23 abril, 2024

Es notable la tendencia de responsabilidad social  que toman la mayoría de empresas y sociedad, la problemática del medio ambiente está bajo la responsabilidad de todos. Debido a la necesidad de preservar y cuidar el medio en el cual vivimos es la razón por la cual se realiza infinidad de cambios en los métodos de producción, distribución y almacenaje de cualquier empresa industrial. En la actualidad el consumo de envases fue aumentando y el embalaje por las etapas de transporte, distribución y uso conlleva un incremento en la cantidad de residuos sólidos generados. Se tiene en cuenta series de exigencias impuestas a los envases y embalajes por parte de los distintos agentes económicos que componen como los productores de envases, envasadores, distribuidores y consumidor final.

En el ámbito del Packaging, está siendo abatido por el aumento de la demanda de envases de tipo ecológico, que sean más reciclables, más económicos y durante el proceso de fabricación no contaminen el medio ambiente. El material de envase y embalaje que se produce a partir del aceite de palma es biodegradable, además, su producción y uso no daña al medio ambiente. Estos productos reciben el nombre de polímeros degradables.

Los  polímeros degradables  sufren un cambio significativo en su estructura química en condiciones ambientales específicas. Estos cambios se producen una pérdida de propiedades físicas.  Se puede ver como la biodegradación, al ser expuesto a radiaciones solares, de oxidacion,  entre otras. Los polímeros biodegradables, lo sufren por el efecto de microorganismos naturales como bacterias, hongos y algas. Por esta razón, su utilización es con el fin de la preservación del medio, ya que su descomposición sigue un proceso totalmente natural.

Desafortunadamente, los materiales más utilizados dentro del sector de envase y embalaje son los polímeros productos a partir del petróleo, debido a su disponibilidad en grandes cantidades, su bajo coste y sus buenas propiedades funcionales. Los materiales más utilizados, polipropileno (PP) y polietileno, no son biodegradables, y estos son los que generan problemas de contaminación si a su vez no soy gestionados correctamente.

La generación de residuos de envase debido comenzar por el aumento de hogares unipersonales. Por lo tanto, el consumo de kilogramo de material de envase por habitante se ha visto incrementado desde 1995 y se prevé un aumento del mismo hasta el año actual. Esto llevo a tener que ofrecer las bolsas fabricadas con aceite de palma que se pueden adquirir por un precio simbólico en el momento de pasar por caja.

Modificar y mejorar los hábitos de conducta de los consumidores no fácil, ya que además se debe enseñar a reutilizar y reciclar, acciones de fácil sustentabilidad ecológica. Pero el aumento en la cantidad de residuos debe ser controlado y se plantean  estrategias con la finalidad de disminuir la cantidad de residuos a gestionar. Al parecer el progreso de la industria se encuentra con la prioridad de materiales para envase y embalaje que tiendan a seguir la ecologista que nos depara el futuro. De más estar decir que la filosofía empresarial es un punto a favor en cuanto a la imagen corporativa para las empresas que reflejen sensibilidad y conciencia con nuestra Madre Tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *