Inicio Seguridad Laboral Colores en las maquinas

Colores en las maquinas

Alguna vez me llamo la atención al entrar a una fábrica o a un taller, y observar que todas las maquinarias se veían grises, parecían todas iguales.

Cuando uno se involucra con la Seguridad en el ambiente de trabajo toma consciencia de la importancia que tienen los colores, no me refiero precisamente a los colores de las paredes, aunque también influyen en el estado de ánimo de las personas que trabajan, sino al significado  que toma cada uno de ellos y cuáles son los lugares que se pintan con ese color.

Esto es parte de la Señalización. Con esto hago referencia al “conjunto de estímulos que condicionan la actuación de quien los recibe frente a las circunstancias de peligro que se desean resaltar, para ser eludidos.”  Es decir: como poner un alerta o un aviso ante nuestros ojos que nos diga “cuidado”. Pero no todas las señales indican un peligro, ahí es donde entran en juego los colores.  Como vemos en la calle cuando conducimos, encontramos señales de tránsito azules, que por ejemplo nos indican que se permite estacionar, señales amarillas, que nos advierten que debemos estar prevenidos, de una curva cerrada en una ruta quizás, o encontramos otras de color rojo, como la de Stop, o Contramano, que nos obligan a detenernos. El más literal de los ejemplos de la utilización del color es, sin duda, el Semáforo.

En el ambiente laboral, los colores se utilizan de forma preventiva, y para que la prevención sea efectiva deben poseer ciertas características elementales:

  • Atraer la atención de quien las observa.
  • Emitir el mensaje con suficiente anterioridad.
  • Informar sobre la conducta a seguir.
  • No dar lugar a confusiones, dando un mensaje claro y concreto.
  • Crear, en quien la observe, la necesidad de cumplir con lo indicado.

En el caso de las maquinas herramientas que podemos encontrar en una planta, o en un taller, los colores de las mismas tienen un significado referente a la prevención de accidentes. Es importante destacar que estos no eliminan los riesgos por sí mismos, y si no se aplican en la forma correcta pueden crear una condición riesgosa  para el que está trabajando, por ende, deben emplearse colores reconocidos por entes oficiales normalizados (IRAM)

ROJO

El  rojo denota parada o prohibición e identifica además los elementos contra incendio. Se usa para indicar dispositivos de parada de emergencia o aquellos relacionados con la seguridad cuyo uso está prohibido en circunstancias normales, por ejemplo:

  • Botones de alarma.
  • Botones, pulsador o palancas de parada de emergencia.
  • Botones o palancas que accionen el sistema de seguridad contra incendios (rociadores, inyección de gas extintor, etc.).

También se usa para señalar la ubicación de equipos contra incendio como por ejemplo:

  • Baldes o recipientes para arena o polvo extintor.
  • Nichos, hidrantes o soportes de mangas.

AMARILLO

El amarillo se puede utilizar combinado con bandas de color negro, de igual ancho, inclinadas 45º respecto de la horizontal y puede indicar Atención y peligros físicos .

  • Partes de máquinas que puedan golpear, cortar, electrocutar o dañar de cualquier otro modo.
  • Para enfatizar dichos riesgos en caso de quitarse las protecciones.
  • Para indicar los límites de carrera de partes móviles.
  • Interior o bordes de puertas o tapas que deben permanecer habitualmente cerradas, por ejemplo de: tapas de cajas de llaves, fusibles o conexiones eléctricas, contacto del marco de las puertas cerradas, de tapas de piso o de inspección.
  • Desniveles que puedan originar caídas, por ejemplo: primer y último tramo de escalera, bordes de plataformas, fosas, etc.
  • Barreras o vallas, barandas, pilares, postes, partes salientes de instalaciones o artefactos que se prolonguen dentro de las áreas de pasajes normales y que puedan ser chocados o golpeados.
  • Partes salientes de equipos de construcciones o movimiento de materiales (paragolpes, plumas, de topadoras, tractores, grúas, zorras autoelevadores, etc.).

O solo, como color básico en:

  • Equipo y maquinaria (buldócer, tractores, palas mecánicas, retroexcavadoras, etc.}
  • Equipo de transporte de materiales (grúas, montacargas, camiones).
  • Talleres, plantas e instalaciones (barandas, pasamanos, objetos salientes, transportadores móviles, etc.).
  • Almacenamiento de explosivos.

VERDE

El verde denota condición segura. Se usa en elementos de seguridad general, excepto incendio, por ejemplo en:

  • Puertas de acceso a salas de primeros auxilios.
  • Puertas o salidas de emergencia.
  •  
  • Armarios con elementos de seguridad o de protección personal
  •  
  • Duchas de seguridad.
  • Lavaojos, etc.

AZUL

Se usa como color básico para designar ADVERTENCIA y para llamar la atención contra el arranque, uso o el movimiento de equipo en reparación o en el cual se está trabajando.

  • Tarjetas candados, puerta de salas de fuerza motriz.
  • Elementos eléctricos como interruptores, termostatos, transformadores, etc.
  • Calderas
  • Válvulas
  • Andamios, ascensores

COLOR BLANCO Y NEGRO CON BLANCO

El blanco se usa para indicar vía libre o una sola dirección; se le aplica asimismo en bidones, recipientes de basura o partes del suelo que deben ser mantenidas en buen estado de limpieza. Con franjas negras diagonales sirve como control de circulación en accesos, pasillos, vías de tránsito, etc.

  • Tránsito (término de pasillos, localización y borde de pasillos, límite de bordes de escaleras, etc.).
  • Orden y limpieza (ubicación de tarros de desperdicios, de bebederos, áreas de pisos libres).

El color tiene un efecto definitivo en:

La seguridad: debe ser reconocido universalmente y llamar la atención.

El confort: debe ser estimulante, brindar mayores niveles de iluminación, por eso es importante la utilización de colores claros.

El rendimiento: adaptado al tipo de trabajo y a la iluminación, se utilizan para regular la movilidad del ojo y eliminar o reducir los contrastes ente los alrededores de la tarea y el resto.

Podemos decir que los colores claros son más alegres y los oscuros más tristes, los colores calientes son dinámicos, excitantes, mientras que los fríos son calmantes, sedativos, que algunos producen efectos positivos en las personas, otros negativos. Pueden modificar nuestro estado de ánimo, llenarnos de energía o invitarnos a descansar. Pero lo mas importante es que, bien utilizados, nos ayudan a identificar objetos, prevenir accidentes, mejorar la calidad de nuestro trabajo.

Artículo anteriorHidrodinámica
Artículo siguienteIluminacion en elTrabajo

Reservá tus vacaciones

Fotografía