Inicio Los precios en supermercados
Array

Los precios en supermercados

0014191747

Capacitaciones deficientes, errores en cadena

Si bien ya se nos hizo costumbre ir al supermercado y pasar horas y horas viendo y comparando precios, cuando vamos a hacer las compras mensuales para nuestro hogar, lo que esperamos siempre es que el producto que elegimos sea de nuestro agrado y a un precio acorde a la calidad que seleccionamos, solo que muchas veces, al llegar a la caja; resulta que el producto que llevamos no está al precio que lo vimos.

¿A qué se debe esto? Tiene que ver con muchos factores que influyen en este problema. Uno de ellos puede ser la no correcta actualización de los precios de las máquinas registradoras, o también puede ser un error directamente del sector que corresponda dicho producto.

Puntualmente centrémonos en este último ejemplo; como ya sabemos para un correcto desarrollo en un puesto de trabajo, se necesita una buena CAPACITACIÓN ya que gracias a esto la persona puede ir más preparada a su nuevo puesto de trabajo, evitar errores y accidentes, alcanzar los objetivos que la empresa propone, y tener una mayor calidad en el trabajo a realizar. Lo que hacen muchas cadenas de supermercados es dar cursos intensivos de preparación.

Una de las más conocidas en argentina hace esto. Brinda capacitaciones a cada nuevo empleado que ingresa, pero muchas veces son deficientes, ya que no varían tanto los temas dados en cada capacitación, dependiendo al puesto en el que se ingresa. Esto hace que cuando el empleado va a su primer día de trabajo, se siente algo perdido y sin saber muy bien que hacer influyendo severamente en todo el funcionamiento de la empresa y de modo directo a la sucursal.

Pongamos como ejemplo, que ingresa un nuevo empleado de reposición, le brindan la tarea de sustituir precios viejos, por los nuevos. Esto es una tarea que no aparece específicamente en las capacitaciones de ingresantes en reposición, entonces el repositor no sabe desarrollarse en dicha acción, le pide ayuda a un compañero, pero no termina de realizarlo.

Los precios quedan mezclados, un mismo producto con dos precios diferentes y el cliente al llegar a la caja se da cuenta de esto. El problema llega desde la góndola hasta el sector de cajas, si se capta el error antes de que el cliente abone en la caja, es mucho menos grave que si en cambio el cliente que ya abono sus productos, llegue a la casa, revise su ticket, capte dicha diferencia de precio y vuelva a la sucursal y haga el reclamo. Esto además de ser una molestia para el cliente, es un error para muchas partes del supermercado. El error termina en órdenes de compra para el cliente o también en notas de crédito para los jefes del sector.

Esto puede ser un error evitable, si se controla más a los nuevos empleados y también se les da una capacitación dependiendo del sector a ocupar.

Muchas veces no hay una correcta detección de necesidades para la capacitación de cada empleado. Para poder cambiar esto primero hay que hacer un análisis y una evaluación para distinguir si la necesidad es por falta de conocimientos, de actitud del empleado o habilidades.

En la evaluación deberá definirse cuál es el problema en dicha capacitación y ver si se puede hacer algo al respecto.

La detección de necesidades también se puede lograr por varios medios: como evaluaciones de desempeño, cuestionarios o muchas veces sirve el libro de quejas.

Luego de la correcta detección de necesidades pasamos a la Descripción de la conducta final: es cuando se detecta una necesidad de capacitación de forma tal que se decide actuar sobre esta y hacer que los encargados de las capacitaciones brinden una respuesta educativa adecuada.

Ya con el problema detectado, la empresa podría cambiar sus formatos viejos de capacitaciones y sustituirlos por los nuevos. Así poder lograr que el empleado a ingresar pueda saber que puesto y que funciones va a ocupar.

Toda empresa necesita un plan de capacitación, y muchas veces también es una herramienta de gestión organizacional, porque puede usarse como recurso para lograr que se modifiquen cosas en la organización, plenamente en el proceso de aprendizaje de dichas personas. Ya que si se les enseña cosas a los empleados apenas ingresan es más fácil. Una persona cuando es nueva cumple al pie de la letra con lo que la empresa u organización pide. Los objetivos son las prioridades, y nuestro desarrollo queremos que sea lo más eficaz posible.

En cambio, si una vez ingresado en una empresa, la capacitación que nos dieron en el proceso de preparación, no tiene nada que ver con las tareas a desempeñar, o son modificadas a lo largo de nuestro desarrollo, se nos va a hacer mucho más difícil, acatarnos a las nuevas tareas o a los nuevos procedimientos de nuestro puesto a ocupar.

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía