24 abril, 2024

El Fondo Monetario Internacional es uno de los organismos especializados de la ONU. Fue concebido originalmente en julio de 1944 con 45 miembros. Entró en funcionamiento en diciembre de 1945 cuando 29 países firmaron un acuerdo con el objetivo de estabilizar los tipos de cambio y ayudar a la reconstrucción del sistema mundial de pagos internacionales. Estos países contribuyeron a la formación de un fondo al que podrían pedir préstamos, con carácter temporal, los países con desequilibrios en su balanza de pagos. El FMI fue importante cuando se creó principalmente porque ayudó a la estabilización del sistema económico a nivel internacional. Trabaja para mejorar las economías de sus países miembros. El FMI se describe como “una organización de 187 países que trabaja para fomentar la cooperación monetaria mundial, asegurar la estabilidad financiera, facilitar el comercio internacional, promover el aumento del empleo y el crecimiento económico sostenible así como reducir la pobreza”.

Algunos Objetivos del FMI:

* Promover el intercambio monetario internacional.

* Facilitar la expansión y crecimiento equilibrado del comercio internacional.

* Promover la estabilidad en los intercambios de divisas.

* Facilitar el establecimiento de un sistema multilateral de pagos.

* Realizar préstamos ocasionales a los miembros que tengan dificultades en su balanza de pagos.

* Acortar la duración y disminuir el grado de desequilibrio en las balanzas de pagos de los miembros.

Historia de las relaciones entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional

La relación fina entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) arrancó en 1956, cuando el régimen de Pedro Eugenio Aramburu decidió incorporar el país al organismo a través de un pedido de asistencia financiera. Tras desnacionalizan los depósitos bancarios y anular la reforma constitucional de 1949, la autodenominada «Revolución Libertadora» deja u$s 1.100 millones de deuda externa, que tras el paso de Arturo Frondizi se convirtieron en u$s 1.800 millones en 1962 y luego en u$s 2.100 millones al finalizar el Gobierno de facto de José María Guido. En el último año de gestión de Raúl Alfonsín, el 26 de febrero de 1988, Argentina lograba un acuerdo financiero del tipo de Compensatory Financing Facility, que se tradujo en un Convenio de Financiamiento Compensatorio por Caída de Exportaciones. El último entendimiento con el FMI se registró el 17 de enero de 2003, reflejado en un acuerdo financiero stand by durante la presidencia de Eduardo Duhalde, mientras era ministro de Economía Roberto Lavagna y la negociación estuvo a cargo del entonces presidente del BCRA, Alfonso

Prat Gay con Köhler. Como cuenta la historia, las negociaciones fracasaron, y el organismo levantó su oficina permanente en Argentina. Luego Kirchner le pagó u$s 9.500 millones al contado y desde ese momento el país no tuvo más ningún préstamo, aparte de que tampoco le permitieron más a los técnicos revisar las cuentas del país como lo indica en Artículo IV. Unos 14 años después, en marzo de 2018, un director Gerente del FMI volvió a visitar la Casa Rosada para entrevistarse con el presidente Mauricio Macri. En ese momento, ninguna de las dos partes expresaron la urgencia de cerrar un acuerdo por un nuevo crédito. En aquella reunión, se creyó que podría ser contraproducente para Argentina acordar otro préstamo como señal de debilidad financiera. Es que la historia entre la Argentina y el FMI refleja que cada vez que se buscaba firmar algún papel con el organismo era para dar señal de confianza a los mercados. Tras dos años y medio de gestión de cambiemos, las consultoras privadas estiman que el total de la deuda bruta trepó a los u$s 342.000 millones.

Acuerdo actual FMI con Argentina

El gobierno argentino y el Fondo Monetario Internacional anunciaron un crédito por USD 50.000 millones, faltando aun los detalles finos del acuerdo sólo se publicaron una serie de documentos con los compromisos de reducción de déficit fiscal primario. Algunos puntos a tener en cuenta que se dieron a conocer y preguntas que se hacen:

¿Cuál es el propósito del préstamo?

Estos fondos se destinarán a respaldar las prioridades económicas del Gobierno, que incluyen fortalecer la economía argentina y proteger los niveles de vida del pueblo argentino.

¿Qué es un Acuerdo de Derecho de Giro (Stand-By)?

El Acuerdo de Derecho de Giro (Stand-By) es una herramienta financiera del FMI que está a disposición de cualquier país miembro que necesite financiamiento para superar problemas de balanza de pagos. El Acuerdo Stand-By permite al FMI responder sin demora a las necesidades de financiamiento externo de un país y apoyar las políticas recomendadas para restablecer el crecimiento sostenible.

¿Qué pide el FMI?

* Bajar gastos: obras públicas – subsidios – gasto social: jubilaciones, asignaciones, planes.

* Que el BCRA no financie más tesoro

* Que no utilice el préstamo para mantener el valor del dólar

* Racionalizar el empleo publico

* Mejorar la estructura fiscal

* Continuar avanzando con la reducción de subsidios

* Reducir y eliminar impuestos distorsivos

* Reducir transferencias asociadas con el déficit

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *