12 junio, 2024

El despachante de aduana es un agente encargado de agilizar y organizar todos los trámites relacionados con el comercio internacional.

Tiene como función principal, valorar, clasificar, verificar y controlar la entrada y salida de mercaderías, también de los medios de transporte donde debe asegurar que se cumplan con las disposiciones vigentes.

También tiene la tarea de asesorar, ya que se encarga de asistir a todo lo que está vinculado con las aduanas y el comercio exterior. Además, es el encargado de ejecutar todos los documentos y despachos de importación y exportación y de equipaje. Está autorizado a tramitar los permisos de embarque de importación y exportación y del etiquetado del producto.

Cuando hablamos de importar y exportar, lo más importante es saber que el producto objeto de ser comprado o vendido tiene un valor para la aduana, este valor está regulado por medio de métodos y para los sujetos que trabajan en el comercio internacional como los despachantes de aduana cumple una función fundamental al momento de declarar determinada mercadería ya que se muestra una transparencia frente a estos organismos.

“Código Aduanero Sección II, Titulo 2 Art: 36

Son despachantes de aduana las personas de existencia visible que, en las condiciones previstas en este código, realizan en nombre de otros ante el servicio aduanero tramites y diligencias relativos a la importación y exportación y demás operaciones aduaneras.”

El despachante de aduanas nunca actúa a nombre propio, es contratado por terceros. Tiene una relación de mandato con el importador y exportador y está obligado a responder como representante. La primera responsabilidad es cumplir las órdenes del mandante, va a obligar al importador y exportador en la medida de lo que haya sido autorizado.

Paralelamente entre el despachante y el servicio aduanero se genera una relación de derecho público, que es ser auxiliar del servicio aduanero y a esto le dan una importancia grande, ya que para la aduana le es fácil tratar con un profesional.

Los requisitos para actuar en aduana son: presentar acreditación como despachante, presentar documentos que acreditan que es representante con un poder general otorgado y un poder especial. Si el despachante no presenta la documentación que acredita que es representante, la aduana le permite actuar a nombre propio, de esta manera si hay confianza con el despachante podrá liberar la mercadería en el momento sin esperar a que se presente con el poder en mano.

Conclusión:

El despachante de aduana es un profesional que representa a terceros para toda la operatoria del comercio internacional ante el servicio aduanero y como tal debe tener acreditado su profesión. Adquirir los conocimientos no le será suficiente para ejercer la profesión, sino que hay requisitos que debe cumplir para desempeñarse como agente auxiliar de comercio internacional.

El despachante, realiza tareas muy técnicas y de mucha responsabilidad, por lo que se considera indispensable contar con sus servicios y su asesoramiento. Si se desempeña correctamente, y con esto nos referimos, cuando tiene que valorar, verificar y controlar la entrada y salida de mercaderías será un despachante sin problemas ejerciendo una importante carrera. De lo contrario, si algo sale mal tendrá que pagar multas o en el pero de los casos cuando la aduana tenga dudas se le quitará la matricula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *