14 julio, 2024

La gasolina es una mezcla de hidrocarburos que se obtiene de la destilación del petróleo y su principal función es hacer que funcionen los vehículos con motor de explosión o combustión interna. La gasolina es una mezcla compleja manufacturada que no existe naturalmente en el ambiente. Los componentes químicos de esta mezcla pueden generalmente encontrarse en varios estados físicos (gas, líquido, etc.) en lugares habitados por seres humanos. La gasolina se manufactura mediante el refinamiento del petróleo.

La gasolina contiene más de 150 sustancias químicas incluyendo pequeñas cantidades de benceno, tolueno, xileno y, en ocasiones, plomo. Es un líquido muy inflamable, se evapora rápidamente y puede formar mezclas explosivas con el aire.

La mayoría de la gente puede comenzar a detectar el olor de la gasolina a 0.25 partes de gasolina por millón de partes de aire. La gasolina se puede encontrar en el aire, el agua subterránea y el suelo. Esta no se disuelve fácilmente en el agua.

Los empleados de las estaciones de servicio se exponen a algunos riesgos, los cuales hay que tener en cuenta y preparar un formulario de prevención de riesgos laborares

 Medidas preventivas: Los principales riesgos son incendio, el contacto con la sustancia o caídas.

  • Riesgos de caída: La mayoría de los accidentes pueden producirse como consecuencia de la falta de limpieza y orden en el lugar de trabajo, por ej: tirar papeles en el cesto, sacar objetos que obstaculicen el paso, los accesos estar bien iluminados, limpiar si hubo derrame, tener calzado antideslizante, etc.
  • Riesgo de incendio: Hay que garantizar una ventilación adecuada de los locales cerrados para que se disipen los vapores de la gasolina y reducir la concentración de estos.
  • Riesgo al contacto con la sustancia química que están expuestos los trabajadores: La inhalación de los vapores de la gasolina en periodos prolongados de tiempo, pueden causar intoxicaciones desde leves a muy graves.

 

Efectos a la salud

La gasolina al entrar al organismo puede producir ciertos daños. Pueden ingresar por las vías respiratoria, dérmica y gastrointestinal

Los órganos afectados por la exposición: ojos, piel, sistema respiratorio y sistema gastrointestinal

Algunos signos y síntomas que pueden presentarse en:

  • Los ojos: Irritación, inflamación de los parpados, dolor y enrojecimiento temporal.
  • La piel: El contacto prolongado (más de 30 min) causa quemaduras severas, enrojecimiento y dolor.
  • Sistema respiratorio: Irritación de las vías respiratorias y los pulmones, dolor de cabeza somnolencia, mareos, falta de coordinación, vomito, perdida del estado de conciencia y coma.
  • Sistema gastrointestinal: Quemaduras en los labios, garganta y pecho, irritación del estómago nauseas, vomito, y diarrea. Puede afectar el sistema nervioso central con síntomas de cefalea, vértigo, debilidad, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *