Inicio Juicio por enfermedad profesional
Array

Juicio por enfermedad profesional

 

En este caso hablaremos sobre el caso entre Carlos Quintulen, Gutierrez SA y Asociart SA.

Carlos realizaba sus funciones en el frigorífico Guitierrez SA, durante 17 años, hasta que fue despedido a mediados del año 2010, sin motivos.

Primer explicaremos que es una enfermedad profesional, es la que se genera como resultado directo del trabajo que realiza una persona.

Se diferencian radicalmente de los accidentes (hechos súbitos y violentos) porque las enfermedades profesionales se van dando, por lo general, en forma paulatina. Y es más, las enfermedades profesionales suelen no manifestarse hasta que se revelan los síntomas graves o irreversibles.

Normalmente son enfermedades que llevan a situaciones graves e incapacitantes, sin embargo, pueden ser prevenidas.

En nuestro país las Enfermedades Profesionales se regulan dentro de la Ley.  Allí se explica claramente cuál es la noción de enfermedad profesional la cual se crea a partir de la necesidad de diferenciar entre las enfermedades que afectan al conjunto de la población de aquellas que son el resultado directo del trabajo que realiza una persona.

Claro está, una enfermedad profesional genera derechos y obligaciones, para los trabajadores y para empleadores respectivamente. En primer lugar, los empleadores tendrán que tener las medidas de seguridad, y además, las coberturas necesarias para minimizar cualquier factor de riesgo laboral que lleven a una enfermedad profesional, y por el otro lado, los trabajadores tienen derecho a cobrar una indemnización de la ART

Existen diferentes causas de las enfermedades profesionales en Argentina, y aunque todas ellas están taxativamente indicadas en la Ley, no así sus factores generadores. A continuación veremos algunas de las causas posibles de las enfermedades laborales:

Variabilidad biológica: se trata en virtud de un mismo riesgo o condición patógena laboral, dado que no todos enferman y los que enferman no lo hacen todos al mismo tiempo, por ello, la existencia de una variabilidad biológica es una causa de las enfermedades profesionales.

Multicausalidad: normalmente no se produce una enfermedad laboral o profesional por una única causa, sino que pueden ser muchos factores laborales y extra laborales que actúan al mismo tiempo y que contribuyen a su desencadenamiento. Aquí es importante poner un punto en atención, y es que la ART siempre intentará justificar la enfermedad como de origen extra-laboral, cuando en realidad sea un conjunto de factores, y de esta manera, evitar pagar la indemnización.

Inespecificidad clínica: como normalmente surge, las enfermedades profesionales no tienen un cuadro clínico específico que permita relacionar la sintomatología con un trabajo determinado.

Condiciones de exposición: este también es un caso típico, cuando en el medio laboral se pueden presentar efectos nocivos diferentes según las condiciones de exposición y vía de ingresos al organismo.

Explicado esto, el caso de Carlos surge luego de trabajar durante 17 años en el frigorífico, realizando tareas de depostador, y que como consecuencia de dicho trabajo contrajo la enfermedad profesional de Brucelosis.

“Los síntomas de la brucelosis puede aparecer en cualquier momento desde unos pocos días hasta varios meses después de que están infectadas. Los signos y síntomas son similares a los de la gripe e incluyen: fiebre, escalofríos, sudores, debilidad, fatiga, dolor en las articulaciones, músculos y en la parte trasera de la cabeza

Los síntomas pueden desaparecer durante semanas o meses y luego regresar. En algunas personas, la brucelosis se vuelve crónica, con síntomas que persisten durante años, incluso después del tratamiento. A largo plazo, los signos y síntomas incluyen fatiga, fiebre, artritis y espondilitis – una artritis inflamatoria que afecta a la columna vertebral y las articulaciones adyacentes.”

Un año antes de ser despedido, Carlos denuncio a la ART diferentes malestares por lo que la aseguradora determinó que tenia brucelosis y que podría ser tratado hasta tener el alta, la misma lo atiende durante un periodo de 8 meses hasta que se le da el alta. Un mes antes de ser despedido Carlos retorna a la ART dado que se encontraba con los mismos síntomas, pero en esta instancia es derivado para que sea atendido por su obra social, no reconociendo la ART la enfermedad pre-existente.

Luego de ser despedido realiza una nueva denuncia en la ART, dado que su obra social le indicaba que la enfermedad que estaba teniendo era Brucelosis. La ART al recibir esta denuncia, realiza una comisión médica quien fija un grado de incapacidad permanente, parcial y definitiva del 54%, y se dictamina el pago de indemnización.   La aseguradora no obedeció lo dicho por la comisión médica, contrariamente, dudaron de la irreversibilidad de su enfermedad e informaron que la misma sea de un 13% y pudiéndose tratar la misma hasta tener el alta definitiva. Por esto es que Carlos, realiza una denuncia de este caso a la SRT. Este sería un proceso largo, tiempo en el cual no realizo un correcto tratamiento, dado que la aseguradora no realizo el pago hasta que la SRT no se expida sobre este caso. Pasados 5 años y luego de varias juntas medicas, se fijo como valido el 54% de incapacidad permanente, parcial y definitiva, por lo cual se lo obligo a la aseguradora a pagar en forma retroactiva los costos por las atenciones no brindadas como así al pago de la asistencia psicológica que Carlos requiera.

Un método de prevención adecuado deberá incluir medidas, dirigidas por un lado a minimizar las situaciones de riesgo localizadas principalmente en los lugares de trabajo y, por otro lado, a tratar de incrementar la inmunidad. Para lograr esto deben aplicarse medidas a dos niveles; en primer lugar deben prevenirse en lo posible los casos de brucelosis en animales y, en segundo lugar, debe prevenirse la aparición de casos de brucelosis en humanos.

Para evitar la aparición de la enfermedad  pueden realizarse diversas acciones:

Higiene de material de laboratorio (desinfección de tijeras, guantes, etc.) y de locales. Las salas de partos o de tratamiento de material de origen animal, deben tener unas características que faciliten su limpieza (las paredes deben estar preferentemente revestidas de baldosines).

Desinfección del personal a la entrada y salida de la explotación.

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía