28 mayo, 2024

Los ojos y cara son muy sensibles e irreemplazables, y los daños producidos son en la mayoría de los casos son irreversibles.
Por eso hay que cuidar nuestros ojos y cara contra peligros que hay en el lugar de trabajo, que puede ser metal fundido o sólidos calientes, polvo, gases, etc.

LA NORMA IRAM 3630: es la que regula los elementos de protección visual y facial.
LEY 19587 SEGURIDAD E HIGIENE, DECRETO 351/79, TITULO VI Protección Personal del trabajador.
Capítulo 19 Equipos y elementos de protección personal.

Artículo 193 — Las pantallas contra la proyección de objetos deberán ser de material transparente, libres de estrías, rayas o deformaciones o de malla metálica fina, provistas de visor con cristal inastillable.
Las utilizadas contra la acción del calor serán de tejido alunizado o de materiales aislantes similares, reflectantes y resistentes a la temperatura que deban soportar. Para la protección contra las radiaciones en tareas de horno y fundición, éstos tendrán además visores oscuros para el filtrado de las radiaciones.
Artículo 194. — Los medios de protección ocular serán seleccionados en función de los siguientes riesgos:
1. Por proyección o exposición de sustancias sólidas, líquidas, gaseosas.
2. Radiaciones nocivas.
La protección de la vista se efectuará mediante el empleo de anteojos, pantallas transparentes y otros elementos que cumplan tal finalidad, los cuales deberán reunir las siguientes condiciones:
1. Sus armaduras serán livianas, indeformables al calor, ininflamables, cómodas, de diseño anatómico y de probada resistencia y eficacia.
2. Cuando se trabaje con vapores, gases o aerosoles, deberán ser completamente cerradas y bien ajustadas al rostro, con materiales de bordes elásticos. En los casos de partículas gruesas serán como las
anteriores, permitiendo la ventilación indirecta; en los demás casos en que sea necesario, serán con monturas de tipo normal y con protecciones laterales, que podrán ser perforadas para una mejor ventilación.
3. Cuando no exista peligro de impacto por partículas duras, podrán utilizarse anteojos protectores de tipo panorámico con armazones y visores adecuados.
4. Deberán ser de fácil limpieza y reducir lo menos posible el campo visual.
Las pantallas y visores estarán libres de estrías, ralladuras, ondulaciones u otros defectos y serán de tamaño adecuado al riesgo. Los anteojos y otros elementos de protección ocular se conservarán siempre limpios y se guardarán protegiéndolos contra el roce.
Artículo 195. — Las lentes para anteojos de protección deberán ser resistentes al riesgo, transparentes, ópticamente neutras, libres de burbujas, ondulaciones u otros defectos y las incoloras transmitirán no menos del 89% de las radiaciones incidentes.
Si el trabajador necesitare cristales correctores, se le proporcionarán anteojos protectores con la adecuada graduación óptica u otros que puedan ser superpuestos a los graduados del propio interesado.

Existen 2 tipos de gafas de protección visual
-Gafas de montura universal: están acoplados a/en una montura con patillas (con o sin protectores laterales).
Generalmente se utilizan cuando pican, mezclan hormigón….
Dentro de gafas de montura universal encontramos:
– Gafas de radiación.
-Gafas de seguridad oscuras.

-Gafas de montura integral: son protectores de los ojos que encierran de manera estanca le región orbital y en contacto con el ojo.

PANTALLAS DE PROTECCIÓN
-Pantalla facial: es un protector de los ojos que cubre la totalidad o una parte del rostro.
-Pantalla facial integral: además de cubrir los ojos, cubren cara, garganta y cuello.
-Pantalla facial montada: puede ser llevado directamente sobre la cabeza mediante un arnés de cabeza o con un casco de protección.
-Careta para soldadura: protege al trabajador contra quemaduras por radiación, chispas, salpicaduras, rayos uv y partículas calientes presentes en la tarea de soldadura.

Es muy importante usar los elementos de protección visual y facial, porque nos protege del peligro que hay en el lugar de trabajo, como una simple conjuntivitis o ardor en el ojo, o cualquier objeto extraño.