Inicio Sin categoría Incumplimiento en agencias de turismo virtuales

Incumplimiento en agencias de turismo virtuales

  En este artículo vamos a analizar desde el punto de vista de la ética a algunas agencias de turismo virtuales, nos vamos a enfocar en el ocurrido caso de gran incumplimiento de la lealtad comercial por parte de distintas agencias de turismo en el año 2017 y cómo cambiaron después de recibir grandes multas por lo sucedido.
 En los primeros 5 meses del año 2017 La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor aplicó 52 multas a 32 empresas de turismo por el valor de $ 1.295.000 por infringir leyes de lealtad comercial y defensa al consumidor.
 Aplicaron multas sobre diferentes empresas de turismo por quejas sobre publicidad engañosa, tanto en tamaño de letras, como en ofertas que no eran como lo decían y también por
información insuficiente. En este caso ocurría con agencias virtuales.
  La Dirección Nacional de Defensa al Consumidor tomó ciertas medidas luego de recibir estas quejas, pidió que se modifiquen las publicidades en su página web, de manera que las ofertas sean como lo publican y dejen información suficiente para sus usuarios.
  Las quejas que se han recibido fueron en la agencia ALMUNDO por publicar una oferta en cuotas sin interés, pero cuando la compra finalizaba la empresa eliminaba esta oferta y hacía que el precio a pagar sea mucho más elevado de lo que decía, sin avisar previamente.
  Otra manifestación fue contra la empresa de turismo AVANTRIP que colocaba un seguro de asistencia al viajero (con cargo) sin ser solicitado. Y no solo eso sino que también fueron acusados de colocar información insuficiente en una oferta en la que incluía un paquete turístico en 18 cuotas sin interés, pero informaba luego de toda la operación de pago que la oferta era solo para vuelos seccionados.
  Estas empresas además han recibido distintas quejas directas por parte de sus clientes y sin embargo no habían cambiado o mejorado antes sus sitios web dando información verídica y suficiente hasta que La Dirección Nacional de Defensa al consumidor los multó y ordenó que lo hicieran.

  Entonces ¿realmente compartían y entendían estas leyes?

  La respuesta es no, no lo hacían, estas empresas al estar incumpliendo con estas leyes estaban demostrando que actuaban de una forma que va en contra del deber. Estaban enfocándose en ganar más dinero engañando a la gente. no estaban actuando moralmente bien.
  Vamos a ver la situación desde el lado ético como lo planteamos desde un principio, en este caso lo haremos utilizando las nociones del deber de Kant.
Kant consideraba que había tres formas de actuar ante las reglas/leyes
Por deber: Compartiendo y cumpliendo la ley de buena voluntad, la única que tiene valor moral.
Conforme al deber: Cumpliendo con la ley pero con cierto interés egoísta, pensando en el castigo que puede llegar a obtener si no se cumple.
Contra el deber: Incumpliendo las leyes/reglas, careciendo de valor moral.

  Entonces podemos analizar la situación de estas empresas de esta manera:
Retomando el hecho de que las empresas engañaban con publicidad y mentían respecto a las ofertas en la web vamos a decir que en ese entonces estaban actuando contra el deber, por el simple hecho de estar infringiendo las leyes.
  Una vez que fueron multados y La Dirección Nacional de Defensa al Consumidor ordeno ciertas medidas para seguir comercializando sus productos, accedieron a esto y hoy en día la web funciona de buena manera, pero volvemos a lo que decíamos párrafos más arriba, si bien ellos recibían quejas directas de sus clientes no fue esto lo que hizo que dejaran de utilizar publicidad engañosa, sino que más bien lo hicieron porque habían sido previamente multados ¿y quién quiere seguir siendo multado? En este caso podemos decir que actuaron conforme al deber, porque lo hacen por un interés egoísta por miedo a volver a ser multados o a que se cierre su sitio web, realmente no pensaban en los clientes que estafaron, sino lo hubiesen parado desde el momento en que recibieron quejas directas de sus clientes.
  Y ahora nos falta decir cuando actuaron por deber. Bien, en este artículo no tenemos visualizado cuando es que lo hicieron. Pero podemos decir que pudieron haber estado actuando por deber si fuesen una empresa leal, cumplieran las leyes y realmente queriendo que sus clientes compren con satisfacción; poniendo la publicidad como corresponde; agregando toda la información necesaria para el cliente previo a hacer la compra y aclarando ciertas cosas que son importantes a la hora de comprar.
  En fin, en el transcurso de todo este problema muchas otras agencias virtuales de “buena voluntad” obtuvieron nuevos clientes, pero después de analizar todo este caso ¿creen ustedes que realmente estaban actuaban por deber o simplemente tenían miedo de ser multadas como otras empresas?

Reservá tus vacaciones

Fotografía