23 junio, 2024

Cyrill Minchell es un arquitecto de 93 años de edad que dedicó gran parte de su vida a construcción de rutas y edificios, convirtiendo una zona rural en una ciudad industrial con rápido crecimiento poblacional. Después de 50 años ve que su diseño de ciudad es reemplazado por uno más moderno con el fin de atraer inversiones. Dicho emprendimiento demanda un presupuesto de 240 libras esterlinas.

Para la época la ciudad era bastante moderna en infraestructura, ya que contaba con servicios  de desagües cloacales, red de agua corriente, tendido eléctrico, transporte subterráneo, pero el aspecto del centro de la ciudad era bastante antinatural, tenía calles sin salida.

Tal vez se equivocó en no tener en cuenta esos detalles para poder corregir esos errores; igualmente en la sociedad en la que vivimos los cambios en la parte de arquitectura son muy rápidos. Hay que ponerse a pensar que la ciudad tiene 50 años y muchas estructuras deben estar deterioradas; el centro de la ciudad necesita locales comerciales debido a que se ha progresado velozmente.

Describen a Bracknell como una jungla de cemento, pero en realidad el arquitecto sr. Minchell ha creado la ciudad con otra visión, pensando en la comodidad y el confort del ciudadano. También para que los niños puedan disfrutar de correr y jugar tranquilamente, donde la gente que concurre a su trabajo pueda dejar su vehículo estacionado en el centro de la ciudad y no tener que preocuparse por el tráfico, lejos de los embotellamientos y las bocinas.

Pocas ciudades en el mundo pueden tener este privilegio, pero la ambición de Minchell ha sido grande en ese momento, tanto que al día de hoy la gente del lugar rechaza cualquier desarrollo o cambio en la ciudad debido a que peligra su tranquilidad; pero la evolución y el crecimiento han hecho que se modifique. En la parte ambiental cuenta con una gran variedad y cantidad de árboles, mucho más que otros municipios de su alrededor.

Mientras que otros colegas buscan tirar abajo su esfuerzo que ha perdurado en el tiempo por cinco décadas, Cyrill Minchell, debido al enorme valor sentimental que le ha puesto a su trabajo, decidió quedarse a vivir junto a su familia y ver crecer sanamente a sus hijos.

Hay varias empresas con propuestas de mejorar el centro de la ciudad utilizado materiales como madera y ladrillo dándole otro estilo; este emprendimiento hará que haya mucho movimiento comercial en el rubro de la construcción como en otros sectores, también se necesitará mucha mano de obra. Bracknell ha pasado de ser una zona rural donde reinaba la tranquilidad a un ambicioso impulso inmobiliario con locales comerciales en el cual la gente ira cambiando los hábitos y costumbres.

Fuente:

http://www.bbc.com/news/uk-england-berkshire-41094380

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *