Inicio UNIÓN DEL MAGREB ÁRABE
Array

UNIÓN DEL MAGREB ÁRABE

MONOGRAFÍA

Teoría del Comercio Exterior

I.E.A: Instituto Educativo Argentino

Alumno: Gnarini Leonardo

Curso y año: 3 año

Turno: Noche

Sede: Avellaneda

 

UNIÓN DEL MAGREB ÁRABE

 

CREACIÓN:

UMA fue fundada el 17 de febrero 1989, cuando el Tratado Constitutivo de la Unión del Magreb Árabe, fue firmado por los cinco Jefes de Estado en Marrakech.

La Cumbre de Marrakech fue precedida por la reunión de cinco jefes de estado de los Magrebíes en Zeralda (Argelia) 10 de junio de, 1988, en la que se decidió constituir una Comisión Plenaria, responsable de definir las formas y medios de lograr una unión de cinco estados Magreb árabe. El trabajo de esta gran comisión formada a partir de entonces, el programa de trabajo a corto y medio plazo de la UMA.

Además de la firma del Tratado, la Cumbre de Marrakech adoptó una Declaración Solemne sobre el establecimiento de la UMA y el programa de trabajo de la UE, posteriormente, se llevaron a cabo seis cumbres, respectivamente:

Túnez los días 21-23 de enero de de 1990

Argel 21-23 de julio de de 1990

Ras Lanuf (Libia) los días 10-11 de marzo de de 1991

Casablanca (Marruecos) los días 15-16 de septiembre de de 1991

Nouakchoutt 10-11 noviembre de 1992.

Túnez 2-3 abril de 1994.

Durante estas cumbres, la Presidencia del Consejo ha tomado varias resoluciones entre las que se incluyen:

la finalización de las estructuras de la UMA conforme a lo dispuesto por el Tratado Constitutivo,

la adopción de convenciones del Magreb (36 en número) compuesta por diferentes sectores,

la adopción de la implementación de programas de la labor iniciada por las autoridades de la UMA.

OBJETIVOS Y MISIONES:

Una de las misiones de la Unión del Magreb Árabe cuando fue creada era:

“El establecimiento de la cooperación cultural para promover la educación y la protección de los valores espirituales y morales que sustentan la religión islámica sublime y preservar la identidad árabe”.

La Unión del Magreb Árabe (UMA) se enfrenta al gran problema de las históricas malas relaciones entre Marruecos y Argelia.

La declaración de los jefes de estado relativa a la fundación de la Unión del Magreb Árabe (UMA), adoptada en la Cumbre de Marrakech, marca por su parte la voluntad de los países miembros de traducir en hechos el sueño de las generaciones magrebíes de construir una unión.

Realizaciones concretas:

Destacan, en particular, la constitución de un Banco de Inversión y Comercio Exterior del Magreb, institución financiera con un capital de 500 millones de dólares que tiene por objeto financiar proyectos agrícolas e industriales conjuntos, el lanzamiento de Air Magreb (en 1989), una nueva línea aérea destinada a potenciar los transportes transversales Este-Oeste, y la Carta de Protección del Medio Ambiente del Magreb, adoptada en noviembre de 1992 por los Estados miembros, y al amparo de la cual se han emprendido diversos proyectos, por ejemplo un programa decenal contra la desertificación. Simultáneamente, en el ámbito legislativo se han celebrado 37 convenios magrebíes, aunque no todos ellos ratificados por todos los miembros (de hecho, sólo cinco lo han sido: el convenio sobre comercio y aranceles de productos industriales, comercio de productos agrícolas, garantías de inversión, doble imposición y normas fitosanitarias).No se ha avanzado, sin embargo, en grandes dossiers económicos como la creación de una zona de libre comercio (aunque, a diferencia de lo que sucedía en el Tratado de Marrakech, la Conferencia Euro mediterránea aprobó en 1995 un calendario para establecerla en toda la región para el año 2010 en el marco de la Política de Cooperación Mediterránea de la Unión Europea), pese a que una resolución del Consejo de la Presidencia de abril de 1994 acordó la realización de un “mercado común norteafricano” basado en una unión aduanera. También están congeladas la libre circulación de personas (en la práctica, buena parte de las fronteras regionales están prácticamente cerradas como consecuencia de la crisis argelina), la creación de una moneda común (aunque en 1991 los bancos centrales suscribieron un acuerdo multilateral de compensación de pagos),los proyectos de gestión conjunta de recursos hidráulicos o la construcción de infraestructuras regionales (como la mejora de la red ferroviaria o la construcción de una autopista pan magrebí). Así pues, pese a la voluntad expresada en el Tratado, hasta ahora la importancia de la UMA debe medirse más por su potencial que por sus logros concretos, y merece atención sobre todo por haber constituido una base que facilitará la implantación inmediata de proyectos de cooperación tan pronto como se den las condiciones políticas, lo que hasta ahora no ha sucedido. Ha contribuido, es cierto, a crear un clima proclive a la cooperación que sobrevive a los reiterados incidentes o a los períodos de “congelación” de relaciones. Sin embargo, el proyecto de integración regional se enfrenta a serios obstáculos que cuestionan su viabilidad en el futuro.

OPINIÓN PERSONAL:

Mi opinión personal es que la organización debido a problemas internos entre los países miembros no está pudiendo avanzar y lograr sus objetivos principales ya que no se ponen de acuerdo y hasta que no puedan subsanar sus diferencias no estarán a la altura de solucionar los problemas que le demanda la sociedad. Gran parte de los objetivos que ellos plantearon al crear la organización se ven trabados porque ellos siguen haciendo acuerdos con países vecinos, pero por separados y no en conjunto, sacándose ventajas unos de otros. Si se pusieran verdaderamente de acuerdo harían una gran diferencia

 

Artículo anteriorTeoria del Comercio Por Emiliano Blanco
Artículo siguienteLos cruceros

Reservá tus vacaciones

Fotografía