24 julio, 2024

VEGETARIANO
Las personas que son vegetarianas son aquellas que han decidido dejar de incluir carne y pescado en su alimentación. Puede que sea por motivos ideológicos, pues, la mayoría de las personas que siguen esta dieta están en contra de las grandes industrias alimentarias donde los animales son maltratados para poder abastecernos a nosotros de comida; pero también existen algunas personas que deciden pasarse al vegetarianismo por motivos de salud pues, en el fondo, es un planning alimentario muy beneficioso para nuestro cuerpo al incorporar una gran ingesta de ingredientes nutritivos como las frutas y las verduras.
Cabe destacar que se puede establecer una clasificación de vegetarianos en función de los alimentos que comen:
? Lacto-ovo vegetarianos comen huevos y lácteos.
? Lacto-vegetarianos que solo incorporan lácteos en su dieta.
? Vegetarianos estrictos que no consumen ni lácteos ni huevos solo vegetales.
Es por este motivo por el que puedes encontrarte con vegetarianos que no comen carne ni pescado pero que, en cambio, sí que comen queso o huevo, por ejemplo, y otros que evitan tomar cualquier ingrediente de origen animal, como sería el caso de los veganos.
Cuando una persona decide hacerse vegetariana debe tener claros algunos puntos importantes relacionados con su nutrición para, así, evitar sufrir alguna deficiencia nutricional que pueda hacerla enfermar, como por ejemplo, debe consumir alimentos ricos en calcio, alimentos ricos en vitamina B12, con vitamina C, etc.

VEGANO
Los veganos son personas que no comen ningún tipo de alimento de origen animal, de forma que además de no comer carne ni pescado, también rechazan productos como la leche, los huevos, la mantequilla, la miel, etcétera. Por tanto, la diferencia entre vegano y vegetariano radica en que estos evitan no solo comer animales de forma directa (carne o pescado) sino que cualquier alimentos que proceda de los animales es totalmente rechazado en su dieta.
Ser vegano y comprar en un supermercado puede resultar una tarea un tanto complicada pues muchos productos que, en principio, son vegetales y aptos para personas veganas pueden contener algunos compuestos de origen animal y cuyos nombres pueden resultarnos un tanto desconocidos, como por ejemplo, carmín o cochinilla, un colorante proveniente de escarabajos triturados; goma laca, un glaseado usado mayormente en caramelos, también proveniente de escarabajos; caseína, utilizada en bebidas, originado de la leche; y suero, que es un lácteo.
Igual que en el caso del vegetarianismo, la opción de ser vegano no es solo un cambio en la dieta sino que es afiliarse a una filosofía de vida en la que se prioriza el respeto por los animales y se opta por una alimentación saludable y repleta de los nutrientes que nos aportan los productos de la tierra (granos, vegetales, fruta, etcétera).
También va vinculada a una voluntad por respetar el medioambiente y proteger la explotación a la que sometemos a nuestros animales, por eso, las personas que son estrictamente veganas no usan tampoco productos como el cuero, la seda ni tampoco usan cosméticos que contengan productos de origen animal pues, como ya hemos dicho, es una concepción diferente de estar y vivir en el mundo, no solo una dieta.

DIFERENCIAS
La base de las dos filosofías es la misma: respetar los animales y no contribuir en la explotación a la que se los están sometiendo en las industrias alimentarias; para ello, deciden dejar de comer carne y pescado tanto los veganos y los vegetarianos.
Un vegano es quien elimina en su totalidad cualquier alimento de origen animal, ya sea carnes o lácteos, mientras que un vegetariano sí se permite comer algunos productos derivados de animales, como la leche, el huevo, el queso y la mantequilla.
Básicamente, llevar una dieta vegana es prescindir de los alimentos de origen animal o que implique el maltrato de estos seres vivos o del medio ambiente, hasta las gotas de miel de una abeja. Hablamos no únicamente del acto de comer, sino de adaptarse a un estilo de vida. El veganismo es ampliamente asociado con los derechos de los animales, la salud consciente, el medio ambiente y hasta con la religión, mientras que el vegetarianismo con los riesgos que el consumo de productos animales puede significar para la salud.
Un ejemplo: un vegetariano probablemente decida beber un vaso de leche o comer unos huevos revueltos una mañana, pero un vegano jamás lo haría, pues los pollos sufren quizá la más miserable existencia de todos los animales en las granjas industriales, mientras que a las vacas lecheras les quitan sus crías a solo unas horas después de dar a luz, además de ser preñadas a la fuerza para asegurar la producción de leche.
El vegetarianismo y el veganismo son dos filosofías de alimentación que buscan eliminar un elemento de la dieta por salud o por cambiar el mundo a través de la comida. Lo que es un hecho es que una dieta vegetariana o vegana puede aportar todos los nutrientes que el cuerpo necesita, excepto la Vitamina B12, nutriente que debe ser suplementado o ingerido a través de alimentos fortificados.
Estos modelos de alimentación están fuera de controversia en cuanto a seguridad alimentaria mientras sean dietas planificadas de manera adecuada y saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *