Inicio Seguridad Laboral Basta de discriminacion

Basta de discriminacion

A continuación voy a desarrollar el tema de la discriminación laboral en el rol de la mujer, ya que la mujer hoy en día es muy discriminada ya sea cuando entran en el trabajo o muchas veces ni es aceptada por el simple hecho de ser mujer.

Según un informe que realizo la ONU y estudios que se hicieron en el país la mujer ocupa solamente el 34,2% de los puestos jerárquico. Muchas veces la mujer es apartada de los sindicatos y de la ciencia.

Si nos fijamos detenidamente en la empresas la cantidad de jefas que hay son muy pocas o casi ni hay, o si comparamos a una mujer y a un varón en el mismo puesto de trabajo la mujer capaz que gana menos que el hombre y ambos realizan la misma tarea. Aunque en la argentina de a poco vamos avanzando el ámbito laboral sigue siendo difícil para las mujeres. Según los datos que dio el ministerio de trabajo en el 2012 los varones en ese año solo el 30,7% estaban en negro y si nos fiamos las mujeres el porcentaje es un poco más alto estamos hablando del 37,7% y si nos fijamos en el sueldo que ganaban la diferencia es mucha cuando ambos realizan la misma tarea estamos hablando de una diferencia de $1.252 en proporción hay muchas más mujeres en servicios de limpieza y el hombre ocupa más el trabajo en las industrias cuando la mujer también podría ocupar ese puesto.

Pero estos no son los únicos datos negativos que tenemos de la mujer sino que la mujer sufre más la desocupación y por tiempos muchos más largos que los del hombre. Según un informe presentado solo el 34,2% de los puestos directivos son ocupados por las mujeres contra el 65,8% de los hombres. Aunque en el círculo educativo ocupan los puestos las mujeres, pero si nos fijamos en el ámbito universitario el puesto de las mujeres es mucho menor a la de los hombres.

Si miramos en la historia en los 60’ y 70’ gracias al desarrollo de las industrias las mujeres pudieron empezar a ingresar al mercado laboral justo en la misma época que surgió el derecho laboral. Aunque en los 90’ las mujeres empezaron a ocupar los trabajos de baja calificación como el servicio doméstico, venta de productos, talleres textiles, etc. Para sumar ingresos en la familia pero igual tenían que seguir con las tareas de su propia casa y sin ayuda del hombre.

La igualdad en el trabajo o igualdad laboral, debe entenderse como la práctica de las mismas condiciones de trabajo, para todos los trabajadores, hombres y mujeres, menores o mayores, sin importar su ideología política, cultura, es decir sin discriminación étnica.

La igualdad laboral para las trabajadoras consiste en que éstas gocen de los mismos derechos que los trabajadores; que su condición de mujeres o de madres, no sea motivo de diferencia alguna en el trato, en la remuneración o en las oportunidades para ingresar a un trabajo, para capacitarse o para alcanzar puestos superiores, así como para integrar comisiones mixtas, sindicalizarse y ocupar puestos directivos en el sindicato o agrupación a la cual pertenezca. La igualdad laboral puede explicarse en tres modalidades: igualdad de oportunidades, igualdad de trato, e igualdad de pago o remuneración.

Además de esto el ART: 172 de la ley de contrato de trabajo la protege que dice lo siguiente:

“Capacidad. Prohibición de trato discriminatorio. La mujer podrá celebrar toda clase de contrato de trabajo, no pudiendo consagrarse por las convenciones colectivas de trabajo, o reglamentaciones autorizadas, ningún tipo de discriminación en su empleo fundada en el sexo o estado civil de la misma, aunque este último se altere en el curso de la relación laboral.  En las convenciones colectivas o tarifas de salarios que se elaboren se garantizará la plena observancia del principio de igualdad de retribución por trabajo de igual valor.”

Para ir cerrando el trabajo podríamos decir que hoy en día tenemos muchos cambios mejores como por ejemplo ya en muchas casas no solo trabaja la mujer sino que el hombre colabora con las tareas pero en lo que si nos seguimos quedando en el pasado es las actividades laborales porque la mujer sigue siendo discriminada aunque hay un principio laboral que la defiende que es el principio de no discriminación y de igualdad que este prohíbe la discriminación laboral, y obliga a dar el mismo trato a todos los trabajadores que se encuentren en el mismo ámbito. Y cuando las mujeres no son aceptadas por el simple hecho de ser mujer porque el empleador dice que si llega a tener familia esta misma se va a sacar licencia, el empleador puede realizar contratos de trabajo a plazo fijo que tiene una fecha de terminación y tiene una causa para que termine o si no se sabe cuándo la mujer va a poder reincorporarse se puede hacer un contrato de trabajo eventual que es por tiempo determinado pero no se sabe la fecha de terminación.

Artículo anteriorDiscriminación laboral
Artículo siguienteExplotación de trabajo infantil

Reservá tus vacaciones

Fotografía