Luz y color en los centros de salud

    0
    845

    Alguna vez pensaste en el color y la luz de una sala de espera? Una sala de rehabilitación o la luz que necesita un quirófano?

    Además de la atención de los médicos en los centros de salud se necesita contar con un ambiente agradable y de confort para que ayude a la recuperación de los pacientes y al bienestar de los trabajadores ya que por lo general  tienen que pasar largas jornadas de intenso trabajo por lo cual una buena iluminación, (ni en exceso ni deficiente) ayudará a evitar errores,  problemas visuales, cansancio o encandilamiento.

    En  las áreas en donde se realizan tareas de agudeza visual y con mayor concentración  se recomienda utilizar  luz intensa y con paredes de colores fríos. En cambio los sectores iluminados con luces calmas y colores cálidos ayudará a la tranquilidad de los pacientes como en las salas de espera o en las áreas de a la atención de las personas de avanzada edad.

    Los quirófanos necesitan paredes y techos de colores claros para que refleje la luz, y la iluminación irá hasta 10.000 LUX.

    Sobre la mesa de operaciones es recomendable 2.000 LUX, las luminarias deben ser de fácil limpieza y no  generar calor para evitar la creación de microorganismos. En las zonas de alrededor de las mesas 1.000 LUX, en las salas contiguas es necesario iluminar con 500 LUX e ir bajando la graduación de manera de que la vista del cirujano se adapte en forma gradual a la disminución.

    En las salas de terapia es necesario contar con 300 LUX de iluminación general y 1.000 a 2.000 LUX  sobre las camas para casos de atención de emergencia. Y un punto a tener en cuenta es que las luces no deben producir reflejos sobre las pantallas de monitoreo.

    Debido a las múltiples tareas que se realizan en los centros de salud las luminarias pueden variar desde los 5 LUX hasta los 10.000 LUX y junto con el color juegan un papel muy importante.

    La luz y el color no solo sirven para decorar sino que tiene su significado y su utilidad. Influyen directamente en el estado de ánimo. Una luz tenue disminuye la ansiedad y el estrés. Una luz deficiente aumenta la fatiga de la jornada laboral, aumenta el ausentismo y causa bajo rendimiento, mientras que una iluminación de 800 a 1.000 LUX nos podrá mantener activos y despiertos.

    Para tener en cuenta, si la luz y el color nos cambia el ánimo. Con qué color hoy vas a iluminar  tu día?

    página consultada: http://casasolo.net/iluminacion-hospitales-segun-areas-atencion/