Inicio Turismo y Hotelería El nuevo fraude inmigratorio de Canadá

El nuevo fraude inmigratorio de Canadá

    Uno de los problemas que llevo el turismo a Canadá es el llamado “bebés pasaportes”. 

Todos saben que Canadá, al igual que algunos otros países como Estados Unidos, otorgan la ciudadanía a cualquier niño nacido en su territorio, sin importando el estatus migratorio de sus padres (al menos que sean hijos de diplomáticos extranjeros), sino en general en Canadá se aplica el principio de “Jus Soli”, término que en latín significa “Derecho del suelo”, es decir que los niños nacidos en Canadá son automáticamente canadienses.

Hubo una investigadora de la Universidad de Columbia Británica que había entrevistado a unas cincuentenas de mujeres que viajaron de China a Canadá solo para dar a luz a sus bebés. Donde la razón de esa decisión era que al tener un pasaporte extranjero (no chino) era la única manera de ayudar a sus hijos a tener acceso a una mejor educación y vida. Es que por eso eligieron el turismo del pasaporte para el bebe. De este modo sus hijos tendrían el pasaporte canadiense.

Según ex funcionarios de inmigración de Canadá, declararon que estos “bebes pasaportes” son un gran problema en algunos lugares de Canadá. El ex director general de Ciudadanía e Inmigración también había señalado que es necesario detener este tipo de ola de turismo y ponerle un fin a esa práctica fraudulenta que está siendo explotada por turistas extranjeras que llegan a Canadá embarazadas con el objetivo de dar a luz en este país. Los espacios de muchas hospitales e instalaciones de localidades como Richmond o Columbia Británica ya se encuentran súper saturadas.

A todo eso, los delegados que participaron en la convención política del Partido Conservador de Canadá en Halifax aprobaron una resolución  para poner el fin a la política del derecho a la ciudadanía por razones de lugar de nacimiento, ya que demasiados extranjeros viajan a Canadá solo para dar a luz y asegurarse de conseguir la ciudadanía canadiense para sus hijos. Se eliminará el derecho a la ciudadanía para los niños nacidos en el país de padres no canadienses, o que no tengan el estatus de residentes permanentes. Pero creen que no será duradero porque por otro lado están los diputados y/o candidatos que se oponen en contra de esta nueva política, ya que según ellos cualquier persona nacida en Canadá tiene derecho por ley a ser canadiense; ellos no pueden elegir quieres van a ser canadienses y quienes no puede serlo. Y que es una

cuestión fundamental de igualdad.

¿Y a todo esto, cuál es tu opinión?

Reservá tus vacaciones

Fotografía