17 julio, 2024

El té llegó a Rusia en el 1638,  procedente de China y aunque originalmente se bebía por sus propiedades medicinales, su consumo pronto se convirtió en una tradición que perdura hasta ahora.

Los rusos incorporaron rápidamente sus propios rituales y utensilios para la ceremonia que también esta extendida en otros países de la antigua unión soviética como Ucrania y Bielorrusia.

LOS UTENSILIOS

Uno de los aspectos más llamativos de la tradición rusa del té, son los utensilios que se empelan para preparar y consumir el té. Uno de ellos es el Podstakannik, un soporte de metal sobre el que se colocan los vasos de cristal Stakan en los que se sirven el té. Normalmente están hechos de metal plata, níquel y otras aleaciones , con el objetivo de que los comensales puedan sostener los vasos de cristal llenos de té muy caliente sin quemarse.

Si hay un elemento realmente icono de la cultura rusa del té, ese es el Samovar. El samovar es un contenedor   de metal tradicionalmente utilizado para hervir el agua del té. Esta compuesto de dos partes : un  recipiente grande con grifo en el que se calienta el agua y una pequeña que se coloca en la parte superior con las hojas de té. Una tuviera de metal atraviesa el recipiente y en ella se introduce el combustible ( tradicionalmente carbón) para calentar el agua que esta dentro del contenedor. Pueden tener distintas formas y tamaños, variado desde 1 a 400 litros de capacidad.

Tantos los Samovares como los soportes para los vasos  son elementos imprescindibles para la preparación del té en Rusia , pero a la vez son también obras de arte muy valorados por sus trabajos artesanía, sobre todo los más antiguos que están decorados con imágenes propias del folclore ruso.

En la actualidad estos utensilios siguen empelándose en la ceremonia del té en Rusia paso a paso.

Tradicionalmente, el té en Rusia es muy fuerte y su nivel  de concentración a menudo indica  el grado de hospitalidad del anfitrión. Se toma después de cada comida y se caracteriza por ser un acto social con un ritual de preparación muy característico que afecta directamente  al sobre final de la bebida.

CARACTERÍSTICAS Y DISEÑOS

  • En la tetera pequeña que se encuentra en la parte superior del samovar se ponen las hojas del té y un poco de agua hirviendo. Esta mezcla se deja reposar durante durante unos diez minutos para obtener como resultado el té fuerte y concentrado llamado zavarka.
  • En Rusia se utilizan sobre todo grandes hojas sueltas de té negro, con el té verde ganó popularidad en los últimos tiempos como una alternativa mas saludable.
  • Una vez listo el zavarka, se sirve un poco en el vaso de cada comensal.
  • Después se abre el grifo de la parte inferior del samovar y se echa agua hirviendo hasta llenar el vaso de cada comensal paro así diluir el zavarka y hacerlo mas suave en función del gusto de cada uno.
  • Por último, se le añade azúcar ( entre una y tres cucharadas por cada vaso) y limón.
  • Además, el té se acompaña normalmente de una deliciosa selección de mermeladas , pasta y dulces.
  • La reunión de la familia a los amigos para beber té en torno al samovar es una tradición fuertemente arraigado en Rusia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *