19 abril, 2024

LA COMPETITIVIDAD DE LA EMPRESA

La competitividad se define como la capacidad de una entidad u organización con o sin fines de lucro para competir. En el ámbito económico la competitividad juega un rol fundamental en empresas y países, definiendo así la aptitud de cada uno para poder mantenerse en el mercado. Las ventajas comparativas influyen de forma determinante ya que las mismas proporcionarán el alcance, sostenimiento y mejoramiento en cuanto a la posición socio económica en que se encuentre.

Al decir ventajas comparativas se involucran aquellos recursos que posee una empresa (materia prima, tecnología, conocimientos, etc.)y por los cuales destacan en comparación con otra empresa que dispone de ellos pero en menor medida o que simplemente no los tiene.

Cuando una empresa busca competitividad, significa que está planteando nuevos métodos de negocios y estrategias de mercado que le propinen una evolución positiva y trascendente, y de esa manera adaptarse al modelo económico actual.

Una empresa logra competitividad a base de experiencia y aprendizaje a través de los años en donde la influencia de sus dirigentes, accionistas, empleados, del estado y la sociedad marcan el rumbo de la misma.

LA PLANIFICACIÓN

Cualquier empresa que desee aumentar su nivel de competitividad en un lapso extendido, debe afrontar en primera instancia la utilización de una planificación estratégica. La misma consta de la sistematización y coordinación de los trabajos realizados por cada unidad encargada de una tarea específica, con el fin de maximizar la eficiencia global de la empresa y conseguir resultados totalmente óptimos.

Competitividad interna y externa

-La competitividad interna es aquella capacidad que tiene una empresa para explotar eficientemente y de forma positiva aquellos recursos con los que cuentan. Resalta la fuerza de superación que tiene por si misma y su capacidad evolutiva para ser más eficiente.

-La competitividad externa se basa en los logros conseguidos por una empresa en el contexto del mercado. Entonces, podemos decir que la competitividad externa se encuentra en dependencia del modelo de mercado en cual se halla inmersa dicha empresa, que deberá analizar el dinamismo de la industria, la innovación, etc. para lograr un nivel de competitividad que le permita subsistir. Una vez alcanzado un nivel de competitividad positivo, el mismo se deberá mantener con el paso del tiempo a través de la generación de nuevas ideas futuras y del aprovechamiento de oportunidades.

La competitividad en lo que concierna a países, deberá estar estimulada directamente con el Estado Gobernante. Éste es el encargado de fomentar una política que brinde las condiciones necesarias para que el comercio pueda desenvolverse normalmente entre las empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *