Inicio Comunicación La Ballena Azul, un desafío viral macabro

La Ballena Azul, un desafío viral macabro

El fenómeno llamado “Blue Whale” o “Ballena Azul” en español, es un peligroso juego o desafío viral autolesivo al que se le atribuyen varios casos de suicidio entre menores a causa de los retos que lo componen. Su nombre tiene origen en los varamientos de las ballenas ya que estas suelen encallar y morir en las playas.

El juego fue creado por un ex estudiante de psicología ruso de 21 años llamado Philipp Budeikin con el propósito de “limpiar la sociedad” de personas que, según él, no tienen ningún valor positivo para el mundo. El 15 de noviembre del 2016 Budeikin fue detenido y luego condenado a tres años y cuatro meses de prisión por ser el creador de este reto. La primera mención de “La Ballena Azul” fue en 2013 en “F57” un grupo perteneciente al foro ruso VKontakte, que funciona como una red social similar a Facebook. Luego su difusión aumentó en mayo del 2016 a través de otras redes sociales y grupos cerrados de Whatsapp.

El reto de La Ballena Azul consiste en realizar una prueba diaria por 50 días, éstas son otorgadas por los administradores/tutores con anticipación o durante el mismo día y deben ser realizadas al mismo horario, las 4:20 de la madrugada. Una vez hecho el reto, los participantes deben enviar una fotografía o video que lo compruebe, caso contrario son extorsionados por estos administradores mediante perfiles falsos de Facebook haciéndoles saber que poseen datos personales de ellos y que pueden difundirlos.

La lista cuenta con 50 retos perturbadores como realizar un corte poco profundo en brazos, labios o piernas, escalar algún edificio, pararse al borde de un puente o techo y no hablar con nadie durante todo un día. Otros desafíos son enviados por los administradores y pueden ser cifrados, secretos o pueden tratarse de videos de terror que deben ver los participantes a las 4:20 de la madrugada, o música que deben oír durante todo el día. Estos tutores, llamados “Ballena Mayor”, son quienes verifican las imágenes o videos que comprueban que estos retos han sido realizados, y quienes seleccionan los participantes que pueden finalizar y llegar al n°50, el cual significa el suicidio.

Este macabro juego tuvo tanta difusión que sus participantes provienen de todas partes del mundo. Se cree que el primer suicidio fue en Rusia en el año 2013. Se han registrado los siguientes casos:

  • Portugal: Intentos de suicidio: 3 – Victimas: 8
  • Brasil: Intentos de suicidio: 13 – Victimas: 5
  • Rusia: Intentos de suicidio: 10 – Victimas: 5
  • Venezuela: Intentos de suicidio: 2 – Victimas: 2
  • Italia: Intentos de suicidio: 4 – Victimas: 1
  • Egipto: Intentos de suicidio: 2 – Victimas: 1
  • Kenia: Intentos de suicidio: 1 – Victimas: 1
  • Paraguay: Intentos de suicidio: 1 – Victimas: 1
  • Chile: Intentos de suicidio: 5 – Victimas: 0
  • Uruguay: Intentos de suicidio: 2 – Victimas: 0

En nuestro país este reto llegó en el año 2017 en San Juan, donde se conoció el primer caso de intento de suicidio. La mañana del  2 de mayo un chico de 14 años fue internado en terapia intensiva luego de consumir varias pastillas para el páncreas. Durante la madrugada el joven había advertido de su participación en el juego mediante estados en Whatsapp. El segundo caso fue el 26 de junio del mismo año en Entre Ríos, donde este siniestro juego se cobró la primera víctima, un chico de 16 años que estaba internado desde mayo  después de intentar ahorcarse con un cable. Luego del incidente sus padres notaron que tenía varios cortes en las muñecas los cuales tapaba con muñequeras.

Otro de los desafíos que preocupan en la actualidad es el “Reto de Momo” el cual también se trata de una serie de pruebas difundidas por mensajes de Whatsapp a través de un número que el usuario debe agregar a sus contactos. En el caso de que esta persona no realice dichos retos el contacto roba los datos personales y amenaza con hacer pública esta información o con lastimar a los miembros de su familia. La viralización de este reto fue en gran parte gracias a la imagen que tenía dicho contacto, la cual provenía de la escultura terrorífica de un “ubume” (fantasma japonés) creada por una compañía japonesa de efectos especiales llamada “Link Factory”. Afortunadamente el número de víctimas de este reto viral es muy escaso, ya que pudieron prevenirse a tiempo.

Para combatir “La Ballena Azul”, un publicista y un diseñador gráfico de Brasil crearon “La Ballena Rosa” que a diferencia de la original no busca la muerte, sino salvar vidas. Sigue la misma dinámica, otorgando 50 desafíos diarios pero en este caso no se tratan de autolesionarse, sino de escribir frases positivas sobre la piel. Otros retos de la lista tratan sobre ser generosos, expresar cariño, fomentar autoestima, elogiar a un compañero que sufra acoso escolar, hacer nuevos amigos y por último el n°50 trata de salvar una vida.

A raíz de estos juegos virales, varios países también han difundido concejos para que los padres puedan prevenir que los chicos participen de estos retos. Se aconseja en primera instancia tener una charla con los menores sobre los peligros de estos desafíos, luego prestar atención a su estado anímico, aplicar un control parental sobre las páginas que visualizan en internet y configurar la privacidad de los dispositivos que ellos utilicen. Por último, en el caso de detectar algún desafío viral peligroso, se solicita realizar la denuncia en las páginas web correspondientes.

Reservá tus vacaciones

Fotografía