12 julio, 2024

En lo que es la aldea global que comprende nuestro planeta, el comercio es tan pequeño como la palma de la mano, realizándose constantemente intercambios comerciales entre distintos países, dividiéndose la obtención de distintas materias primas y la producción que es llevada a cabo por las distintas compañías en sedes de distintas partes del mundo, siendo conocidas como empresas multinacionales.

Este rol que ocupa el comercio exterior está relacionado con el establecimiento de políticas comerciales por parte de los distintos Estados, que pueden agruparse en zonas de comercio como el NAFTA o el Mercosur, o bien mediante de acuerdos de intercambios de materias primas o productos elaborados, garantizando un movimiento monetario y buscando un funcionamiento de la economía.

Es por eso que en un país el comercio exterior forma parte como una pieza fundamental de la estabilidad financiera, teniendo por un lado un ingreso de dinero al país mediante la exportación de productos, lo que genera no solo una importante operación comercia por parte de la compañía exportadora, sino también mediante el pago de los impuestos de exportación, siendo estos fijados mediante leyes y normativas que retienen un porcentaje aplicado al monto total de la transacción.

Es posible también contar con compañías extrajeras que buscan invertir en el país con el objeto o bien de captar una gran cantidad de clientes mediante la venta directa de sus productos, o bien poder establecer una sede comercial basándose en la obtención de materias primas o brindar fuente de trabajo a un menor costo, logrando una sectorización del trabajo en torno a buscar un menor costo.

La regulación de las importaciones y exportaciones está dada mediante las políticas de Estado que aplican restricciones e impuestos, actuando como ente regulador de los precios y costos dentro del mismo país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *