Inicio Comunicación La comunicación y los guías de turismo

La comunicación y los guías de turismo

El trabajo que se desarrollará a continuación trata sobre algunas de las características comunicacionales que debe poseer un buen guía de turismo para poder lograr una buena comunicación y, por que no, vínculo con sus clientes.

 

Comunicación verbal y no verbal

Un guía de turismo es el presentador de un determinado lugar o atractivo, encargado de proveer información tanto a turistas extranjeros como locales o, incluso, personas que residen por la zona a ser guiada. La forma en la que el guía se comunique, tanto verbal como no verbalmente hará que, los turistas o visitantes, se lleven una buena o mala impresión, no solo de él, sino también del lugar.

Características de comunicación verbal que deben tener los guías de turismo

Seis características importantes son:

  • Un buen guía de turismo debe demostrarle seguridad a sus clientes, esto logrará que los mismos se sientan confiados y lo tomen como una persona idónea para explicarles sobre la ciudad o atractivo que están visitando. La voz debe proyectar confianza en el mensaje que se está dando.
  • Saber lo que se dice. Para que el mensaje sea fluido es necesario saber bien de lo que se está hablando. El guía de turismo debe saber mucho para decir poco y debe estar actualizado en diversos temas. Esto le permitirá responder las preguntas que sus interlocutores puedan realizarle.
  • Empatía. Un guía debe ponerse en el lugar de sus clientes y pensar que es lo que a ellos les gustaría saber. Los guías no deben contar lo mismo cada vez, sino que tienen que cambiar su discurso según los intereses de los turistas o visitantes. Tanto los intereses como la manera de dirigirse no son los mismos para un grupo de amigos de 20 años que para una pareja de 70 años, por consiguiente el discurso tampoco lo es.
  • Captar la atención. Siempre es bueno hacer algunas preguntas para que las personas participen y se sientan parte. Usualmente los chismes y algunas historias de amores prohibidos llaman más la atención de las personas que las fechas, por lo que siempre es bueno encontrar un buen balance entre ambos.
  • Excelente manejo de idioma extranjero. En caso de guiar en un idioma extranjero el guía deberá conocerlo muy bien, tanto como para poder hablar con total fluidez. La pronunciación no es menor, ya que si no es buena el mensaje que se trata de dar no llegará correctamente al receptor.
  • No traducir frases de país a un idioma extranjero. Es muy común escuchar guías en Buenos Aires que traducen al inglés frases muy utilizadas en la región. Otra cosa muy común, es ver las expresiones de los turistas luego de oírlas. Se sienten perdidos, no saben si fue un chiste, si el guía se ríe de ellos, si entendieron mal, etc. Para ejemplificar esto voy a utilizar un ejemplo inverso, si a un argentino le digo que algo es una “porción de torta”, no va a entender el significado de la frase, ya que acá carece de sentido. Sin embargo, en los países de habla inglesa la frase “piece of cake” es muy utilizada y se refiere a que algo es muy fácil.

 

Características de comunicación no verbal que deben tener los guías de turismo

Tres características importantes son:

  • Es importante no solo transmitir seguridad con las palabras y el tono de voz, sino también con el cuerpo. Una postura derecha, no jugar con las manos y que siempre estén a la vista de los clientes, es importante. Si el guía se presenta con una postura encorvada y las manos adentro de los bolsillos, da la impresión que no quiere estar en ese lugar o que se encuentra incómodo.
  • Simpatía. Que el guía de turismo reciba a sus clientes con una sonrisa lo hace amigable e invita a la gente a escuchar sobre lo que habla y preguntarle en caso de tener alguna duda. La positividad y buena predisposición se contagian, sobre todo entre personas que se encuentran de vacaciones o visitando un lugar por placer. Si el guía emana simpatía y positividad, al final del recorrido, todas las personas que participaron de la visita tendrán la misma actitud y eso les dejará una buena impresión, no solo del guía, sino también del sitio que visitaron.
  • Mirar a los ojos. El mirar a los ojos a una persona la incluye y le muestra la seguridad que tiene el guía en lo que le cuenta. Es importante, espacialmente en grupos grandes, mirar a todos. De esta forma se hace mas fácil mantener el interés de las personas por lo que se está contando.

 

Conclusión

Aunque no nos demos cuenta, todas las personas, comunicamos todo el tiempo, ya sea con nuestras palabras o mediante el lenguaje corporal. Los guías de turismo son personas que trabajan con grupos diversos de personas, por lo que deben ser cuidadosos tanto en su forma de expresarse para no provocar malos entendidos o generar un sabor amargo en sus clientes. Los puntos mencionados en el trabajo son de fácil identificación y, de poder seguirlos, garantizan el éxito de un tour.

Reservá tus vacaciones

Fotografía