Inicio Seguridad Laboral ENFERMEDADES PROFESIONALES

ENFERMEDADES PROFESIONALES

Descripción:

Una enfermedad profesional  es aquella que es causada, de manera directa, por el ejercicio del trabajo que realice una persona y que le produzca incapacidad o muerte. Para ser considerada como Enfermedad Profesional, debe existir una relación causal entre el quehacer laboral y la patología que provoca la invalidez o la muerte.

Existe un Listado de Enfermedades Profesionales establecida  por el Decreto Nº 658/96. Este decreto fue derrocado por el  N° 49/2014 que incorpora nuevas Enfermedades Profesionales al listado existente. En estos se identifican cuadros clínicos, exposición y actividades en las que suelen producirse estas enfermedades y también agentes de riesgo. Si la enfermedad no se encuentra en el Listado y se sospecha que es producida por el trabajo, hay que realizar la denuncia ante la Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART). Si la ART rechaza la denuncia o deriva al trabajador a la obra social, por considerar que la enfermedad no fue causada por el trabajo, será una Comisión Médica (CM) y la Comisión Médica Central (CMC) las que definirán si se reconoce la enfermedad profesional en ese caso.

Identificación del Problema:

Para determinar una enfermedad profesional debe existir una enfermedad o un daño en el organismo claramente delimitado en sus aspectos clínicos, de laboratorio, de estudios por imágenes, terapéutico y anatomopatológicos que provenga de la exposición del trabajador a los agentes o condiciones de exposición.

Riesgos:

Para establecer  como profesional a una enfermedad es imprescindible que existan elementos básicos que la diferencien de una enfermedad común. Estos son:

Agente: debe existir un agente causal en el ambiente o especiales condiciones de trabajo, potencialmente lesivo para la salud. Pueden ser físicos, químicos, biológicos o generadores de sobrecarga física para el trabajador expuesto.

Exposición: es condición de demostrar que, como consecuencia del contacto entre el trabajador y el agente o particular condición de trabajo, se posibilita la gestación de un daño a la salud. Estos pueden ser Cualitativos (Estadísticas) y Cuantitativos (CMP)

Afectados:

Los agentes que se verán afectados a esta problemática serán todos aquellos que presente una enfermedad causada de una manera directa por el ejercicio de la profesión o el trabajo que le produzca incapacidad o muerte.

Estos pueden ser:

  • Trabajadores dependientes ( Por cuenta ajena)
  • Trabajadores independientes( Por cuenta propia)
  • Funcionarios Púbicos.

Afecciones habituales:

Estas  están ocultas en el ambiente laboral generando lesiones a corto o largo plazo dependiendo la actividad que se encuentre afectado el trabajador/a. Entre las principales podemos encontrar:

  • Enfermedades oesteomusculares: Esta es una de las principales fuentes de enfermedades profesionales provocando dolencias provenientes de actividades que requieren repetición, fuerza y posturas disfuncionales por períodos prolongados de tiempo. Un factor adicional, es la vibración que el manejo de algunas herramientas o máquinas pueden ocasionar a estos segmentos corporales. Provocando así la disminución progresiva de la capacidad muscular.
  • Enfermedades degenerativas del disco cervical: Los síntomas característicos son dolor agudo o de aumento gradual a nivel de nuca, siendo más intenso en la noche o al mantener la cabeza fija, donde al momento del examen físico puede que sólo muestre algo de restricción al movimiento.  Puede encontrarse también síntomas regionales en hombro y brazo como dolor irradiado o parestesias debajo del codo o hasta los dedos pero sin abarcar toda la mano o incluso manifestarse como una cefalea inespecífica. Para diagnosticarla, es necesario realizar una radiografía antero posterior y lateral de columna cervical si se sospecha un problema importante.
  • Lesiones de codo, muñeca o mano: Por lo general, se debe una combinación de factores que aumentan la presión en el nervio y los tendones de la muñeca.  Otros factores que contribuyen al diagnóstico incluyen traumatismos o lesiones en la muñeca que causan la hinchazón, tal como una torcedura o una fractura  así como acciones hormonales, autoinmunes y estrés laboral (uso repetido de herramientas manuales de vibración). Entre las más comunes podemos encontrar: lesión en el túnel carpiano, epicondilitis (codo de tenista), compresión del nervio cubital entre otras.
  • Cáncer laboral: 80% de los canceres detectados corresponde a exposiciones a factores exógenos o medioambientales, como pueden ser el asbesto, el tabaco o la exposición a factores ambientales laborales. Uno de estos puede ser la exposición a la radiación solar (construcción) donde los emisores de rayos ultravioletas son productores de células malignas en la piel. Este tiene tres fases iniciación (mutación del ADN), Fase de promoción (Desarrollo de tumor) y Fase de progresión (Desarrollo de tumor maligno). Ejemplos de estos pueden ser: cáncer de pulmón (Amianto), cáncer de piel (industrias químicas) etc.

 

Prevenciones:

 

Si bien todos los trabajadores/as están expuestos al riesgo latente, existen varios métodos para tratar de minimizar este factor. Uno de estos pueden ser realizando diferentes estudios. Estos generalmente son 5:

  1. Examen preocupacional: Se realiza antes del que trabajador ingrese a realizar su nueva labor.
  2. Exámenes periódicos: Se deben realizar dependiendo la actividad a la cual se encuentra afectada.
  3. Antes de que cambie de tarea. Ejemplo si estaba haciendo tareas administrativas y pasa a realizar tareas de logísticas.
  4. Luego de una ausencia prolonga, para saber su nuevo estado de salud.
  5. Previo al retiro. Esta es importante ya que luego del cese de la actividad desarrollada también puede manifestarse una enfermedad profesional.
Artículo anteriorMejora Continua
Artículo siguienteSeguridad

Reservá tus vacaciones

Fotografía