Inicio Accidentabilidad en Estadísticas
Array

Accidentabilidad en Estadísticas

La SRT (Superintendencia de Riesgos del Trabajo) realiza informes y estadísticas anuales y mensuales sobre diferentes aptitudes laborales con el fin de contabilizar y visualizar la efectividad de las medidas llevadas a cabo tanto por ellos como por las ART, los empleadores y los trabajadores en conjunto.

A continuación se hará una pequeña lectura de los resultados obtenidos con respecto a los empleadores con trabajadores siniestrados en la provincia de Buenos Aires, entre Julio y Diciembre del 2014 y 2015.

En una primera instancia de observación, y sin un óptimo análisis de los valores, se podría afirmar que hubieron más accidentes durante el 2014 que en el 2015. Y efectivamente, si observamos los valores de los 6 meses transcurridos, podemos afirmar que durante el año 2014 hubieron un total de 51.571 accidentes, mientras que en el 2015 hubieron 51.408 accidentes respectivamente. Si bien hubo una diferencia notable en baja entre ambos valores, todavía hay un promedio de 8.581 trabajadores que sufrió algún tipo de accidente en la provincia de Buenos Aires.

Teniendo en cuenta que los valores del 2016 y 2017 serán publicados en el futuro, y a partir de los resultados observados hasta el momento, hay altas probabilidades de que los valores serán similares a los ya obtenidos en años anteriores ya que hay un valor promedio entre los accidentes del 2014 y 2015.

¿Por qué estos valores son tan altos? En primera instancia vale aclarar que los valores observados en el gráfico son un total de trabajadores siniestrados en la provincia, en este caso sin especificar el tipo de actividad realizada por los mismos. También hay que considerar que detrás de esos valores hay factores de tipo organizacional, humanos, físicos del lugar de trabajo y otros tantos factores igualmente importantes.

Principalmente los accidentes no sólo traen un costo socio-económico para el trabajador, sino también para el empleador. Para el trabajador representa una disminución de ingresos y un aumento de gastos a nivel asistencial, en el caso de no tener una ART. Para el empleador representa pérdidas de productividad y/o calidad, sustitución del trabajador en baja, complementos salariales e indemnizaciones.

Sin embargo, lo más importante es el costo humano que representa la pérdida de salud, autonomía personal y calidad de vida. De esta forma toda la prevención que se pueda realizar para el trabajador, es considerada como de suma importancia.

Artículo anteriorcatering patagonico
Artículo siguienteMedidas estadisticas

Reservá tus vacaciones

Fotografía