22 abril, 2024

SISTEMAS DE PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS

CONCEPTUALIZACIÓN DEL PROBLEMA

En los edificios, los fuegos pueden empezar por causas muy variadas
• Fallos en las instalaciones eléctricas
• Fallos de combustión (calderas)
• Escapes de combustible
• Accidentes en la cocina, niños jugando con mecheros o fósforos
• Accidentes que implican otras fuentes de fuego, como velas y cigarrillos.

 

OBJETIVOS DE PREVENCIÓN CONTRA INCENDIO

La protección contra incendios comprende el conjunto de condiciones de construcción, instalación y equipamiento de las industrias
Los objetivos a cumplimentar son:
1) Dificultar la iniciación de incendios.
2) Evitar la propagación del fuego y los efectos de gases tóxicos.
3) Asegurar la evacuación de las personas.
4) Facilitar el acceso y las tareas de extinción del personal de bomberos.
5) Proveer las instalaciones de detección y extinción.

 

SISTEMAS DE PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS.
Se llama protección contra incendios al conjunto de medidas que se disponen en los edificios para protegerlos contra la acción del fuego Las medidas fundamentales contra incendios pueden clasificarse en dos tipos:
• Medidas pasivas: Se trata de las medidas que afectan al proyecto o a la construcción del edificio, en primer lugar facilitando la evacuación de los usuarios presentes en caso de incendio.
• Medidas preventivas: Señalizar las áreas de riesgo, ej.: Carteles de prohibido fumar o Material inflamable.
• Medidas activas: Fundamentalmente manifiestas en las instalaciones de extinción de incendios.
• Medidas humanas: Evacuación, salvar vidas de las personas que se encuentran en las instalaciones (Plan de evacuación y capacitaciones).

 

CLASIFICACIÓN DE LOS FUEGOS EN FUNCIÓN DE LA NATURALEZA DEL COMBUSTIBLE.
• Clase A: Fuegos que se desarrollan sobre combustibles sólidos, como ser maderas, papel, telas, gomas, plásticos y otros.
• Clase B: Fuegos sobre líquidos inflamables, grasas, pinturas, ceras, gases y otros. Clase C: Fuegos sobre materiales, instalaciones o equipos sometidos a la acción de la corriente eléctrica.
• Clase D: Fuegos sobre metales combustibles, como ser el magnesio, titanio, potasio, sodio y otros.
• Clase K: Fuegos originados en Cocinas (freidoras, hornos) Como ser, aceites vegetales, margarinas, mantecas, etc.

 

INSTALACIÓN DEL EXTINTOR.

Una vez elegido el tipo, clase y tamaño del extintor, éste debe ser instalado conforme a los establecido por el D351/79, capítulo 18, art. 176, “en todos los casos deberá instalarse como mínimo un extintor cada 200 metros cuadrados de superficie a ser protegida. La máxima distancia a recorrer hasta el extintor será de 20 metros para fuegos clase “A” y 15 metros para fuegos clase “B
Deben ser fáciles de alcanzar y localizar. Para ello es conveniente situarlos distribuidos de una forma regular, estando alguno cerca de las puertas y accesos, sin obstrucciones que impidan alcanzarlos y a una altura asequible (1,50 m). Es también necesario señalizar su posición, sobre todo en aquellos locales cuyo tamaño o tipo de ocupación pueda dificultar la rápida localización del extintor.

 

MECANISMOS DE EXTINCIÓN.
Los incendios se componen de cuatro componentes básicos; combustible, comburente, oxígeno y reacción en cadena. Si eliminamos uno de los 4 elementos conseguiremos la extinción del incendio. Dependiendo del elemento que pretendamos eliminar surgirán distintos mecanismos para sofocar el fuego:
• Segregación: Eliminar o aislar el elemento combustible.
• Sofocación: Eliminar el oxígeno (comburente), o impedir que los gases que desprenden los materiales entren en contacto directo con el oxígeno del aire. Un ejemplo puede ser una sartén ardiendo, si la tapamos el fuego se detiene.
• Enfriamiento: Esté método de extinción se basa en bajar la temperatura hasta que el material que arde deja de emitir vapores y por tanto el fuego se sofoca. Para ello debemos usar un medio extintor que sea capaz de enfriar muy rápido. El ejemplo más claro de este caso es cuando apagamos un fuego con agua.
• Inhibición: Aquí se apaga el incendio rompiendo la reacción en cadena. Se trata de que no se trasmita calor de unos elementos a otros. En este caso se apagaría el incendio por medio de compuestos químicos que reaccionan con los vapores del fuego, como es el caso de halones.

 

Revisión y mantenimiento de los extintores.

Un extintor debe estar constantemente en condiciones para funcionar. Esto sólo se consigue mediante una comprobación periódica de su estado. Esta comprobación incidirá especialmente en:
a. El estado externo del extintor y su etiqueta.
b. El estado de la manguera y la boquilla.
c. La no manipulación de los precintos.
d. La presión del manómetro o el peso del gas.
e. El estado de la carga. Un extintor tiene una vida máxima de 20 años, a partir de la primera fecha de prueba por Industria. Cada 5 años debe ser probado a presión hidráulica.

 

TIPOS DE SISTEMAS CONTRA INCENDIOS.

Los agentes extintores pueden dividirse en dos tipos:

1. Extintores portátiles.
Manuales: Son aquellos equipos que no exceden los 25 kg y pueden ser transportados por una persona.
Sobre ruedas: Son aquellos equipos que exceden los 25 kg y que por su dimensión y peso deben poseer ruedas para ser transportados.

2. Sistemas fijos de extinción
Son sistemas de transporte de agua compuestos por fuente de suministro, red de tuberías, válvulas y puntos de descarga, que se mantienen con agua a presión permanente, esta presión es mantenida con un equipo de impulsión propio del sistema o con la presión de aducción de la ciudad.

3. Rociadores
Consiste en un sistema integrado de tuberías, diseñado conforme a las directrices para la extinción de incendios, conectado a una o más fuentes de agua, este sistema se activa por el calor del fuego y las boquillas expulsan agua a la zona de combustión. Su eficacia es casi del 100%. Algunos sistemas se controlan desde una central que transmite la alarma a departamentos de bomberos cuando se activan las boquillas del sistema.

 

RECOMENDACIONES FINALES.

  • Se recomienda reemplazar los tomas corrientes defectuosos o en mal estado.
  • Reemplazar luminarias quemadas.
  • Mantener el tablero eléctrico cerrado.
  • No obstruir los extintores y vías de escape.
  • Los extintores deben estar colgados a una altura no superior a 1.50/1.20 metros de la base del mismo.
  • Realizar control periódico de los letreros luminosos “salida de emergencia” y luces de emergencia.
  • Realizar simulacro de evacuación 2 veces por año.
  • Capacitar a la totalidad del personal en uso de extintores y cómo actuar en caso de emergencia.

0 comentarios en «Sistemas de Protección Contra Incendios»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *