases inflamables.
  • En los autoelevadores solo podrá viajar el conductor.
  • Las uñas de los autoelevadores no deben ser utilizadas como crique o soporte para realizar trabajos en altura ni para empujar objetos. Tampoco se usaran para subir, bajar o trasladar personas. No se deben realizar tareas no autorizadas expresamente en las Normas de Trabajo.
  • El uso de autoelevadores para transportar cargas por las calles interiores de fábricas se permite solamente cuando los materiales estén sobre pallets o sujetos por soportes específicos para tambores, cilindros, etc, aprobados por Seguridad.
  • Cuando el autoelevador sufra algún inconveniente mecánico, que implique un riesgo importante (falta de frenos, problemas de dirección, fallas de izaje, etc.) se lo deberá bloquear.
  • El conductor del autoelevador debe estar siempre alerta cuando opera la unidad, observando la circulación de personas y tráfico de otros vehículos.
  • El conductor debe observar todas las reglas y señales de tránsito.
  • Nunca se pare o transite debajo de la parte elevada de un autoelevador que este cargado o vacío.
  • El destellador o lámpara roja, deberá funcionar siempre que se trabaje en interiores y/o exteriores sin luz solar.

– Manejo del autoelevador

Con carga o sin ella el autoelevador se debe trasladar con las uñas elevadas a 20 cm. del suelo y el mástil inclinado hacia atrás. Solo debe efectuarse con carga o uñas elevadas, maniobras de aproximación o retiro de vehículos o estibas en forma recta y por distancias cortas.

SE PROHIBE GIRAR CON TORRE LEVANTADA.

  • Antes de iniciar la maniobra de marcha atrás observar en el espejo retrovisor que no se encuentre ninguna persona dentro del radio de los 3 m.
  • Cuando se esté elevando o descendiendo cargas, ninguna persona deberá estar dentro del radio de 3 m. con respecto al autoelevador.
  • Maneje siempre cargas seguras y estables que estén dentro de la capacidad de carga del vehículo.
  • Conduzca a menos de 10 km. por hora sobre pavimentos húmedos o resbaladizos.
  • Permanezca siempre alerta respecto de peligros y falta de espacios.
  • Realice controles frecuentes de monóxido de carbono en áreas cerradas donde se utilicen equipos nafteros, y proporcione una adecuada ventilación.
  • Al subir o bajar una rampa con carga, incline el mástil hacia atrás desde su posición vertical, y tenga las uñas hacia la parte superior de la pendiente.
  • Al subir o bajar una rampa sin carga, incline el mástil hacia atrás desde su posición vertical, y mantenga las uñas hacia la parte inferior de la pendiente.
  • Pase rampas o pendientes antes de comenzar a doblar. Cuando la operación requiere una excepción, defina claramente cada caso y se debe incluir en los procedimientos de Trabajo.
  • Antes de cargar o descargar un camión, asegurarse de que el mismo tenga bloqueadas las ruedas en ambos sentidos de marcha.

– Estacionamiento

Cuando el conductor abandone la unidad estacionada, debe retirar la llave de contacto y desconectar eléctricamente al equipo, con el dispositivo respectivo y dejar las uñas apoyadas en el piso.

Cuando tenga que dejar el vehículo solo, estaciónelo en los lugares expresamente indicados para ello, o en lugares de no mucho tránsito.

También esté atento de no bloquear equipos de seguridad o de protección contra incendios.

Conclusión:

Si bien este informe es meramente una guía rápida para un manejo seguro de autoelevador, la mejor prevención para estar seguro es ser prudente y no olvidar que la mejor persona que va a cuidar mejor la salud  y bienestar, en el ambiente laboral, es uno mismo.-

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía