21 abril, 2024

El análisis físico-químico y biológico es fundamental en todo establecimiento para saber en qué condiciones esta el agua que estamos utilizando y prevenir futuras enfermedades.

Para ello nos vamos a basar en la ley 19587 y decreto 351/79 capitulo 6, provisión de agua potable,  que establece las pautas y procedimientos para el análisis.

En primera instancia vamos a encontrar que el análisis debe hacerse cada 6 meses, por personal autorizado y llevado a un laboratorio externo o privado, quedando nulo para la ley que lo realice personal del mismo establecimiento.

Este tipo de muestras debe mantenerse refrigerada (sí o sí) hasta su llegada al laboratorio y procesamiento. Normalmente se suelen utilizar envases esterilizados que se pueden adquirir en farmacias a muy bajo costo con una capacidad menor a la recomendada (consultar con el Laboratorio si es válido y alcanza para hacer los cultivos) PROCEDIMIENTO Identificación del sitio de la toma de muestra: Debe hacerse de manera unívoca. Si se dispone de GPS posicionar satelitalmente la ubicación, de lo contrario especificar el lugar de la manera más concreta posible.

Los resultados deberán ser archivados y estarán a disposición de la autoridad competente en cualquier circunstancia que sean solicitados. Se entiende por agua para uso humano la que se utiliza para beber, higienizarse o preparar alimentos y cumplirá con los requisitos para agua de bebida aprobados por la autoridad competente. De no cumplimentar el agua la calificación de apta para uso humano, el establecimiento será responsable de tomar de inmediato las medidas necesarias para lograrlo. Si el agua para uso industrial no es apta para uso humano, se adoptarán las medidas preventivas necesarias para evitar su utilización por los trabajadores y las fuentes deberán tener carteles que lo expresen claramente. Donde la provisión de agua apta para uso humano sea hecha por el establecimiento, este deberá asegurar en forma permanente una reserva mínima diaria de 50 litros por persona y jornada.

Información requerida: Al momento de muestreo es necesario recabar, como mínimo, la siguiente información:

  • Identificación unívoca de la muestra (nombre, código, etc.)
  • Identificación del sitio de muestreo (georreferenciación: latitud, longitud)
  • Tipo de fuente y características de la misma (pozo calzado, perforación, canal, río, represa, aljibe, profundidad del nivel estático y total si fuera pozo o perforación, diámetro de la perforación o pozo, cercanía a pozos negros o industrias, existencia de pozos abandonados, etc.)
  • Destino (consumo humano, animal, riego, etc.).
  • Información acerca del Establecimiento y nombre del Propietario o Encargado (con datos de dirección, e-mail y/o TE) donde se ha muestreado e información adicional acerca de problemas que detecta el personal que puede atribuirse al agua, volumen diario que se extrae normalmente o algún dato indirecto que permita el cálculo (cantidad de personas, cantidad y tipo de animales que abrevan, superficie de riego).
  • Condiciones de muestreo (fecha y hora).

Nombre de quien realizó el muestreo.

  • Tipo de análisis a efectuar (físico-químico y/o microbiológico).
  • Reactivo empleado para su preservación, en caso de ser utilizado.
  • Cualquier otra observación que se considere de importancia. Y de ser posible:
  • PH
  • Conductividad Eléctrica
  • Temperatura del agua al momento de la toma. Toda esta información se registrará en una planilla prevista al efecto, la que deberá completarse en el momento del muestreo   (ver Planilla de Registro del lugar que se adjunta)Pasos prácticos para la toma de la muestra para análisis físico-químico 1) Si el envase está rotulado verificar que sea el correcto. 2) Que el envase tenga una capacidad de por lo menos 1 litro. 3) Enjuagar 2 a 3 veces con la fuente de agua que se va a muestrear, desechando el agua de enjuague. 4) Recoger la muestra sin dejar cámara de aire. Se puede dejar un mínimo sin llenar que permita la variación de volumen debida a potenciales diferencias térmicas. Si se le va a agregar algún conservante contemplar el volumen necesario para el mismo. 5) Cerrar el envase asegurando su cierre hermético. 6) Si no estaba rotulada la botella roturarla con tinta indeleble. Siempre tener papel y cinta adhesiva para emergencias o muestras no planificadas. 7) Guardar la muestra en lugar fresco (interior de un vehículo) o en conservadora si fuera necesario y llevarla al Laboratorio en el menor tiempo posible (se recomienda como tiempo máximo de entrega a Laboratorio de 4 días).

    Pasos prácticos para la toma de la muestra para análisis microbiológico 1) El envase a utilizarse deberá estar esterilizado y durante la toma debe prestarse atención a mantener una adecuada asepsia para evitar la contaminación accidental de la muestra. 2) Rotular el envase o verificar que el rótulo sea el correcto. 3) Si el grifo, canilla o caño es metálico quemar con un mechero donde sale el agua (si el material es plástico realizar el mismo procedimiento pero un menor tiempo para que no se deteriore el material plástico), luego abrir el grifo, canilla o activar el mecanismo de bombeo y dejar salir el agua el tiempo suficiente hasta que se esté seguro que es agua de la fuente de agua o depósito, de manera que el chorro no sea intenso. 4) Abrir el recipiente estéril, evitando todo contacto de los dedos con la boca e interior del mismo y sosteniendo la tapa de manera que ésta mire para abajo. 5) Llenar el frasco dejando una cámara de aire. Durante el llenado es conveniente tener la precaución de mantener el frasco inclinado a 45° para evitar la introducción de partículas externas. 6) Tapar inmediatamente asegurando un cierre perfecto. 7) La muestra debe ser guardada en una conservadora obscura y con hielo bien limpia y que no contenga otros elementos propios del muestreo, o en la parte de abajo de una heladera. Nunca poner la muestra en la hielera o en un freezer. En cualquier caso también el mecanismo de conservación (conservadora, heladera) debe tener la mayor higiene posible y en el caso de la conservadora es indispensable no guardar otros elementos allí (comidas, bebidas, etc) 8) Trasladarla lo más pronto posible a Laboratorio (tiempo máximo 2 días y correctamente refrigerada en lugar obscuro). Ideal es llegar al Laboratorio en unas pocas horas y de lunes a miércoles.

    Es indispensable que la muestra se mantenga refrigerada hasta su arribo al laboratorio, ya que tanto las temperaturas mayores a 6ºC como la luz provocan la multiplicación de los microorganismos e invalidan la muestra dado que los resultados no reflejarán la realidad.

     

    Como ejemplo se pueden solicitar datos básicos requeridos en un análisis físico-químico: − Conductividad eléctrica, − Residuo Seco, − pH, − Dureza Total− Alcalinidad Total − Cationes (Ca, Mg, K, Na) − Aniones (CO3, HCO3, SO4, Cl) − Nitratos − Nitritos − Arsénico − Flúor y todo elemento que de acuerdo a la región y al objetivo se consideren convenientes de evaluar (flúor, boro, metales pesados, DBO, DQO, OD, etc.). Como ejemplo se pueden solicitar datos básicos requeridos en un análisis microbiológico: − Coliformes totales − Eschirichia Coli o termorresistentes − Estreptococos fecales – Salmonella

    En este resumen vemos la importancia de tener que hacer el análisis físico-químico y biológico, ya que en el agua encontramos innumerables contaminantes que provocan daños a la salud, mas allá que lo exija la ley o no debemos toma conciencia que es para cuidar nuestra salud y la de los que nos rodean ya sean empleados, familiares, amigo, etc. Esta demás decir que este mismo protocolo sirve para las casa de familias ya que no están eximidas de los agravantes y contaminantes que trae el agua q consumimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *