21 abril, 2024

En el siguiente artículo vamos a hablar sobre la seguridad en el uso de autoelevadores. El objetivo de las recomendaciones, es que un trabajador pueda operar el autoelevador de forma profesional y adecuada, minimizando los posibles riesgos emergentes.

[md_item prop=seguridad en el uso de autoelevadores element=h2]

En primer lugar resulta sumamente importante conocer las partes de la unidad, debido a que cualquier desperfecto al momento del chequeo previo a su utilización,  pueda ser detectado a tiempo por el trabajador y enviar el mismo a mantenimiento si así lo requiere.

Los principales puntos a chequear son los siguientes:

  • Alarma sonora e iluminación de retroceso
  • Bocina
  • Espejo retrovisor
  • Carga máxima visible
  • Cinturón de Seguridad
  • Volante (su juego de giro debe estar entre los 2,5 y 5 cm en ambos sentidos)
  • Frenos (Profundidad de pedal, vibraciones al aplicarlo, chillidos)
  • Freno de Mano
  • Estado del Extintor
  • Estado de protección de cabina
  • Estado del Arrestallamas

Arrestallamas: La función de este dispositivo es atrapar o pulverizar chispas provenientes del caño de escape, a un diámetro muy pequeño antes de ser expulsadas. Estas partículas conllevaran a una energía de ignición muy reducida, con lo cual no generaran puntos de incendio al ser liberadas al medio exterior.

En segundo lugar, el trabajador autorizado a operar con el autoelevador, deberá poseer el correspondiente registro de conducir habilitante y vigente, certificación de entrenamiento y capacitación en manejo seguro.

En referencia a la conducción, se recomienda manejar a velocidades reducidas, respetando las máximas indicadas en el establecimiento, arrancando y deteniéndose suavemente, evitando giros bruscos, cabe destacar que el vehículo con carga se vuelve más inestable en las maniobras.

La carga debe estar elevada a 20cm. del nivel del suelo al momento de ser transportada con inclinación hacia arriba, evitando el desmoronamiento, si la misma impide la visual del conductor se recomienda desplazarse marcha atrás.

En cuanto al centrado de la carga, es un detalle no menor a momento de realizar cualquier maniobra o movimiento, tómese el tiempo necesario para ajustar las guías y brindar un correcto calce de la carga, de ser necesario y para mayor seguridad sujete la carga con eslingas o sogas de amarre.

Es fundamental observar cuando se elevan y transportan cargas, la ubicación de vigas, columnas, tendidos de cables y obstáculos a lo largo del trayecto. Al momento del izaje de la carga se debe verificar la tensión de la cadena, si esta se encuentra floja significa que hay un problema en el mecanismo, no continúe operando y de informe inmediato a mantenimiento.

Si tuviera que realizar algún desplazamiento sobre rampas y el elevador se encuentra cargado, se recomienda subir de frente a diferencia que si estuviera sin carga el procedimiento seria completamente al revés, es decir, subir marcha atrás. Nunca realice giros cuando sube la rampa, ni tampoco conduzca a lo ancho de la misma, el autoelevador es tan angosto que podría perder fácilmente su centro de gravedad y por consiguiente lograr un vuelco.

Evite transitar por superficies movedizas como barro, arena, canto rodado, hielo, etc. Estos terrenos son potencialmente desfavorables para operar con un autoelevador, pudiendo desencadenar en un accidente, chequee también si tuviera que transitar por puentes o plataformas, si las mismas son aptas para soportar el peso del autoelevador y su carga.

Al momento de estacionar el autoelevador, hágalo siempre en un lugar que se encuentre libre de tránsito vehicular y peatonal, baje las uñas al piso, coloque la palanca en punto muerto, accione el freno de mano, apague el motor y retire la llave.

0 comentarios en «Seguridad en el uso de autoelevadores»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *