Inicio Cueva de las manos
Array

Cueva de las manos

La famosa cueva de las manos es uno de los sitios arqueológicos más importantes de la Patagonia y uno de los escasos sitios con presencia de arte correspondientes en muy buen estado de conservación. Se encuentra ubicado al oeste de la Provincia de Santa Cruz, en Argentina y  cuenta con la presencia de diferentes pinturas rupestres que representan la caza, negativos de mano, motivos de animales, así como también figuras abstractas.

se encuentra a unos 88 metros de altura sobre el curso superior del Río Pinturas y es de difícil acceso. Tiene unos 20 metros de profundidad, unos 10 metros de alto y 15 metros de ancho.

Si bien en su interior se hallaron, además de vestigios materiales líticos, fogones con restos, y también huesos y pieles de animales que eran la base de la subsistencia, en este sitio arqueológico se destaca la complejidad del arte rupestre, que permite entender cómo vivieron las sociedades del pasado.

A través de las pinturas rupestres estos cazadores- recolectores manifestaron de algún modo sus prácticas sociales estas se realizaban con pigmentos minerales que obtenían raspando la formación que los contenía. Usaban diferentes tonalidades como el ocre-amarillo (Natrojarosita), verde (terra verde), distintos tonos de rojo: intenso, violáceo, anaranjado, etc. (Hematina y Maghemita), que molían con herramientas de piedra (molinos planos). Para el color negro se utilizó el óxido de manganeso. El  pigmento era mezclado con un fluido aglutinante o alguna solución para darle una consistencia que permitiera su aplicación y obtenían pinturas acuosas (como las rojas) y otras más pastosas (como las blancas).

Mediante el análisis de los pigmentos por difracción de Rayos X se observó la presencia de yeso que hacía que el pigmento tuviera mayor adherencia al soporte natural de la roca. Esto se ha documentado también en otros sitios con arte rupestre de América.

Eligieron el soporte rocoso y aprovecharon sus texturas o grietas para recrear el paisaje. Así, pueden verse unos guanacos huyendo hacia ambos lados de una suerte de cañadón natural formado por la grieta del soporte. Por lo tanto, buscaban un lugar con buena iluminación natural, acceso y reparo para encuadrar su obra aprovechando los rasgos del soporte, con sus fisuras, sectores en relieve, oquedades, etc.

En el sitio Cueva de Manos existen variedad de escenas y motivos . Los negativos de manos son una de las características más destacadas del arte. En su mayoría se trata de negativos de manos izquierdas de ambos sexos; las hay de adultos, jóvenes y también de niños pequeños. En el sitio pueden reconocerse:

Para pintar usaban pequeños hisopos que en su extremo tenían fibras vegetales, pelos de animales con grasa o directamente pelos de guanaco. Estos hisopos los usaban a modo de pinceles que les permitían realizar trazos lineales, al igual que con los dedos. En algunos casos, pintaban valiéndose de una paleta. Por otra parte, usaban su boca y un corto tubito como un rociador o aerógrafo. De esta forma, soplando pintura sobre su mano (izquierda en la mayoría de los casos), apoyada en la pared rocosa lograban el negativo de la misma.  Utilizaban la misma técnica para realizar negativos con las patas de distintos animales silvestres como el choique y el guanaco.

Otra de las técnicas empleadas eran esferas, posiblemente de piedra cubiertas cuero y embebidos en pintura a manera de “sellos” que lanzaban contra los techos o partes altas de los aleros para estampar puntos.

fue declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1999, la denominada Cueva de las Manos es sin dudas uno de los espacios argentinos donde reina la magia que nos transporta a civilizaciones pasadas, y no sólo nos cuenta de su historia, sino también nos permite acercarnos a una cultura ligada al arte que desea sobrevivir al tiempo.

Precisamente esos han sido los criterios evaluados por el comité de la UNESCO para decidir que esta fabulosa Cueva sea considerada para siempre como un espacio de patrimonio de toda la humanidad, ya que allí se reúne una excepcional colección de arte rupestre prehistórico, cuyo fin principal es dar testimonio de la cultura de las primeras sociedades humanas que se asentaron en América del Sur.

En la actualidad, debido al turismo irresponsable y a la falta de un marco legal, la mayoría de las cuevas del país están en peligro, ha sufrido pintadas, escrituras y roturas de paredes  por parte de los turistas para sacarse una foto o llevarse suvenires.

 

Turismo en Cueva de las Manos

TEMPORADA ALTA

  • Desde Octubre hasta fines de Abril inclusive.Visitas “únicamente” guiadas

TEMPORADA BAJA:

Desde Mayo a fines de Octubre

  • Visitas “únicamente” acompañadas por un cuidador del sitio

* Cupo Máximo de 20 personas por visita

 

TARIFAS TEMPORADA 2016

  • Entrada general $120.
  • Entrada con descuento a turistas argentinos $80.

No abonan entrada:

  • Residentes de la Comarca Noroeste de Santa Cruz (Perito Moreno, Los Antiguos, Bajo Caracoles, Hipólito Irigoyen)
  • Menores de 12 años.

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía