Inicio Seguridad Laboral riesgos relacionados con la electricidad en el ámbito laboral

riesgos relacionados con la electricidad en el ámbito laboral

RIESGOS RELACIONADOS CON LA ELECTRICIDAD EN EL AMBITO LABORAL.

En este apartado vamos a conocer algunos conceptos necesarios, factores, medidas preventivas y de protección, que debemos tener en cuenta para evitar accidentes a causa del riesgo eléctrico.

Riesgo eléctrico: Posibilidad de contacto del cuerpo humano con la corriente eléctrica. Se deben dar las siguientes circunstancias:

  • Que el cuerpo humano sea conductor (capaz de transmitir la energía eléctrica).
  • Que el cuerpo humano forme parte de un circuito.
  • Que exista una diferencia de tensiones entre dos puntos de contacto.

El contacto puede ser:

  • Contacto directo: cuando una persona toca o se pone en contacto con un conductor, instalación, elemento eléctrico (máquina, enchufe, portalámparas, etc.) bajo tensión directa.
  • Contacto indirecto: aquellos que se producen al tocar partes metálicas, conductores, elementos o máquinas, carcasas, etc. que no deberían estar sometidos a tensión directa, pero que circunstancialmente han quedado bajo tensión accidental.

Corriente eléctrica: Movimiento ordenado y permanente de las partículas cargadas en un conductor bajo la influencia de un campo eléctrico.

Baja Tensión: Se considera baja tensión, aquella cuyo valor eficaz es inferior o igual a 1000 voltios en alterna y 1500 voltios en continua.

Alta Tensión: Conjunto de aparatos y circuitos asociados en previsión de un fin particular; producción, conversión, transformación, transmisión o utilización de energía eléctrica, cuya tensiones nominales sean superiores a 1000 voltios para corriente alterna y 1.500 voltios para corriente continua.

Conductores activos: Se consideran conductores activos en toda instalación los destinados normalmente a la transmisión de la energía eléctrica.

FACTORES QUE INTERVIENEN EN EL RIESGO ELÉCTRICO.

  1. Si la corriente es alterna o continua. La corriente continua, en general, no es tan peligrosa como la alterna. Aunque depende de otros factores.
  2. Recorrido de la corriente a través del cuerpo humano.

La gravedad del accidente va a estar condicionada por la trayectoria de la corriente eléctrica a través del cuerpo. Esta trayectoria puede ser:

  • Mano-mano
  • Mano-pie (sin pasar por el corazón)
  • Mano-pie (pasando por el corazón)
  • Mano-cabeza
  • Cabeza pies
  1. Tiempo de exposición a la corriente. A mayor tiempo de exposición, mayores son las consecuencias.
  2. Intensidad de corriente.

Según la ley de Ohm, Intensidad = Diferencia de potencial

La unidad de medida de la Intensidad en el sistema internacional es el Amperio (A) aunque, por razones de tamaño, se emplea el miliamperio (mA). A mayor intensidad mayor daño potencial.

    • A partir de 8 mA se producen contracciones musculares.
    • Entre 30-50 mA, fibrilación ventricular si la corriente pasa por la región cardiaca.
  1. Resistencia del cuerpo humano a la corriente y tensión de contacto.

Según la ley de Ohm, citada anteriormente, una menor resistencia a la electricidad produce un consiguiente aumento en la intensidad de corriente, con los efectos negativos que se analizaron en dicho apartado.

De esta forma un aumento de la resistencia a la electricidad, en forma de guantes aislantes, calzado apropiado o evitando la humedad de la piel, reduce el riesgo eléctrico.

MEDIDAS PREVENTIVAS Y DE PROTECCIÓN FRENTE AL RIESGO ELÉCTRICO.

  1. Información de los riesgos existentes.
  • Señalización de riesgos: mediante las correspondientes señales de seguridad (prohibición, advertencia, obligación). 
  • Instrucciones específicas de trabajo con riesgos eléctricos. En las que se detallan el procedimiento de trabajo.
  • Capacitación de los trabajadores.
  1. Medidas de protección.
  • Individuales: como utilización de EPP, alfombras aislantes, herramientas con mangos de plástico, etc.
  • En instalaciones, equipos de trabajo y herramientas. Muy complejas en su desarrollo técnico, pero que se garantiza su seguridad:
    • Exigiendo el cumplimiento de la normativa, en el proceso de construcción de las instalaciones.
    • El equipo comercializado debe cumplir con la legislación obligatoria en materia de requisitos esenciales.

De forma general se adoptan las siguientes medidas o reglas de oro:

  1. Separar mediante corte visible la instalación, línea o aparato de toda fuente de tensión.
  2. Bloquear en posición de apertura los aparatos de corte o seccionamiento necesarios.
  3. Verificar la ausencia de tensión con los elementos adecuados.
  4. Efectuar las puestas a tierra y en corto circuito necesarias, en todos los puntos por donde pudiera llegar tensión a la instalación como consecuencia de una maniobra o falla del sistema.
  5. Colocar la señalización necesaria y delimitar la zona de trabajo.

Conclusión:

La corriente eléctrica expone a los trabajadores a un peligro ocupacional grave y generalizado;  todos los integrantes de la fuerza laboral están expuestos a la energía eléctrica durante el desempeño de sus tareas diarias, y las electrocuciones de trabajadores ocurren en distintos tipos de tareas. La gran mayoría de los  trabajadores no están conscientes de la amenaza potencial que representa la energía eléctrica en sus ambientes de trabajo, lo que los hace más vulnerables al peligro de electrocutarse.

Por tal motivo es indispensable, promocionar constantemente este riesgo y capacitar a las personas. 

-LA SEGURIDAD DEPENDE DE TODOS-

Artículo anteriorIluminacion en elTrabajo
Artículo siguienteElectroestatica

Reservá tus vacaciones

Fotografía