14 abril, 2024

No podemos esperar a que suceda una emergencia para prepararnos, por el contrario es necesario tener las herramientas y conocimientos que nos permitan actuar ante un evento de estos, una de las formas de intervenir los factores de riesgo es el plan de evacuación ya que hace parte de los planes de contingencia o respuesta, consiste en un conjunto de actividades y procedimientos tendientes a conservar la vida y la integridad física de las personas, en el caso de verse amenazadas, mediante el desplazamiento a través y hasta lugares de menor riesgo.

Evacuación

Es la acción de desocupar ordenada y planificadamente un lugar. Es realizada por razones de seguridad ante un peligro potencial o contingencia, cuyos objetivos principales son prevenir la pérdida de vidas, evitar lesiones y proteger los bienes.

Plan de evacuación

Es el establecimiento de un orden, programa o seguimiento de acciones, cuya finalidad es la de integrar todos los elementos, dispositivos que pudieran ser de utilidad en caso de emergencia y desastre, tomando en cuenta los fenómenos naturales y artificiales propios de la zona.

¿Cuándo se realiza?
Las evacuaciones se realizan en caso de Fenómenos perturbadores como:
• Sismos
• Incendios
• Inundación
• Deslizamientos de tierras
• Explosiones (sabotaje y otros).
• Contaminación

El proceso de evacuación se lleva a cabo a través de cuatro fases

1. Detección
2. Alarma
3. Preparación
4. Salida

¿Que debe contener el plan de evacuación?

• Descripción de la institución
• Instructivo básico de evacuación
• Rutas de evacuación
• Sitios de reunión final
• Esquema general de atención de emergencias
• Mapa de entorno de la empresa
Planos con ruta de evacuación
• Señalización sugerida
• Prácticas y simulacros
• Preparación del personal

Instructivo básico de evacuación

• Todo el personal de la empresa debe conocer las rutas de evacuación
• Al momento de recibir la orden de evacuar, en lo posible se deberá des energizar los equipos según las instrucciones del coordinador in situ, que se encuentren conectados a la red de energía eléctrica, según procedimientos técnicos previamente acordados.
• Una vez iniciado el proceso de evacuación, nadie debe volverse a recoger artefactos u elementos personales, «SU VIDA ES MAS IMPORTANTE»
. • Sí la persona se ve alcanzado por las llamas (fuego), y estás cubren parcial o totalmente su cuerpo, no corra, tírese al suelo libre de sustancias combustibles y haga rodar su cuerpo.
• A fin de evitar situaciones precipitadas con el consiguiente desorden y/o pánico, debe seguir solo las órdenes del brigadista de evacuación, siguiendo las instrucciones estipuladas en el presente plan.
• Sí se encuentra en compañía de algún usuario, deberá acompañarlo(a) y guiarlo(a) por la vía de evacuación hacia el punto de encuentro señalada para esa área en el presente documento.
• Al momento de ordenarse la evacuación, si la persona se encuentra en otras dependencias o en el baño, deberá seguir las instrucciones del brigadista de evacuación de esa área, procediendo por la vía de evacuación.

Rutas de evacuación

Ruta Principal: La ruta principal, corresponde a la vía de salida más viable para las diferentes áreas, es decir, es aquella donde se recorrerán las distancias más cortas.
Ruta alterna: Teniendo en cuenta, que en el evento de un siniestro que conlleve a una evacuación, la salida principal podría obstruirse por las características del mismo, se debe contar al menos con otra opción de salida, evaluada de la misma forma que la ruta principal.

Punto de reunión final

Una vez que se ha salido de la edificación, es necesario que todos los ocupantes se reúnan en un lugar determinado, para verificar que todos hayan salido y establecer las novedades. En el punto de reunión final se establecerá, si se puede o no retornar a las labores
Punto de encuentro
Son los espacios o espacio de reunión para la ubicación de las personas después de la evacuación, deben estar preferiblemente al aire libre, señalizado y delimitado. Libre de riesgos como, cables de alta tensión, árboles en riesgo de caída, muros en riesgo de colapso.

Señalización

La razón de la señalización de emergencia, es la de orientar a las personas en cuanto a las rutas que deben tomar. Dicha señalización reafirma las rutas que se han tomado en los simulacros y genera confianza entre las personas. Para que la señalización preventiva sea realmente efectiva, debe cumplir con unas características elementales, entre las que se destacan:
• Atraer la atención de quien la observa
• Dar a conocer el mensaje previsto con suficiente anterioridad
• Informar sobre la conducta a seguir
• Ser clara y de interpretación única
• Permitir a quien la observe crear la necesidad de cumplir con lo indicado, la señalización no elimina el riesgo solamente lo resalta. Por lo tanto, nunca da seguridad efectiva o real. Debe emplearse como técnica complementaria de las medidas de control, con buen criterio y sentido común para que no pierda su efecto preventivo; la utilización incorrecta puede eliminar su eficacia. Por lo anterior, es conveniente utilizarla sólo en los siguientes casos:
• Cuando no es posible eliminar el riesgo
• Cuando no es posible advertir el peligro a simple vista (altas temperaturas, alta tensión, pintura fresca, cemento fresco, etc.)
• Cuando no es posible instalar sistemas adecuados de protección
• Como complemento a la protección ofrecida para resguardos, dispositivos de seguridad y protección personal. La práctica mediante simulacros y ejercicios sencillos aumenta los deseos de supervivencia forjando una conducta que lo sostendrá aún bajo condiciones adversas. De acuerdo a los protocolos de emergencia todo plan de evacuación debe ser divulgado, practicado, evaluado escrito y estar actualizado para ser aprobado determinando su efectividad y falencias ante un evento.

 

Resultado de imagen para plan de evacuacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *