Inicio Investigación de alumnos que estudian y trabajan
Array

Investigación de alumnos que estudian y trabajan

Las razones más comunes del porque los alumnos trabajan son: por necesidad; como aprendizaje y experiencia profesional y por razones de tipo personal.

 

El trabajo estudiantil no es algo nuevo, ha existido desde tiempo atrás, pueden encontrarse algunas tendencias Generales: más de la mitad de los estudiantes trabaja y hay diferencias importantes entre el equilibrio de hombres y mujeres, ya que es mayor la proporción de hombres que trabaja mientras estudia; del mismo modo que una mayor parte de alumnos de los últimos ciclos universitarios trabaja, en relación con los de los primeros.

También se puede ver  que trabajan tanto los alumnos derivados de los sectores sociales privilegiados como de los marginados; sin embargo, estos últimos lo hacen más horas y es menos frecuente que las actividades que realizan se encuentren relacionadas con sus estudios .Otras razones por la cual los jóvenes empiezan a trabajar es por el aumento del trabajo familiar no remunerado.

 

La inclusión y sus alcances 

Hay 90 mil jóvenes que estudian en la provincia.

La sobre edad alcanza al 40% de alumnos.

La deserción se instala en 25%.
Según números del Plan Progresar hay 50 mil jóvenes que no estudian ni trabajan, en Misiones.
El Ministerio de Educación de la Nación pauta que a nivel país, el 15% de los jóvenes de 15 a 24 años, no estudia ni trabaja, este planteo es más extendido en las mujeres.

 

Motivaciones

  • Una encuesta en Nacionales de Juventud revelan por qué los estudiantes de educación superior eligen trabajo y estudio. Pagar el arancel de la carrera, cubrir gastos personales y ayudar en los gastos del hogar son algunas de las razones para realizar las dos actividades. El desarrollo personal también es importante, los estudiantes afirman que los ayudará a enfrentar de mejor manera su futuro profesional.

 

Las desventajas de trabajar y estudiar

Los jóvenes reconocen ciertas desventajas al realizar ambas actividades, como “contar con menos tiempo para estudiar” (29%), “tener poco tiempo libre” (27%) y “estar más estresado” (27%).

 

Podemos concluir

Es importante decir que a pesar de las exigencias y el desgaste físico y mental, que significa trabajar y estudiar, existe una alta valoración. Un 51% de los encuestados preferiría seguir como está, en vez de seguir sólo trabajando o estudiando. Además, los estudiantes no quieren dejar de trabajar, sino que anhelan la existencia de oportunidades adecuadas, que les permitan desarrollar ambas actividades.

 

Artículo anteriorUna semana agitada
Artículo siguienteImpacto ambiental

Reservá tus vacaciones

Fotografía