20 junio, 2024

Argentina acumuló cuatro meses consecutivos de déficit comercial (Mayo de 2017)

 

El INDEC informó que en abril la balanza comercial (es el registro de las importaciones y exportaciones de un país cualquiera durante un período) arrojó un saldo negativo de USD 139 millones. Entre enero y abril el déficit (es la falta de algún bien) superó los 1.200 millones de dólares, pese a la recuperación de las importaciones, la economía argentina aún es más “cerrada” que sus pares regionales. El atraso del valor del dólar en la Argentina y la falta de dinamismo de la economía brasileña, principal demandante de manufacturas nacionales, se plasmó en las cifras del déficit comercial, que ya se extendió a los cuatro primeros meses del año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó este martes que Argentina registró un déficit comercial de USD 139 millones en abril, con lo que en el primer cuatrimestre se acumuló un rojo de USD 1.217 millones.

De este modo, la balanza comercial registró déficit por cuarto mes consecutivo, en uno de los resultados más negativos de los últimos 20 años, detrás del rojo comercial del primer cuatrimestre de 2014 (-USD 1.381 millones) y de 1998 (-USD 1.895 millones).

 

SALDO COMERCIAL – PRIMER CUATRIMESTRE 1998-2017 – EN MILLONES DE USD

En abril, las exportaciones alcanzaron los USD 4.825 millones y las importaciones USD 4.964 millones: las ventas externas aumentaron 1,7% respecto al mismo mes del año anterior, producto de una suba del 5,8% en los precios, neutralizada en parte por una caída de 3,9% en las cantidades despachadas. El valor de las importaciones en abril fue 13,6% superior al registrado en igual mes del año anterior, consecuencia de una suba de 7,7% en los precios internacionales y un incremento de 5,4% en las cantidades.

Aun cuando abril es un mes en el que empiezan a tener más protagonismo las exportaciones del complejo cerealero-oleaginoso, el INDEC explicó que «el déficit comercial de abril fue consecuencia del bajo crecimiento de las exportaciones (1,7%), combinado con una importante tasa de expansión de las importaciones (13,6%)».

El organismo detalló que las importaciones «fueron impulsadas básicamente por las compras de Vehículos automotores de pasajeros y Equipos de transporte industrial (su expansión resultó el 56,0% del aumento total de las importaciones) y por las importaciones de Combustibles y lubricantes (su incremento explicó el 29,5% del aumento total de las importaciones).

BRASILDEPENDENCIA» EN COMERCIO EXTERIOR

En la performance negativa del comercio exterior es decisiva la influencia de Brasil, principal socio comercial de Argentina, cuya economía no logra consolidar un sendero de crecimiento y por ese motivo demanda menos productos argentinos.

Ecolatina indicó que «en abril la balanza comercial bilateral entre Argentina y nuestro principal socio (Brasil) arrojó un déficit cercano a 670 millones de dólares. De esta forma, el rojo más que se duplicó en comparación al registrado durante el mismo mes de 2016?. Agregó que además de crecer el rojo comercial «también se redujo la participación de nuestras exportaciones al país vecino».

«Si la situación política no se soluciona rápidamente, la incipiente recuperación de la economía brasileña puede marchitarse acotando las perspectivas de recuperación de la actividad local», acotó Ecolatina.

Marcelo Elizondo, CEO de la consultora DNI (Desarrollo de Negocios Internacionales) explicó que en materia comercial «Brasil ya venía pegando. En 2016 las exportaciones a Brasil descendieron USD 1.066 millones y las exportaciones totales crecieron 1.750 millones». Por eso, recordó que el año pasado «sin computar el mal resultado en Brasil de 2016, las exportaciones crecieron 5%. Pero computando a Brasil el resultado fue de crecimiento de 1,7%».

Un informe de DNI detectó que desde 2014 las exportaciones argentinas a Brasil cayeron 48% y deprimieron las exportaciones totales de nuestro país. En ese período el PBI brasileño se contrajo 3,8% durante 2015 y 3,6% en 2016, para acumular once trimestres consecutivos de caída.

En conclusión se puede decir que Argentina se encuentra en déficit actualmente, pero si lo comparamos con años anteriores hay una suba en las exportaciones e importaciones, pero a pesar de esto sigue habiendo más déficit ya que las exportaciones no logran consolidarse, y al tener un aumento de importaciones de tipo automotriz o máquinas de equipo industrial, esto produce que se aumente el consumo de combustible, es decir importar más, y profundizar el déficit en la balanza comercial, dejando así a la balanza comercial en negativo. Uno de los motivos de que la balanza no de números positivos es la dependencia que tiene Argentina para con Brasil, gran cantidad de nuestras exportaciones tienen destino Brasilero, ellos actualmente se encuentran en una incertidumbre en materia política lo que repercute en el comercio internacional, si Brasil no se organiza rápidamente y sigue su ascenso en el crecimiento, muy difícilmente Argentina pueda lograr poner en positivo a la balanza comercial,  sino buscar otras alternativas, o fortalecer más aun la relación comercial con China, que al ser la segunda mayor economía mundial detrás de EE.UU, nos beneficia significativamente, puede que esta relación comercial sea solo de tipo alimenticia, con poco valor agregado,esto puede dar inicio a dar vuelta el déficit comercial para luego fomentar la exportación de productos manufacturados o con mayor valor agregado y así Argentina pueda dejar de ser un país exclusivamente de exportaciones de materias primas o cerealero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *