Inicio DÍA A DÍA HIGIENE Y ASEPSIA ALTERADAS
Array

DÍA A DÍA HIGIENE Y ASEPSIA ALTERADAS

Día a Día Higiene y Asepsia Alteradas

En el transcurso de mi cursada de la Cátedra de Seguridad 2, dictada por el Ing. Domingo Cornejo, he aprendido con las herramientas y conocimientos brindados a plantearme cosas de la vida diaria a lo que nos exponemos cada uno de nosotros en especial en el área Salud.

Todos creemos que al asistir ante cualquier emergencia o estado de enfermedad a cualquier Centro de Salud, Público o Privado, estamos yendo en búsqueda de esa solución o tratamiento del problema que estamos padeciendo. En ellos suponemos que esta todo en perfecto estado de higiene (es una combinación de actos y actitudes con el objetivo de mantener el cuerpo, el organismo y la mente en un buen estado de salud) y que las condiciones de asepsia (designa el hecho de prevenir enfermedades infecciosas impidiendo la contaminación por bacterias, microbios, parásitos u otros gérmenes en un área determinada. Su objetivo es reducir la proliferación de agentes patógenos y la transmisión de virus).

Pero tanto la Higiene como la  Asepsia implica la descontaminación de un espacio incluyendo aire, equipos, material y la utilización de antisépticos en la superficie del cuerpo. La asepsia es total en cirugía y en las habitaciones estériles. La falta de higiene y asepsia puede causar la penetración de microorganismos en el cuerpo, especialmente durante la cirugía y causar infecciones graves.

Ahora bien todo esto se supone que es fiable y que sucede en los Centro de Salud del País, que cada uno cumple con toda las ordenanzas y requisitos exigidos para el correcto cuidado de la salud de pacientes y profesionales; aunque todos sabemos que esto no es así, que las falencias existen y están presentes en cada área del Sistema de Salud como suele suceder en toda Industria o Trabajo desarrollado por el ser Humano.

Pero aquí la exigencia debe ser mayor, debido a que en esta área esta la solución a un problema que de no ser bien tratado y cuidado en las condiciones correctas puede llevar a una epidemia y desencadenar problemas aun muchos mayores para una sociedad.

Sabemos que los edificios y estructuras de las instituciones pueden tener inconvenientes que se pueden corregir e ir solucionando, aplicando las mejoras que permiten aumentar la eficiencia y lograr los desarrollos planteados. Así también la correcta evaluación de riegos, ha logrado que aquellos que encuentran sometidos al desempeño profesional de la salud estén más protegidos, por medio de vacunas  y medicamentos, a la exposición de enfermedades.

Pero en la actualidad hay muchas cosas que vulneran todo aquel principio de higiene y asepsia fundamental para el Sistema de Salud.

Diariamente vemos que profesionales de la salud comparten con el resto de la sociedad los medios de transporte, lugares de compras y recreación, así como toda la cotidianidad de cada día, pero hay algo que vemos y no tomamos conciencia como pacientes; la mayoría de las veces los vemos con sus ropas de trabajo, ambos, chaquetas, calzado o la indumentaria que poseen para su desempeño en todos aquellos lugares que enumere y luego entran a su área de trabajo y cumplen su jornada con la misma vestimenta la cual estuvo expuesta en la calle y en ambientes poco higiénicos y con asepsia cero, y toda esa contaminación la ingresan a consultorios, habitaciones, ambientes y aéreas que deberían estar protegidas para que no sufran contaminación ni proliferación de enfermedades.

No alcanza con el lavado de manos solamente, la ropa es fundamental que sea cuidada y que se cumpla con la Ley N° 2.203/06 – Ley de Ropa Hospitalaria – “Tiene por objeto “prevenir, reducir, eliminar y aislar los riesgos en la actividad de manipulación, higiene y reposición de ropa hospitalaria, a fin de proteger la vida, preservar y mantener la integridad psicofísica de los trabajadores y pacientes garantizando servicios de calidad” (la cual debe ser renovada y tratada con los elementos acordes para su limpieza y reposición en tiempo y forma) y el Decreto N° 1706/98 – Régimen de regulación de residuos hospitalarios “Art. 1.– Los hospitales, clínicas de atención médica u odontológica, maternidades, laboratorios de análisis clínicos, laboratorios de investigaciones biológicas, clínicas veterinarias, centros de investigaciones biomédicas y todo otro establecimiento privado o público que con motivo de su actividad específica produzca residuos que por su naturaleza puedan incorporar al ambiente virus, microbios, organismos vivos o sus toxinas, quedan sujetos a las disposiciones del presente decreto.”

Al igual que lo que sucede con la ropa hay otro elemento por el cual todo aquel lugar que es indispensable sea cuidado se altera, ese elemento es el celular, el cual se traslada, se apoya e ingresa a diferentes ambientes y por ultimo ya sea profesionales de la salud como pacientes los dejan expuestos en habitaciones, ambientes y aéreas que deberían estar sin ningún riesgo a contaminación y alteran el correcto procedimiento para obtener la higiene y asepsia deseada.

Es por eso que debemos ser consientes y respetar las reglas exigidas en las Instituciones o Centros de Salud para poder lograr un beneficio y el cuidado de todos , ya seamos profesionales o pacientes, pensando en el bien común para la sociedad y así poder lograr el desarrollo de cada una de las personas que a ella integran.

Autor: Londero Flavio

Artículo anteriorPRESIÓN SONORA
Artículo siguienteVENTILACION EN LAS INDUSTRIAS

Reservá tus vacaciones

Fotografía