17 abril, 2024

Si deseáramos dar en español el significado de la palabra griega “philotimo”, no sería una tarea fácil. En ella se expresan virtudes de justicia, honor, fraternidad, bondad, amabilidad, “ amiguismo”, y nos lleva a hablar de la hospitalidad en Grecia.

Muchos son los ejemplos que muestran estas características de la cultura Griega; esta palabra es tan significativa para ellos que es una de las virtudes más importantes de la vida familiar y social.

El buen comportamiento, el respeto, la solidaridad y el buen recibimiento son reglas que deben cumplirse, y extenderse desde el ambito familiar hasta el vecino, el visitante, el turista. Ejemplo de ello es que si alguien no puede expresar la comida y los gustos en su idioma, es invitado hasta la cocina del restaurant u hotel para señalar lo que desea comer.

Realizan imnumerables esfuerzos para que el forastero no se sienta como tal. Nos atrevemos a decir que esta palabra “philotimo” significa para ellos un sendero de vida, con virtudes como como la justicia, la rectitud, el honor, la gratitud, la hospitalidad, etc. Ya los antiguos filosofos defendían este comportamiento griego de bondad y amabilidad como ejes de la conducta dentro de la familia y la sociedad.

La generosidad nacía con el respeto y el amor a padres y abuelos junto a expresiones de patriotismo y de dar sin espera de agradecimiento. La historia tambien nos recuerda que Grecia fue “ La Cuna de la Democracia” donde el respeto por el otro era y es de los aspectos más considerado.

La hospitalidad del pueblo Griego se muestra en todas su actitudes, llevándolos a tomar como norma la bienvenida y el cumplimiento de las reglas de hospitalidad. Estos ejemplos nos hacen pensar que cada uno de nosotros podemos contribuir a un cambio en el curso de la vida de los pueblos, desde nuestra vida hacia los otros, son estos signos de bondad, respeto, honra, empatía hacia aquel que lo necesita o lo espera, o simplemente el que llega de un lugar a otro.

Sería ideal que la naturaleza del hombre expresara siempre este camino de buen recibimiento y de amabilidad hacia el otro. Debemos recordar que el gran pensador Sócrates decía que todos eramos “ciudadanos del mundo y que todo lo que pasa en otro lugar tambien nos afecta”, que las tristezas y las alegrias nos suceden a nosotros como también en los más remotos lugares del mundo.

El sentimiento de amistad, de solidaridad de Grecia puede ser imitado por todos los habitantes del mundo. Cuando uno pregunta a un griego sobre “philotimo” no tardan en contestar que simplemente es buscar el camino correcto, olvidarse de uno mismo para ayudar al que lo necesita. Resumiendo: es el eje de la hospitalidad, el servicio a la comunidad, el pensar que el otro espera una respuesta.

También en la historia de sus guerras aparecen noticias del agradecimiento para aquellos extranjeros que lucharon junto a ellos o aquellas celebridades propuestas para el Nobel de la Paz que ayudaron a los refugiados y sus niños en las costas de Lesbos.

Muchos pescadores, retirados, voluntarios, artistas y estudiantes esperan en las costas para dar ropa, comida, y abrazos a aquellos que llegan golpeados por los avatares de la guerra.

Hemos tratado de sintetizar estos sentimientos que solo se pueden entender con el corazón, para poder comprender las expresiones de hospitalidad del pueblo Griego.

Otra anécdota, un ejemplo más:

Hace algunos años, dos hombres se encontraron en un lugar de reparacion de artefactos electricos. Uno llevaba una maquina ya reparada, el otro muy preocupado por arreglar la suya. El técnico ofreció al preocupado prestarle la que llevaba, un poco sorprendido, el otro acepto pidiendo su teléfono.

Días más tarde, el técnico recibió un llamado para ir a recuperar su maquina; la sorpresa fue que era en la Embajada de Grecia y el inicio de una gran amistad, y regalos como agradecimiento del arreglo.

El tiempo pasó y llegó una invitación para un gran evento con invitados de distintos países. El señor Embajador que antes era el señor preocupado por su maquina, recibió junto a su esposa, a mi abuelo y a mi abuela, que simplemente era el técnico, mi abuelo había colaborado, ayudado, al Embajador de Grecia en la Argentina, que se despedía de nuestro país y de su amigo técnico, mi abuelo Carlos Branca

Fuente:

http://www.bbc.com/travel/story/20170605-the-greek-word-that-cant-be-translated

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *