14 julio, 2024

El liderazgo es un tema que en tiempos recientes se ha estudiado mucho, pero que como veremos más adelante no es un estilo organizaciónal que muchas empresas hayan adoptado, puesto que no es nada fácil encontrar a un líder verdadero capaz de sacar adelante todo una organización.

Las personas han estudiado el concepto de liderazgo enfocado a las características, habilidades, actitudes, etc., inherentes al líder y su contribución en el desarrollo de la organización.

Se define el liderazgo como un proceso interpersonal en el cual los administradores tratan de influir en el personal para que logren metas de trabajo prefijadas.

Las organizaciones dependen, para crecer y perdurar del liderazgo de sus dirigentes y esto es válido para las que tienen fines de lucro y las que no.

Es claro que sin un buen líder los trabajadores de una organización no podrán sacar adelante los objetivos de venta, y sin el cumplimiento de éstas simplemente la organización fracasará, la tarea  en la organización no es nada fácil, hacer que todo un grupo de personas se integre y trabaje en equipo lleva a tener una buena comunicación, empatía, voluntad y compromiso con los colaboradores, es claro poder ver qué líder no es toda persona que dirige una organización, sino aquel que puede influir en las personas para juntos lograr el objetivo en común.

La creación de cultura tiene lugar de tres modos:

  • contratar y conservar a los subordinados que piensan y sienten del mismo modo de los líderes.
  • adoctrinan a sus subordinados y los adaptan a su modo de pensar y sentir.
  • su propio comportamiento es un modelo de misión que alienta a los subordinados a identificarse.

Es decisivo reconocer que si la organización tiene éxito y este se atribuye al líder, la entera personalidad de éste se incorpora a la cultura de la organización. Pero los líderes también pueden crear organizaciones “neuróticas”, que vivan con grados de conflicto y exhiban modelos desiguales de buenas y malas conductas.

Por eso, hacer que toda una organización se integre y cumpla con los objetivos necesita de líderes que puedan influir en las personas para que éstas puedan ser capaces de sentirse parte de la organización y cumplir con sus objetivos designados, es como ser parte de una familia, uno siempre quiere lo mejor para todos por lo que siempre se esfuerza para estar bien consigo mismo para poder estar bien con los demás, generando de esta manera armonía y eficacia dentro la misma.

Podemos conocer a un verdadero líder cuando de alguna manera sus colaboradores rinden siempre con un desempeño superior, un líder no es grande por su poder sino por su habilidad de poder influir en los demás, es indispensable que las organizaciones adopten el liderazgo como estilo de organización para hacer frente a las distintas dificultades que se presenten día a día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *