22 julio, 2024

Benítez Sandra

Higiene y Seguridad III

 

                                      ESTADISTICA DE ACCIDENTES DE TRANSITO EN ARGENTINA

 

De acuerdo al estudio, la Argentina es el país con la tasa más alta de muertos en accidentes de tránsito en Sudamérica, ya que sobre una población de 38.226.000 personas durante 2004 fallecieron 10.829 personas, lo que implica una tasa de 28,3 por cada 100 mil habitantes, más que duplicando el promedio regional que fue de 13,5.

 

 

En Argentina, hay tres fuentes principales que computan los accidentes de tránsito: el Instituto de Seguridad y Educación Vial y la Asociación Civil Luchemos por la Vida (ambos organismos privados) y el Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito (del ámbito público).

 

Según el Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV), el año pasado se produjeron 12.260 accidentes graves, en los que resultaron 10.829 muertes. Estimando la población en 38.226.000 habitantes tenemos una tasa de 28,3 muertos por cada 100 mil personas. El ISEV cruza la información de las policías provinciales y la Federal, del Ministerio de Salud y de las compañías de seguros.

 

 

Para la Asociación Civil Luchemos por la Vida en 2004 las muertes fueron 7.137, lo cual arroja una relación de 18,7 víctimas fatales cada 100 mil personas. La entidad contabiliza la cantidad de muertes sobre la base de cifras oficiales, de origen policial o municipal y también se rige según índices internacionales, pero con diferentes entrecruzamientos de datos que el ISEV.

 

Para el Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito (Renat), dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, el año pasado se registraron 4.111 víctimas, lo cual implica una tasa de 10,7 muertos por cada 100 mil habitantes. Este organismo público recaba la información suministrada por todas las policías del país, por la Dirección Nacional de Política Criminal, que recibe los registros de la Justicia, y la coteja con el Ministerio de Salud, que tiene el registro de los hospitales y centros de salud.

 

Quizás la cuestión de las diferencias surjan fundamentalmente por el seguimiento posterior de los casos graves de accidentes de tránsito, ya que en muchos de ellos quienes resultan con heridas de gravedad no mueren en el mismo momento del hecho, en segundo término porque el ISEV –a diferencia de los otros organismos cruza la información con las compañías de seguros-, y en tercero por la estimación que se realice sobre la cantidad de víctimas que fallecieron con posterioridad al accidente, la cual se calcula por un coeficiente.

 

Es por esta última razón que a nivel internacional se utiliza para el cálculo un factor de corrección, establecido por la Organización Mundial de la Salud, que es del 33%. Ello significa que se calcula que al total de muertes registradas debe agregársele un 33%, que es la cantidad de víctimas que estadísticamente muere dentro de los 30 días en los hospitales con posterioridad al accidente.

 

De acuerdo al ISEV, en nuestro país la mitad de los que murieron durante 2004 tenían hasta 30 años, para el Ministerio de Salud, el alcohol es protagonista en 3 de cada 10 accidentes, siendo los más afectados los varones, en la franja que va de los 15 a los 24 años, mientras que según una encuesta que realizó el INDEC en salas de emergencia de hospitales de todo el país, sobre 14.885 pacientes, el alcohol estaba presente en el 28,5% de los casos de accidentes de tránsito.

Las muertes en accidentes de tránsito en Sudamérica

 

 

nivel mundial, se estiman en más de 1.200.000 muertos y de 35.000.000 de heridos en accidentes de tránsito anualmente, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS). También la Argentina se encuentra entre los países donde es mayor la tasa de muertos por accidentes de tránsito. Estamos por delante de los EE.UU., de España y Francia, que tienen tasas de índices de siniestralidad vial menores, porque tienen una proporción muy superior de habitantes. En los EE.UU. hay más de 44 mil muertes por año, pero ellos superan ampliamente los 200 millones de habitantes. Este país registra una tasa de mortalidad por cada 100 mil habitantes de 15,2, en tanto que en España es de 15,5 y, en Francia, de 12,1. A nivel mundial, los costos económicos de las lesiones causadas por accidentes de tránsito se calculan en 518 mil millones de dólares por año, mientras que, en los países en desarrollo, se estiman en 100 mil millones de dólares, una cifra que representa el doble de la cantidad anual de ayuda a los países en desarrollo. La mitad de las muertes por accidentes de tránsito ocurrieron en personas de entre 15 y 44 años de edad.

Como conclusiones, el informe consigna:

  1. La Argentina registra la mayor tasa de muertos por accidentes de tránsito en Sudamérica, con una relación de 28,3 víctimas fatales por cada 100 mil habitantes.
  2. Al mismo tiempo se ubica muy por encima del promedio regional, ya que mientras en Sudamérica mueren anualmente 13,5 personas cada 100 mil habitantes en ocasión de accidentes viales, en la Argentina fallecen 28,3, más que duplicando así el promedio de los países sudamericanos.
  3. hay una falta de consolidación en la información sobre la cantidad de muertes por accidentes de tránsito. Pero más allá de las diferencias, la cuestión plantea la necesidad de unificar los registros policiales, judiciales y de salud, y que se realice sistemáticamente un posterior seguimiento de quienes resultan con heridas graves, de manera de poder tener un mapa de siniestralidad vial confiable que ayude a diagnosticar y prevenir el fenómeno. Como así también que los imputados de los accidentes sean juzgados y procesados con una ley que proteja a las víctimas de los hechos para que estos y toda la sociedad tomen conciencia de que manejar un vehículo sea cual sea, lo haga con responsabilidad ya que es cómo manejar un arma de fuego. –

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *