24 abril, 2024

En la actividad profesional del gestor, existen numerosas situaciones en las cuales es necesario realizar un dibujo, y no se tienen a mano todos los instrumentos necesarios. También es común que se requiera una representación gráfica rápida de un elemento o una idea, sin que sea necesario ejecutarla con toda la formalidad y el rigor de un dibujo acabado. Es por eso que el conocimiento de ciertos códigos legales, no obstante el nivel administrativo —local, municipal, provincial o nacional— en el que éstos sean aplicados, no pueden pasarse por alto si se quieren ejecutar responsablemente las distintas gestiones entre las cuales se encuentran las referentes a los bienes inmuebles, como podría ser el caso de los datos parcelarios a partir de una dirección, la ficha catastral que puede contener datos relacionados con la titularidad. Informa las dimensiones del lote, superficie, posibles restricciones y adjunta croquis del lote y de la manzana. La habilidad de elaborar dibujos técnicos con rapidez, sin emplear más instrumentos y materiales que lápiz, papel y goma de borrar, es de una importancia capital en la labor cotidiana del gestor inmobiliario.


La habilidad en el trazado a mano alzada de dibujos solo es posible obtenerla mediante la práctica sistemática, es precisamente mediante la repetición que se van obteniendo mejores resultados ya que el dibujante en cada repetición va observando los resultados obtenidos, detectando los errores y deficiencias corrigiendo una y otra vez los mismos hasta lograr los resultados deseados. Erróneamente algunos inexpertos consideran que un croquis es un dibujo chapucero, que de una idea más o menos de lo que deseamos expresar, por el contrario el croquis es el punto de partida para cualquier representación y por ello ha de reunir los mismo requerimientos que un dibujo con instrumento y siguiendo las mimas reglas y principios establecidos por la Normas Vigentes. Para aquellas personas que no tienen la suficiente práctica en el trazado de dibujos a mano alzada es recomendable el uso de papel cuadriculado, ya que no solamente facilita el trazado de líneas rectas, inclinadas y paralelas ente si, sino que también nos permite mediante el uso dichas cuadrículas establecer cierta proporción con el objeto que estamos representando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *