21 junio, 2024

 

         En estos párrafos, les contaré sobre los elementos de protección personal de uno de los trabajos más arriesgados, ya que si no se tienen en cuenta estos elementos, correrá riesgo no solo su vida, sino también la de los que intenta protege.

                    Para los profesionales Bomberos, es importante tener en condiciones todos sus elementos de protección personal, pero uno de los fundamentales es el CASCO DE INCENDIO; en el comienzo de esta profesión, se usaban cascos, construidos de una mezcla de material de plástico reforzado con vidrio, del tipo de Modelo Americano, con Nervadura superior, Protector de nuca, Arnés de doble suspensión con ocho anclajes y triple regulación ya sea de diámetro, profundidad, prensa-nuca, el cual daba una gran ventilación interior y suspensión para amortiguar golpes, así como también contaba con barbijo de cinta tejida en material sintético regulable, hebilla y anclajes plásticos, los cuales permiten acoplarse al arnés y mentonera regulable inyectada en termoplástico flexible y resistente, de fácil adaptación a diferentes tipos de contorno facial y cubrenuca con tela ignífuga. Este casco es resistente al impacto, penetración y alta temperatura, según lo indican las Normas IRAM N° 3620, pero sin embargo no contaba con una buena protección visual.

 Por ese motivo, evoluciona al casco que se usa hoy en día que cuenta con una cáscara exterior la cual está fabricada en plástico reforzado con fibra de vidrio, conformando una estructura altamente resistente a los impactos y a los agentes químicos. Su interior está formado por una copa de poliuretano expandido, para una total absorción tanto de la energía, como aislamiento térmico; dicha copa tiene una cobertura interior, lo que le otorga una alta resistencia junto a los elementos antes mencionados. El casco se sujeta a la cabeza por medio de un arnés regulable a cremallera y una mentonera que se adapta a la posición deseada. La estructura es solidaria a una suspensión de alta tracción combinado con un forro interior anatómico. Por ultimo un visor de policarbonato con su borde superior reforzado da cobertura al rostro y un protector de tela ignífuga hace lo mismo con el cuello y oídos conformando un conjunto de gran diseño y confort. Todos los elementos textiles llevan un tratamiento de ignifugado y todos los repuestos están al alcance del usuario. El visor tiene regulaciones laterales que permiten subir o bajar el mismo.

                        Sin embargo, el casco de incendio sigue evolucionando hasta los que se usaran en un futuro en la Argentina el modelo F1: este es el casco usado por los cuerpos de bomberos de toda Europa. Posee una óptima protección del cráneo, la cara y la nuca. El F1 ofrece excelente absorción de impactos, cuenta con pantallas que se extraen del casco cuando precisamos protección contra proyecciones y resplandor, y adicionalmente posee una gafa protectora en trabajos rutinarios. Es un casco de bombero que ofrece una pantalla protectora de reflejos y calor, gafas de protección adicional, se suman accesorios como cubrenucas, lámparas casco y sistemas de comunicación por radio. Toda esta evolución durante los años de estudio para mejorar la protección craneal de los Bomberos fueron regularizados y normados por las NORMAS IRAM 3620 y la NFPA (National Fire Protection Association); Gracias a estos avances, se puede entrar seguro a un incendio o derrumbe ya que el cráneo de nuestros bomberos están perfectamente cuidado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *