Inicio Escuela de Negocios Los recursos humanos, su psicología y motivación

Los recursos humanos, su psicología y motivación

Muchas empresas incluyen en su departamento de recursos humanos a un psicólogo. Normalmente su papel está muy relacionado con el reclutamiento y la selección del personal, pero sus funciones van mucho más allá. Conocer metodologías de psicología es parte importante de  cualquier profesional de los recursos humanos

Más allá de la selección de personal y el reclutamiento, el papel del psicólogo es bastante relevante en el desarrollo de la relación individuo-organización ya que a veces esta es conflictiva, compleja y dinámica. Por tanto la interacción entre empleado y organización, como proceso recíproco requiere ser gestionada por un experto. La organización espera que el empleado obedezca y respete la autoridad y el empleado espera que la organización obre hacia él con justicia y se comporte de acuerdo a lo que desea: status, remuneraciones, recompensas y beneficios a cambio de eficacia y productividad. Este intercambio es lo que se denomina el “contrato psicológico” que muchas veces difiere del contrato formal de trabajo.

El contrato psicológico es adaptativo y es un acuerdo tácito entre empleado y empresa. La gestión de recursos humanos planea, organiza, desarrolla y coordina las técnicas capaces de promover el desempeño del personal, lo que a su vez debe estar enfocado en lograr los objetivos que la empresa ha establecido.

La motivación es el motor de la productividad y para poder mantener a un empleado motivado, es absolutamente necesario el papel del psicólogo, quien tiene la capacidad y los conocimientos necesarios para establecer una comunicación con el empleado y así, saber qué es lo que realmente le puede motivar. Existen muchos tipos de motivaciones, más allá de la mera retribución económica, por lo que realizar este análisis de manera periódica es clave.

En algunas empresas, el papel de recursos humanos se centra especialmente en este aspecto. Aquí entran las actividades grupales, como los retiros a un entorno fuera de la empresa para realizar encuentros que mejoren las relaciones internas. Este tipo de actividades se recomienda realizarlas al menos una vez al año. Este tipo de gestos de consideración son normalmente, bastante bien acogidos por la fuerza de trabajo, convirtiendo una situación difícil en un modo de que la empresa se aprecie como un espacio de trabajo cordial y respetuoso.
Para conocer la motivación de las personas que forman parte de la empresa, se pueden hacer encuestas periódicas, entrevistas personales, etc.

Este tipo de iniciativas suelen ser apreciadas de manera positiva siempre y cuando se traduzcan en acciones reales que faciliten la relación entre la empresa y el empleado.

  • Los programas de formación: ofrecer a los empleados una mejora en su formación profesional es algo que se valora mucho.
  • La formación en grupos: de manera periódica o la promoción de espacios de intercambio dentro de la empresa es otra de las formas de lograr una mayor motivación entre los trabajadores y además, una manera muy positiva de conseguir mejorar el ambiente laboral.
  • Programas de promoción: es altamente valorada la posibilidad de ser promocionado y realizar una carrera profesional en dicha empresa. Por ello, la creación de estos programas de promoción, así como la iniciativa de programas de mentoring para nuevos empleados, son bastante importantes. Cuando un trabajador no encuentra un futuro en su puesto de trabajo o siente que ya no tiene nada más que aprender en él, se empieza a sentir muy desmotivado, lo que reduce su productividad y puede acarrear grandes problemas para la empresa. Evitar perder el talento, pasa por poder ofrecer a los empleados una línea de carrera que les pueda resultar atractiva y una batería de actividades interesantes acordes con el sector empresarial en el que se desarrollen.
  • Reuniones extra laborales: pueden ser promovidas por la empresa de manera indirecta o directa. En ellas, la moderación del equipo de recursos humanos, puede ser más o menos visible; lo importante es que el profesional de Recursos humanos tenga la capacidad y la sensibilidad de observar los puntos de mejora, identificar los posibles conflictos y saber comunicar a  la dirección las oportunidades que encuentra tras su análisis del ambiente laboral y del desempeño de los trabajadores en la empresa.

Considero que es algo muy importante tener en cuenta  a la hora de contratar a alguien mirar más allá de sus habilidades y experiencia. Es importante conocer su carácter, su pensamiento, ideología, cultura, saber si tiene ganas de crecer adentro de la empresa, etc. Creo que es muy importante tener cierto target de personas, que piensen maso menos todos lo mismo; que todos tengan ganas de trabajar en buenas condiciones, que apunten todos para el mismo lado. También para que no se creen conflictos con los empleados que ya están dentro de la empresa, ni ningún otro tipo de problemas

Las motivaciones son importantes para que todos estén contentos con su puesto de trabajo, que lo hagan con gusto y no solo porque necesitan el dinero. Que se cree un ambiente agradable entre absolutamente todos los internos. Según Bauman es importante trabajar y a la vez siempre crecer, nunca conformarse. Estas motivaciones te pueden permitir crecer realizando cursos por ejemplo.  

Mambrin Lorena. – RR.HH. Adm. Emp. 2do

Reservá tus vacaciones

Fotografía