4 marzo, 2024

CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS,PRODUCTO ILEGAL PERO PERMISIVO

El boom del vapeo, las ganancias en la bolsa de comercio y la apuesta pagada luego de 10 años.
Supreme es la primera compañía de cigarros electrónicos en hacerse pública en Inglaterra; la empresa con sede en Manchester es propiedad total de su director Sandy Chadha, esperando un valor de mercado de 150m de libras para mayo del presente año. Las marcas Kik y 88vape generan ventas de equipamiento como botellas de líquido y accesorios a un mercado minorista y mayorista con el fin de mayor expansión.

Por el año 2007 hubo un fracaso de Supreme; un asesor de Chadha, Johnston, predijo que la compañía se recuperaría. Si así se daba, Chadha debería darle su Bently Flying Spur, a los 10 años cumplió tal apuesta.

PROHIBIDO DESDE 2011, A PESAR DE ESO,SE REALIZAN VENTAS EN LAS ZONAS MAS LUJOSAS DEL PAÍS. ¿PARADOJA, EVASIONES, FALTA DE CONTROL..?

Pasamos de una introducción en donde el lucro, en Londres, con el boom del vapeo es multimillonario, a la venta nacional de cigarrillos electrónicos, ¿el problema?, está prohibida su comercialización, pero lo encuentras en zonas exclusivas como si te vendieran pan.

Hay una oferta y demanda tan grande en Internet y la calle que pareciera que la prohibición no existiera; la experiencia es suficiente para darse el lujo de la compra, y mientras exista demanda el precio es lo de menos. Con un mínimo que ronda los 900 pesos, no tan bajo para la condición del país, hay quienes incluso en escasés quieren darse este lujo por no salirse de la moda.

Ricardo es un vendedor de pequeña escala, ‘especializado’, según define, que no solo vende sino aconseja y asesora en la postventa. Para él, el comercio de vapeo en Argentina y sus altas y bajas tienen que ver con una sola cosa: ‘La prohibición lo único que logra es ir en contra del consumidor y beneficiar a los que más contactos tienen en la misma Aduana’, sostiene. ‘Entrarlo legalmente terminaría con los
truchos de la aduana y los transas de la frontera, los productores malos quedarían desplazados por el propio mercado, se acomodarían los precios, podríamos hacer envíos, transferencias, facturar, tener un mejor servicio postventa. Ahora el negocio de gran escala está en manos de la gente que no vapeó ni tiene idea del tema, pero tienen acceso a traer un container lleno de mercadería malísima, lo que genera un escepticismo enorme sobre las cualidades en la gente que quiere dejar de fumar tabaco’.”

La prohibición viene del desconocimiento al saber si hay un daño a futuro o no, pero es un tema sin sentido, vendés tabaco sabiendo el mal que causa, pero prohíbes por falta de desconocimiento; se hicieron investigaciones a largo plazo del caso pero sin nada claro, Aduana en donde parece no haber un solo obstáculo que impida el acceso de este producto. Parece ser que el vapeo llegó y va para mucho tiempo.

Yo tengo una brecha sobre esto, un punto en donde veo que lo prohíben para que los que saben efectuar mañas dentro de la Aduana hagan su magia; hay que darle un anuncio público, habría números esclarecidos, no existiría un lado malo ni hablaríamos de contrabando en nuestras narices. Estamos ante un fenómeno en donde dicen que el uso es para dejar de consumir cigarrillos, pero es tal que no deja de ser una moda. Hace aproximadamente 20 años, quizá un poco más, en Argentina se podía fumar en todo lugar público; los cigarrillos eléctricos nos hicieron viajar en el tiempo y parece que sería adecuado darle una una entrada libre, no marginar al producto y ver con el tiempo el impacto.

Fuentes:

https://www.theguardian.com/business/2018/apr/23/e-cigarette-firm-vaping-stock-market-listing-supreme-kik-88vape

https://www.lanacion.com.ar/1887558-vaping-la-zona-gris-del-cigarrillo-electronico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *