17 abril, 2024

Trabajadores cubiertos:

Son aquellos que se le descuentan impuestos de su seguro social de sus salarios. Su empleador debe informar su trabajo y deducir impuestos de su seguro social.

Las personas que trabajen por cuenta propia incluyendo personas que no tienen trabajo fijo, también están cubiertos y deberán pagar impuestos.

En el año 2016, un total de 40.442 trabajadores se encuentran cubiertos en el Sector maderero, integrado por Industria de la madera, Silvicultura y Extracción de madera. Se trata de un sector compuesto por pequeños empleadores y por trabajadores varones, en su mayoría, y con una participación de jóvenes de 16-24 años de edad que es más elevada en relación al total de trabajadores del Sistema de Riesgos del Trabajo. Las estadísticas en Argentina muestran que los trabajadores del Sector maderero tienen 2 veces más riesgo de sufrir un accidente laboral que el resto de los trabadores del Sistema. Dentro del Sector, son los trabajadores de la Industria de la madera y los jóvenes quienes se encuentran en una situación más vulnerable. Este informe describe las principales características de los trabajadores cubiertos. El objetivo es brindar información específica que sirva de insumo para desarrollar estrategias de prevención adecuadas para este grupo especialmente susceptible de sufrir los riesgos derivados del trabajo.

La composición de este grafico muestra una alta participación de jóvenes de 16-24 años de edad:

En Industria de la madera representan el 12% del total de trabajadores cubiertos, en Silvicultura el 15% y el 14% en Extracción de madera; valores que se ubican por encima del 9% que representan los jóvenes cubiertos en el total del Sistema de Riesgos del Trabajo. Asimismo, en cada una de las actividades del Sector maderero, 7 de cada 10 trabajadores tienen menos de 45 años de edad; mientras que en el total del Sistema, esta proporción desciende a 6 de cada 10 trabajadores.

 

Accidentes según la edad del trabajador:

La incidencia de la accidentabilidad en el lugar y en ocasión del trabajo es diferencial según la edad del trabajador. Para el total del Sistema se advierte que, por un lado, la siniestralidad desciende conforme aumenta la edad; por otro, los jóvenes constituyen el grupo más vulnerable. En el total del Sistema los jóvenes de 16 a 24 años de edad tienen 1,7 veces más riesgo de tener un accidente laboral que los trabajadores de 25 años o más.

Trabajadores de la Industria de la madera constituyen un grupo de riesgo específico, con una accidentabilidad que es 1,8 veces superior a la del promedio de trabajadores jóvenes de todo el Sistema, 1,6 veces más elevada respecto a la de los trabajadores de 25 años o más de la Industria de la madera y el triple que la de los trabajadores de 25 años o más de todo el Sistema. La misma relación se observa en las otras dos actividades del Sector maderero, aunque en ellas la sobre accidentabilidad juvenil es menor: en Silvicultura el índice de los jóvenes es 1,3 veces superior respecto al de los trabajadores de 25 años o más y en Extracción de madera es 1,2 veces.

El comportamiento del índice según los distintos grupos de edad muestra que, en el total del Sistema, la siniestralidad se ubica hasta los 34 años de edad por encima del índice promedio. En Industria de la madera, sólo el índice del grupo de jóvenes supera al del promedio de la actividad. En Silvicultura, a este grupo se suma también el de los trabajadores de 35 a 44 años de edad. En Extracción de madera, la accidentabilidad desciende entre los 25 y los 44 años de edad, para incrementarse en los trabajadores de 45 a 64 años.

conclucion:

Al ser un trabajo riesgoso para el hombre en este sector, los indices de accidentes son mayores a lo de otros. Teniendo en cuenta la maquinaria y la materia prima que utilizan, el empleador debe ofrecer las medidas de seguridad correspondiente para evitar accidentes y enfermedades profesionales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *