21 mayo, 2024

Tres componentes son necesarios para que un incendio comience y se propague: combustible, calor y oxigeno. Estos tres componentes se conocen como el «triángulo del fuego».»Combustible» se refiere simplemente al material inflamable que se quema, en el caso de un incendio forestal por lo general consiste de vegetación. Vegetación muerta y seca, como la hojarasca o la madera muerta, por lo general son más inflamable que el tejido vivo (aunque algunas plantas tienen hojas especialmente adaptadas a arder con facilidad). El segundo componente del triángulo del fuego es el oxígeno que está siempre presente en el aire. El tercer componente, el calor, puede ser proporcionado por un rayo o por los seres humanos cuando depositan cerillos o cigarrillos de manera inadecuada. Los tres componentes del triángulo deben estar presentes en un incendio pueda empezar. El fuego desaparece si alguno de los componentes se elimina. Los bomberos utilizan este principio a su favor al tratar de controlar un incendio forestal. Por ejemplo, pueden detener el avance de un incendio mediante la eliminación de los combustibles potenciales con una «línea de fuego» (un área alrededor del perímetro del incendio que se ha limpiado de vegetación o de los combustibles por lo que el fuego no puede avanzar). Se puede privar de oxígeno al fuego por sofocación, con una sustancia química resistente al fuego o con agua (esto se llama una línea húmeda). Frecuentes incendios forestales han cambiado el paisaje de América del Norte durante miles de años. Como resultado, la mayoría de las plantas nativas, especies animales y comunidades de plantas han evolucionado, adaptado y a menudo depende de la recurrencia de los incendios. Los veranos del Rogue Valley son calurosos y suficientemente secos para que un rayo inicie un incendio, lo cual sucede con mucha frecuencia. El Table Rocks ha experimentado históricamente incendios de baja intensidad, con una frecuencia de 3 a 5 años. Además de los incendios causados por rayos, los Nativos de América han cambiado dramáticamente el paisaje de forma intencionada causando incendios forestales. Incendios han servido como una herramienta para gestionar ampliamente la tierra y mantener un ecosistema sano (ya que actualmente es utilizado por quienes administrar las tierras). También ha servido para muchos otros propósitos. El uso de incendios promueve recursos alimenticios más sanos y abundantes. Mantiene el habitad de los venados y alces abiertos, ya que ellos prefieren vegetación recién brotada. A su vez, es más fácil de cazar en las zonas despejadas. Los Nativos americanos usaban el fuego como una herramienta en la guerra para obligar a las tribus enemigas a evacuar sus hogares. El humo de los incendios fue utilizado como una cobertura o señal de miembros de las tribus que se reúnen para la guerra. Hay varios diferentes tipos de incendios en la naturaleza. Estos se pueden clasificar de varias maneras, dependiendo del tema a tratar. Para la mayoría de lección en “Ecología de Incendios” los incendios se clasifican por su nivel de intensidad: los incendios de baja intensidad quema con menos gravedad y menor calo y los incendios de alta intensidad que queman con mayor severidad y mayor calor. En comunidades de plantas de nuestra región, un incendio de alta intensidad provocaría un mayor impacto ecológico. Por lo tanto, si un incendio es un incendio de baja intensidad provoca muy poco daño ecológico y sirve para mantener sano el ecosistema . Ocasionales incendios de alta intensidad son parte de nuestro patrón de incendios históricos. Algunas comunidades de plantas, como la comunidad de Pine Lodgepolo, se basan en los incendios de alta intensidad para su regeneración. Pinos Lodgepole tienen conos serotinus que dependen del fuego para abrir y dispersar sus semillas. Esta comunidad de plantas usualmente se ve envuelta en incendios de alta intensidad, lo cual resulta en la muerte de muchas plantas madres. Sin embargo, la frecuencia de los incendios de alta intensidad en el paisaje del suroeste de Oregon ha aumentado de forma significativa con las prácticas de administración de tierras enfocadas a la extinción de incendios y la acumulación de combustibles. Debido al extremo calor generado por un incendio de alta intensidad una serie de impactos ecológicos perjudiciales pueden ocurrir, incluyendo la esterilización del suelo. Esto se traduce en una recuperación ecológica más larga.A pesar de los muchos beneficios de fuego, durante varias décadas (desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta hace poco), extinción de incendios fue la política aceptada en las tierras públicas. Antes de esta política de extinción de incendios la mayoría de ecosistemas del oeste tuvieron incendios relativamente moderados o de baja intensidad que quemaros la hojarasca, maleza y la vegetación muerta ayudando a prevenir la formación de combustibles. La supresión de estos incendios naturales ha permitido la construcción de combustible, aumentando el riesgo y la frecuencia de incendios de alta intensidad. Extinción de incendios pueden tener efectos negativos sobre las especies dependientes de incendios, ya que incremente la posibilidad del aumento de las enfermedades, plagas de insectos, y el desplazamiento de hierbas no nativas. Devolver el fuego a los ecosistemas del oeste es un problema grave e importante que enfrentan los administradores de la tierra en la actualidad. Décadas de supresión de incendios se han traducido en las cargas de combustible anormalmente pesada. Desarrollo suburbano ha ampliado la interfaz urbano-forestal (el área donde el desarrollo urbano y los bosques se encuentran). Por lo tanto, la reintroducción de incendios se debe hacer con mucha planificación y la máxima precaución. Regularmente una combinación de prácticas es necesaria, tales como la reducción de cargas de combustibles y planificación de incendios prescritos son necesarios. Introduciendo gradualmente patrones de incendios en tierras públicas, podremos mantener los ecosistemas saludables, recursos naturales, así como ámbitos de la vida humana y comunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *