13 abril, 2024

Trabajo Práctico – El Insignia

 

 

 

Metodología de la Investigación

 

 

Profesora:

María Nieves Ruiz Salas

 

 

 

 

Luciano Villalobos

 

 


 

Monsanto

Monsanto, nacida en 1901 en St. Louis, Missouri, es una empresa multinacional de origen estado unidense. En su página de internet se presenta como una empresa agrícola cuyo objetivo es ayudar a los agricultores a producir alimentos más sanos, reduciendo a su vez el impacto de la agricultura sobre el entorno. Una compañía de agricultura sustentable. Monsanto también es líder mundial en biotecnología. Su producto estrella: RoundUp. Éste es el herbicida más vendido del mundo desde hace 30 años.

ROUNDUP

Es un herbicida para grandes trabajos. Carece en su etiqueta de presentación su condición de “biodegradable”.

Soja RoundUp ready: La soja contiene una proteína que ha sido introducida a la planta mediante una manipulación genética para ser roseada con el herbicida RoundUp. Lo promocionan como una ventaja ya que en los campos rociados con RoundUp “no hay malas hierbas”. En su etiqueta el herbicida dice que no implica riesgo alguno para los seres humanos, animales domésticos, ni su medio ambiente. El 90% de los OMG (Organismos Modificados Genéticamente) o transgénicos cultivados en el planeta son de Monsanto. La gran mayoría fueron manipulados genéticamente para que fueran resistentes a las emisiones de RoundUp.

En 1901 Monsanto empezó como una empresa química, y los productos que elaboraba eran “El agente naranja” (clave en la guerra de Vietnam), Aspartamo, hormona de crecimiento bovino, PCB, entre otros. Todos prohibidos a partir de 1980. Se conocieron archivos de 1937 que la empresa Monsanto sabia de la contaminación pero no querían perder un dólar de venta y escondieron la verdad. En algunos casos Monsanto se lo hacía saber al estado, pero este en lugar de proteger a la comunidad, protegía a la multinacional.

Todos los seres llevamos en nuestro organismo el PCB. El mismo produce numerosas enfermedades. La más conocida es cáncer, así como coeficiente intelectual y hormonas de crecimiento reducido. En el 2001 fueron condenados a pagar y desintoxicar los lugares donde se implemento la contaminación pero ningún ejecutivo fue preso. Así todo, sigue siendo rentable.

RoundUp: Glitofanato, herbicida total. Siempre se aseguro que era biodegradable pero 2 veces se condeno a la empresa por publicidad engañosa. La definición de biodegradable es que se degrada 2% después de 28 días. Tendrá sus efectos en alteraciones de la división celular y se reflejara en cáncer en los próximos 30 años.

El primer cultivo transgénico se ha comprobado en el cultivo de soja en 1996.

FDEA (Food and Drug Administration)

Este organismo decidió no crear para los transgénicos. No se crearon leyes nuevas y no se regulo diferente a los alimentos transgénicos. Este organismo considera igual una planta transgénica a una planta natural. Dicho concepto fue cuestionado por muchos científicos. Los cambios fisiológicos de los animales tratados con la hormona de crecimiento son dramáticos. Los animales tienen problemas para reproducirse. Para Monsanto, la leche no cambia con el pocilac (hormona transgénica). En la leche hay pus y antibióticos porque la vaca desarrolla mastitis, y en la leche hay IGF1 (factor que produce cáncer de colon, mama, etc.) prohibido en Canadá y Europa.

 

Puertas Giratorias

Los empleados de Monsanto trabajan en la FDA y los empleados de la FDA trabajan en Monsanto. Los empleados pasan de una empresa a la otra.

LECTINA

Es un gen que está en las papas alteradas genéticamente, el cual produce proliferación de células en el estomago y el sistema inmunitario del estomago se altera.

Greenpeace denuncia en 1999 y Monsanto se promociona como empresa que ofrece salud y esperanza.

El 90% del mercado americano está afectado con la soja RoundUp ready. La diferencia entre Estados Unidos y Europa es que en el primero no es necesario etiquetar que el alimento es transgénico, cuando en el segundo, si hay que hacerlo.

El componente 245T es el principal elemento del agente naranja (dioxina) el cual fue un gran protagonista en la guerra de Vietnam.

En 1996 Monsanto presenta un estudio para decir que la soja transgénica se ajusta al principio de equivalencia sustancial, el cual era muy ligero sin estudios seguros y se ocultan datos. Los transgénicos invadieron al mundo: Europa, Asia, África, India y América tanto del sur como del norte.

Algodón BT

Se introdujo en la India en 2005. A partir de ahí Monsanto controla el mercado del algodón con semillas transgénicas que valen 4 veces más caras que las comunes. Aumenta la tasa de suicidios entre los agricultores que se ven envueltos en un mercado más caro de semillas, de abono, de pesticidas, y que al final no terminan de controlar al gusano que afecta al algodón. El campesino de endeuda para entrar en ese mercado y se termina suicidando. Monsanto quiere insertar el sistema de patente y cobra derechos de autor por cada semilla controlando así todo el alimento del mundo. Monsanto se presenta como integridad, transparencia, dialogo y compartir.

Los transgénicos controlan el maíz mexicano

Las plantas criollas de maíz se contaminan con las transgénicas y las plantas contaminadas se ven algunas veces diferentes como “monstruos”. Supuestamente los transgénicos resolverán los problemas del hambre en el mundo preservando la naturaleza.

América del Sur

En argentina se autorizo oficialmente los cultivos transgénicos y Paraguay y Brasil aceptaron finalmente después del contrabando de semillas transgénicas. Para exportar a Europa, es necesario oficializar y pagar derechos de soja. Los campesinos luchan contra lo que se llama “El avance verde” que es el monocultivo de la soja transgénica. Actualmente se fumiga con RoundUp, y esa soja transgénica se vende para alimentar a los animales de Europa. Es una agricultura sin agricultor. Quita la soberanía y la posibilidad de cultivar tu propia comida y mientras tanto… las acciones en bolsa se Monsanto suben. Cuando la periodista Marie Monic Robin quiso entrevistar a Monsanto para el documental que estaba haciendo, Monsanto se negó porque sospecho que no sería una entrevista beneficiosa para ellos.

Artículo de InfoBae por Juan Parrilla, 18 de abril 

 Sociedad: Monsanto hallado culpable por daños a la salud y el ambiente, crímenes de guerra y ecosidio.

El tribunal internacional popular que analizo en La Haya la historia de la multinacional Monsanto, comprada el año pasado por Bayer encontró a la empresa culpable del delito de ecosidio, de crímenes de guerra, de violaciones de los derechos a un medio ambiente sano y equilibrado, a la salud y a la alimentación, y de quebrantar la libertad científica. Monsanto, que desde principios del siglo XX ha comercializado productos altamente tóxicos como el PCB, el 245T, el herbicida Lasso y el famoso RoundUp, elaborado a base de glifosato, fue sometida a un tribunal ético integrado por 5 prestigiosos jueces, entre ellos, la argentina Elionora Lamm, subdirectora de derechos humanos de la Suprema Corte de Mendoza. Para ello se utilizaron los mismos procedimientos que utilizan la Corte Penal Internacional de La Haya, pero la compañía se negó a participar.

La idea fue impulsada por más de mil organizaciones no gubernamentales de todo el mundo. Si bien el tribunal era simbólico, sus conclusiones empezaran a ser usadas en demandas a lo largo y ancho del planeta, y se usaran para intentar que se modifique el Estatuto de Roma y se incluya la figura de ecosidio.

Si el ecosidio se reconociera en el Derecho Penal Internacional las actividades de Monsanto posiblemente constituiría un delito de ecosidio en la medida que causa daños sustanciosos, y duraderos a la diversidad biológica y los ecosistemas, y afectan a la vida y la salud de las poblaciones humanas.

Para ello los expertos analizaron testimonios de investigadores que detectaron casos de mal formaciones en Argentina y Francia, causados por el glifosato, enfermedades renales crónicas por la aplicación de RoundUp en Sri Lanka y la suba de tasas de cáncer en Brasil. También se menciono la pérdida de diversidad y fertilidad de los suelos, la contaminación de las explotaciones agrícolas con transgénicos y la deficiencia de salud de los cerdos alimentados con plantas modificadas genéticamente.

Hubo más se hablo de la falta de información de las comunidades fundamentalmente indígenas, en todo el mundo, la contaminación producida por la canola transgénica en Australia y Canadá, la imposibilidad de obtener un buen rendimiento de los cultivos de algodón modificado genéticamente, los intentos de Monsanto de monopolizar el mercado de semillas en la Inda, la fumigación aérea de glifosato en la guerra fallida contra las drogas y la contaminación con glifosato de las fuentes de agua en la Argentina, muy estudiada en el rio Paraná. El combo “siembra directa + transgénicos + agroquímicos” fue presentado desde minuto cero como la triada que pondría fin al hambre en el mundo, algo que no solo no ocurrió, sino que según el fallo el mundo siempre estuvo en condiciones de producir alimentos para todos apelando a la agricultura tradicional.

Varios testimonios al decir del tribunal coincidieron en que Monsanto ha empleado de modo habitual tácticas deshonestas, engañosas y opacas para conseguir la aprobación de sus cultivos obtenidos por ingeniería genética y sus herbicidas asociados. La empresa está acusada de operar para desacreditar y paralizar las investigaciones científicas y debates que suponen una amenaza para sus intereses comerciales.

Todos piensan que los productos que están en el mercado fueron testeados de forma científica, pero no es así, son las industrias Monsanto u otros, los que hacen sus propios estudios en sus propios laboratorios amigos sobre el glifosato puro, pero no lo hacen en RoundUp, ni en otros productos combinados. Hemos demostrado que el RoundUp sobre células humanas es entre 1000 y 10000 veces más toxico que el glifosato solo, porque el RoundUp tiene coadyuvantes que son tóxicos.

La compañía, con derechos de patentes, acordó con las principales exportadoras agrícolas a hacer tests compulsivos a cada camión de soja que ingrese a los puertos y eventualmente, descontar dinero al producto que no puede demostrar que pago derechos a la compañía estado unidense. En Argentina se consintió con que esa tecnología debe pagarse cuando el chacarero adquiere esa semilla y no al final del proceso.

 

Conclusión

Monsanto se encarga de intoxicar nuestro alimento, y nadie hace nada al respecto ya que dan uso de sus grandes amistades con los gobiernos de distintos países para poder pasar su veneno directamente a nuestro plato. Es difícil poder luchar contra este gran problema desde nuestra posición, ya que obviamente no podemos dejar de comer, pero hay pocas alternativas para continuar con esto: La primera seria dejar de comer y morir en poco tiempo por desnutrición (no aconsejable),  y la otra seria comenzar a combatir a Monsanto con lo poco que tenemos pero de forma conjunta. Si todos comenzáramos a disminuir el consumo de los alimentos que se encuentran tocados por Monsanto y plantáramos nuestros propios alimentos, ya sería un golpe para Monsanto. Desde luego que todo esto tendría que venir acompañado de grandes movimientos sociales para demostrar este disgusto hacia las actividades de la empresa. Pero lo más importante de todo es concientizarse de esto. Yo personalmente no sabía absolutamente nada de lo que realizaba Monsanto. Solo lo conocía de nombre por haberlo escuchado en alguna canción como “El Aguante” de Calle 13 que dice: “Pa construir una pared, aguantamos los ladrillos, el que no fuma se aguanta el olor a cigarrillo, aguantamos que Monsanto infecte nuestra comida, aguantamos el agente naranja y los pesticidas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *