24 abril, 2024

                                                                               Rio de Janeiro está localizada en la costa atlántica de la región Sudeste de Brasil. Posee una privilegiada posición geográfica, con amplias playas e impresionantes montañas que hacen de la ciudad un escenario espectacular. Conocida como la “ciudad maravillosa” Rio de Janeiro es una perfecta combinación de agradable clima, hermosas vistas, gente cariñosa, música y felicidad.

Su belleza se debe a su naturales condiciones externas de carácter tropical, donde las montañas, selvas, playas, lagunas y vegetación conforman un fantástico telón de fondo. Las maravillas de Rio pueden ser admiradas desde la cima del Pan de Azúcar, cerro impresionante por su altura, que custodia la bahía de Guanabara.

Asimismo, a los pies del Cristo Redentor situado en lo más alto del cerro del Corcovado, que bendice a la ciudad entera con sus brazos abiertos, se puede contemplar prácticamente toda la ciudad de Rio de Janeiro.Largas y hermosas playas, un total de 90 Kms, son un gran atractivo de la ciudad y escenario habitual de la vida cotidiana de los cariocas, donde además de broncearse, utilizan como punto de encuentro social y para practicar deportes, como volleyball, futbol, gimnasia, surf, windsurf y los más tradicionales deportes brasileños como la “peteca” y el “futevolei”. Los pavimentos de los paseos marítimos que bordean las playas hacen las delicias de los ciclistas, patinadores, caminantes o corredores

Rio de Janeiro dispone de una infraestructura digna de sus visitantes. Una amplia selección de hoteles, restaurantes y bares están a disposición del viajero; Centros de convenciones; centros culturales y escenarios deportivos, mundialmente famosos; tiendas y centros comerciales; una gran desarrollada red de telecomunicaciones, bancos, servicios financieros y médicos y una amplia red de transportes que permite tanto al visitante como al residente moverse fácilmente por la ciudad, tanto en taxi, como autobús, coche, bicicleta o a pié.
La vida nocturna en la ciudad es extraordinaria. En los barrios de Lapa y Santa Teresa podemos encontrar típicos bares ubicados en antiguas y acondicionadas casas, donde saborear los ritmos de la bossa nova y la samba que las orquestas brindan a los visitantes. Otro lugares más sofisticados, como discotecas y clubs nocturnos, se encuentran en las zonas de Ipanema, Leblon, Gavéa y Barra da Tijuca.

Los visitantes que deseen conocer la cultura brasileña en todas extensión y forma, pueden disfrutar de espectáculos específicamente dirigidos a los turistas. Otro modo interesante de participar de la cultura carioca es visitar uno de los muchos establecimientos donde las escuelas de samba ensayan sus coreografías del desfile de carnaval.Rio de Janeiro dispone de una gran oferta deportiva: tenis, golf, vela, ciclismo, hípica, pesca, así como una selección de actividades de aventura, como escalada, caminatas, buceo, parapente, paracaidismo, rafting.
El fútbol es el deporte más seguido en la ciudad, que llega a reunir concentraciones de hasta cien mil enfervorizadas personas animando los partidos, la mayoría de ellos en el emblemático estadio de Maracaná.

Rio de Janeiro ofrece una amplia variedad de productos alimenticios de gran calidad; frutas tropicales, zumos, la tradicional barbacoa de excelentes carnes de varias clases, acompañados por verduras y hortalizas, el plato local, “la feijoada” (habitualmente servida los sábados en los restaurantes y hoteles), excelentes cervezas locales y como no, la caipirinha, que se hará inolvidable después de un viaje a Brasil.